Producción de chiles poblanos en riesgo | Newsweek México


Producción de chiles poblanos en riesgo



POR: CAROLINA GALINDO

Tlanalapan. Se registra anualmente en algunas regiones del país, entre los meses de julio y agosto con una duración de 40 días, el termómetro puede alcanzar hasta los 45 grados centígrados, lapso en el cual disminuye la probabilidad de lluvias y aumenta la temperatura. Le hablo de la canícula, fenómeno climático que comienza a dañar cosechas.

Pero veamos de qué estamos hablando.

San Rafael Tlanalapan, cuna de la producción del chile poblano, base principal para la elaboración del platillo que sedujo el paladar de Agustín de Iturbide, resulta ser la siembra en riesgo debido a las fuertes temperaturas que se han comenzado a registrar.

Sixto Palomares Vargas, representante de los productos de chile poblano, dijo durante una entrevista con PUNTUAL que este año “la canícula vino sumamente seca”.

El agricultor señaló durante la charla que si bien el cultivo de chile poblano requiere una cantidad de agua menor a los otros productos, el exceso de calor podría no ser tan favorable para las más de 500 hectáreas que este año se sembraron.

La canícula es la temporada del año cuando más suben las temperaturas y para la producción agrícola en general representa un riesgo, pues se deshidratan las plantas.

De hecho, aseguró que este fenómeno climatológico se extenderá hasta a mediados de agosto caracterizándose por la reducción de lluvias y altas temperaturas, aunque confía que la producción del picante pueda superar las 400 toneladas.

Refirió que en el caso del chile poblano que se siembra por sistema de riego de goteo ya está en un 70 por ciento, sin embargo, más de la mitad de las 500 hectáreas que son de temporal son las que pudieran estar en riesgo con la canícula.

El también representante de los productores de chile poblano y presidente del Comité de la Feria del Chile Poblano, abundó que en Tlanalapan, este año, se sembraron 500 hectáreas de chile poblano y de acuerdo con la cosecha de 2017 se obtuvieron 4 mil toneladas, que esperan igualar o superar si las condiciones lo permiten.

“Con la canícula no se puede trabajar la tierra, se va a fumigar pero nada más, los próximos días nadie trabaja, no se mueve la tierra y las plantas no se desarrollan y más si no llueve, no podemos anticipar cómo será, esperemos no dañe mucho”, dijo.

Igualmente, debe saber que los efectos de la canícula son más evidentes y se dejarán sentir en estados como Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Estado de México, Morelos, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y una parte de San Luis Potosí.

Explicó además que la planta no tiene el tamaño que debería, toda vez que con las granizadas de hace meses se afectó el desarrollo de los chilares, sin embargo, aún se podría componer, pero dependen de qué tanto se vea afectada con el intenso calor.

Solo como dato extra, el precio del chile poblano osciló entre los 20 y 25 pesos, hace un año, en estas fechas, será de 15 a 20 pesos, y no se espera un aumento mayor.

Por otra parte, refirió que la Feria del Chile Poblano se realizará en San Rafael Tlanalapan el 25 y 26 de agosto previendo 20 mil visitantes, pues hace un año recibieron a 14 mil.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.