Luis Miguel, la serie: el tijuanense que escogió al Sol | Newsweek México


Luis Miguel, la serie: el tijuanense que escogió al Sol



Detrás de Luisito Rey, Marcela y las interpretaciones del actor Diego Boneta en el papel del Sol de México, cantando “Culpable o no”,  hay un talento tijuanense. Él es Luis Rosales.

Bajacaliforniano de nacimiento, su nombre aparece en la serie más exitosa del momento como director de casting de “Luis Miguel, la serie”, la producción de Netflix que ha unido a todos los mexicanos en una suerte de fiesta nacional todos los domingos.

“Nunca fui un fan (de Luis Miguel); ahora después de la serie creo que lo soy, no sólo soy fan sino un gran admirador de todo lo que fue”, dice Rosales.

Su acercamiento con las artes dramáticas fue en la preparatoria CBTIS 116 de Tijuana. Hoy, el joven 37 años se ha especializado en la dirección de casting, continúa actuado e imparte talleres sobre perfeccionamiento actoral.

Antes de la serie de Luis Miguel, trabajó en la película Las Elegidas, de David Pablos, pero su trayectoria va más allá.

Más que actor, Luis prefiere contar historias y le apuesta a una buena selección de actores. Uno de ellos, de los más recordados cada semana, es el papá de “Mickey”.

Sin embargo el tijuanense nunca esperó que su casting convirtiese a Luisito Rey en el personaje más odiado del ideario colectivo mexicano actualmente, mucho menos que surgiera toda una mercadotecnia, camisetas y memes alrededor suyo por iniciativa del público.

“Creo que nadie lo imaginó. Siempre supe que era un personaje antagónico extremadamente importante y que necesitaría a un actor con todas las herramientas necesarias para poder llevarlo a niveles inimaginables”, detalla.

Su agenda no le permite tomar un descanso, es por eso que accede a esta entrevista para Newsweek en Español Baja California, entre un avión y otro.

La entrevista ha sido editada por cuestión de espacio, pero el sentido de las respuestas se conserva.

Para Luis Rosales, director de casting de la serie, cuando el personaje te hace imaginar y recordar, se produce magia. Foto: Cortesía

 

-Has participado en varias producciones. ¿Cuál es tu formación, que vas de la actuación a convertirte en director de casting de películas exitosas?
-Vengo de una formación completamente teatral y actoral. La artes escénicas, en especial el teatro y la danza han sido parte importante de mi formación. Desde mis inicios en Tijuana, mi interés siempre ha sido el “contar historias”, amo contar buenas historias y ayudar a otros a contarlas de la mejor manera que esté en mis manos. Para mí es igual de importante estar al frente de la cámara interpretando a un personaje que estar detrás de ella seleccionando talento para una producción de cine o de televisión. Al final sigo haciendo lo que siempre me ha apasionado e interesado: contar historias.

¿Qué objetivos te planteaste para “Luis Miguel, la serie”?
-Ningún proceso de casting es fácil; por más sencilla que sea la historia siempre existen retos. Pero en este proyecto había muchos retos importantes que cumplir. Para mí el objetivo más importante siempre fue tener excelentes actores, sin importar si era la primera vez que actuaban en su vida o tenían el currículum más grande. Defender el talento, la química entre actores/personajes y la veracidad; es decir, si un personaje es de nacionalidad española conseguir actores españoles, si es de nacionalidad italiana proponer actores italianos, si el personaje canta, que el actor o la actriz cante de verdad, si el personaje está inspirado en alguna figura pública que el parecido físico y/o energía nos pueda remitir a lo que tenemos en la memoria colectiva.

¿Cómo hacer coincidir los personajes de esta serie con la vida real?
-La química entre actores y la calidad interpretativa, pero si esto venía unido con algún parecido físico y/o energía que remitía a la memoria de lo que fue y me hacía recordar… sucedía magia.

“Luis Miguel, la serie” tiene personajes que ya están formados en el ideario colectivo de los mexicanos, ¿cómo seleccionaste a los niños que han realizado el papel de Luis Miguel?
-Se realizó un proceso de casting muy largo y exhaustivo en México, España y Estados Unidos. Incluso se pensó en la posibilidad de ampliarlo a Argentina pero al final no fue necesario. Al ser nuestro personaje protagónico, era necesario cuidar todos los detalles; no solo el físico si no la energía, la forma de moverse, la manera de hablar y de cantar en las diferentes etapas de su vida, la mirada, la química con sus compañeros actores. En este caso se buscó hasta por debajo de las piedras y al final quedé muy satisfecho con el resultado. Izan Llunas y Luis De La Rosa junto con Diego Boneta hacen un trabajo en equipo excelente.

¿Qué características buscabas en el personaje de Luisito Rey? Este personaje ya es parte de la comunidad mexicana, representante de lo malo, corrupto, un padre que maltrataba a su hijo, ¿pensaste en todo esto?
-Nunca imaginé que tuviera el alcance que ha tenido con los espectadores, creo que nadie lo imaginó. Siempre supe que era un personaje antagónico extremadamente importante en la historia y que necesitaría a un actor con todas las herramientas necesarias para poder llevarlo a niveles inimaginables. Y cuando buscamos a Oscar Jaenada para hacerle unas pruebas de casting en España, no hubo duda de que era el actor ideal para este personaje. Es como te mencionaba, cuando existe el talento, la química entre actores, el parecido físico, te hace sentir,  imaginar y recordar, se produce magia.

Luis Rosales no imaginó que personajes como Luisito Rey tuvieran tal alcance con los espectadores. Foto: Cortesía

Las mujeres de Luis Miguel, ¿cómo las elegiste? ¿Diste tú, la última palabra de los actores?  
-Para todos los personajes en la serie se realizaron pruebas de casting con diferentes etapas y procesos dependiendo el personaje. Todos los actores de esta serie pasaron por este proceso antes de ser seleccionados y posteriormente contratados. La última palabra o decisión final de qué actriz o actor interpretará a determinado personaje es mucho más compleja y muchas veces la decisión no depende de una sola persona ya que se deben poner en la balanza muchos temas importantes dentro de una producción.

¿Cómo le dieron el papel protagónico a Diego Boneta y por qué?
-Como te decía, todos los actores de la serie pasaron por algún proceso; la única diferencia con Diego fue que entró en una etapa muy anticipada del proyecto, cuando aún no existían ni los guiones y la serie se encontraba en etapa de desarrollo. Fue el primer actor contratado por la producción. Diego es un actor muy talentoso, muy bien preparado y súmale que es cantante, ¿qué más puedes pedir? Aparte de todo es un hombre disciplinado, apasionado de su profesión y gran ser humano. Para mí fue un privilegio conocerlo y verlo prepararse para el personaje siempre con mucha pasión, respeto y disciplina. Creo que Diego tiene una gran carrera por delante y seguramente lo seguiremos viendo en muchas grandes producciones muy pronto.

-¿Qué piensas de Luis Miguel?
Yo solo te puedo hablar del artista porque no lo conozco personalmente, aunque siento como si lo conociera después de trabajar en la serie. Su música marcó gran parte de mi infancia y adolescencia pero honestamente nunca fui un “fan”, ahora después de la serie creo que lo soy, no solo un fan si no un gran admirador de todo lo que fue y espero con ansias todo lo que nos pueda compartir de su talento en el futuro.

-Estás preparando una serie, de nuevo para Netflix. Cuéntanos de estos proyectos.
Sí, el 10 de Agosto se estrena por Netflix “La Casa de las Flores”, escrita y dirigida por Manolo Caro. Aquí también tuve la oportunidad de colaborar realizando la dirección de casting del proyecto y estoy seguro que al público le va a gustar mucho.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.