Arranca TED 2018 The Age of Amazement: epicentro de la inspiración




Por cinco días el centro de convenciones de Vancouver, Canadá, será la sede de TED 2018: The Age of Amazement (La era del asombro), el escenario principal de la plataforma de contenidos que ha conquistado al mundo con sus pláticas de inspiración traducidas a más de 110 idiomas. Newsweek en Español charló con su director y curador, Chris Anderson, y con el director de TED en español, Gerry Garbulsky.

Foto: Iván Carrillo

Vancouver, CA.— “Un pequeño patrón que sucede dentro del cerebro, y que moldea la forma cómo entendemos el mundo”. Así define una idea Chris Anderson —la mente detrás de TED— la plataforma de contenidos que inició promoviendo ideas de tecnología, entretenimiento y diseño en 1984, pero que se transformaría en el emblemático escenario delimitado por el círculo rojo en el 2000 gracias a la visión del propio Anderson.

Hijo de ingleses que ejercieron como médicos misioneros, Chris Anderson nació en 1957 en una pequeña aldea en Paquistán. El también periodista y editor —entrevistado en días pasados vía Skype— señala que existen dos grandes categorías de ideas que tienen cabida en TED. Por un lado, aquellas que nos permiten tener una mejor comprensión de cómo funciona el mundo, y que nos hacen más sabios. Por el otro, aquellas que, nacidas de una cualidad exclusivamente humana, nos plantean cómo debería ser el mundo: “Creamos entonces un patrón de la realidad para transformarla, compartimos esos sueños entre nosotros. A partir de esas ideas trabajamos juntos para hacerlos realidad (los sueños)”.

Chris Anderson, la mente detrás de TED. Foto: AFP

Durante sus primeros años de vida, Anderson recorrió Paquistán, India y Afganistán atestiguando la ayuda que sus padres brindaban a quienes la necesitaban. Un hecho que, admite, pudo haber influido en su quehacer actual: “Ciertamente mis padres creían que la vida se trataba de hacer cosas más grandes de lo que uno es. Creo que es algo que tiene que ver con lo más profundo, con el significado de la vida. Dejar de preguntarse qué necesito yo, y preguntarse qué necesita otra gente o qué necesita el mundo”.

Actualmente, TED es una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York, cuya misión es diseminar las ideas valiosas (Ideas Worth Spreading). La plataforma se ha extendido en diversos formatos que van, desde un sitio que aloja más de 2700 charlas, y que suma a la fecha más de 11 mil millones de reproducciones (a un ritmo de 230 millones al mes), libros y poadcast, hasta conferencias presenciales en diversos formatos, como las organizadas independientemente con el consentimiento de uso de marca, conocidas como TEDx, y que ya superan las 23 mil ediciones.

En ese universo, Vancouver es el escenario principal para la inspiración. Este año la curaduría The Age of Amazement —que arranca esta tarde del 10 de abril— apuesta por una reflexión en torno al futuro donde el asombro debe ser entendido desde muchas perspectivas. Así lo explica Anderson: “No se trata únicamente del asombro que nos provoca lo deslumbrante. Sino de una narrativa más amplia que incluye otros significados como lo que puede ser lo asombrosamente terrible”, afirma.

Foto: Iván Carrillo

The Age of Amazement contará con la participación de 1,500 asistentes de 57 países en un programa que durante cinco días escuchará a más de 100 oradores. Entre ellos destacan la presidente y COO de SpaceX, Gwynne Shotwell; la actriz y activista Tracee Ellis Ross, el psicólogo canadiense, Steven Pinker, la ministra de Ciencia de Canadá, Kirsty Duncan, el cosmólogo del MIT Max Tegmark, y el cofundador de Netflix, Reed Hastings.

“Una idea comienza con el hecho de compartirse. No importa el tema, difundirla significa hacerla avanzar”, dice Anderson para quien TED es “una plataforma de medios que se esfuerza por ser una voz de sensatez, razón y visión en un mundo cada vez más polarizado”.

TED EN ESPAÑOL: MI VOZ ES IMPORTANTE

No basta la estandarización del formato de las pláticas TED y el ejército de más de 30 mil traductores voluntarios con que cuenta la organización para llevar las ideas a todo el mundo. “Hay que partir en busca de las ideas en la lengua original”, dice Gerry Garbulsky, director de TED en Español quien afirma que “Si realmente queremos tener un alcance global, no nos alcanza con tener pláticas en inglés, sino que hay que ser multilenguaje en varios aspectos. El primero en la búsqueda de las ideas. Hay ideas que, en otro lugar del mundo, son distintas que las que hay en el mundo de habla inglesa. Por que se ve el mundo de otra manera, porque se entiende de otra manera”.

Nacido de las filas de TEDx, Garbulsky organizó el evento de TED en español —TEDxRiodelaPlata— más grande del registro de la organización al reunir a 10 mil asistentes, en Buenos Aires. Eso le abrió la puerta para que Anderson lo impulsara a conquistar el mundo de habla hispana. El primer gran hito de esta aventura sucedió apenas el año pasado, cuando el escenario principal, también en Vancouver, contó con un segmento enteramente en español en el que participaron el cantante y medico uruguayo, Jorge Dextler, la política colombiana-francesa, Ingrid Betancourd, y el periodista mexicano Jorge Ramos.

Para Gerry Garbulsky el mundo hispano está hambriento de ideas. Aunque reconoce que la cultura anglosajona juega con una ventaja cuando hablamos de exponer las ideas ya que, en general, en su curriculum educativo formal “incluye temas de oratoria y de expresión de las ideas. Los gringos desde pequeños hacen debate. En cambio nuestro modelo educativo, en general —aunque obviamente hay muchas excepciones— tiende a darle menos prioridad a esto”.
De hecho, a finales de abril se lanzará el poadcast de TED en Español.

Foto: Iván Carrillo

Y es que TED está teniendo un impacto importante en el mundo en español. “El impacto cuantitativo se refleja en la cantidad de gente que está viendo y compartiendo el contenido en todos los formatos(…), y cómo esos contenidos se están usando en empresas y gobiernos, y escuelas, en todos los lugares donde compartir ideas es algo importante”, reconoce Garbulsky.

Aunque el impacto que a él le inspira más es el cualitativo. A este respecto, alude al programa Clubs TED Ed, una iniciativa que busca formar estudiantes de secundaria dentro del formato de charla TED a través de la capacitación para que los alumnos transiten por entrenamientos parecidos a los oradores de TED: “Un niño nos dijo: Por fin en mi escuela, mi voz es importante. Yo he pasado por mi educación escuchando y después repitiendo lo que escuchaba. En los Clubes TED Ed yo pude encontrar una idea, pude encontrarla, pude contarla y saber que en mi escuela había gente interesada en lo que yo había pensado”, concluye.

***

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.