Jay, el niño de 7 años que pudo comer por primera vez tras cinco trasplantes de órganos


Jay, el niño de 7 años que pudo comer por primera vez tras cinco trasplantes de órganos

nino-7-anos-cinco-trasplantes


Jay Crouch, un chico de 7 años que vive en Reino Unido, se convirtió en el primer niño sometido a un trasplante de cinco órganos en una sola operación.

Un equipo de 12 médicos en el Birmingham Children’s Hospital en West Midlands, Reino Unido, operó a Crouch durante 10 horas para implantarle un hígado, dos riñones, un páncreas y el intestino.

Luego de su cirugía en marzo, el niño de siete años pudo ingerir alimentos por primera vez en su vida, según un comunicado divulgado por el hospital. Ahora está en casa, recuperándose con su familia.

Crouch, de Market Harborough, Leicestershire, fue diagnosticado con síndrome de intestino corto cuando tenía seis semanas de edad. La condición causó que su intestino delgado se retorciera y ​​desencadenó complicaciones con sus riñones y otros órganos vitales. Como resultado, nunca había comido ni digerido alimentos antes del procedimiento, y en su lugar fue alimentado por vía intravenosa durante toda su vida.

A medida que los órganos del niño lucharon para hacer frente a los constantes tratamientos necesarios para aliviar sus síntomas, los médicos dijeron que la cirugía sería su mejor opción para sobrevivir.

Crouch actualmente se alimenta principalmente a través de un tubo que va desde su nariz hasta su sistema digestivo, pero puede comer pequeñas cantidades de comida. Los médicos esperan que pueda comer normalmente en los próximos años.

LEE TAMBIÉN: ¿Quién es Jérôme Hamon? El primer hombre del mundo en recibir doble trasplante de cara

James Neuberger, fideicomisario de la organización benéfica de donación de órganos Transplant Sport y consultor de trasplantes en el Queen Elizabeth Hospital Birmingham, dijo a Newsweek: “Este es otro ejemplo del gran potencial que el trasplante tiene para salvar y mejorar vidas. Aplaudimos la valentía de Jay y su familia, la generosidad y el altruismo de la familia de donantes y las habilidades de los médicos involucrados en la atención”.

Crouch dijo en un comunicado: “Quiero agradecerle a mi madre por cuidarnos a mí, a mi abuela y a mi abuelo, que me han estado diciendo todos los días que estoy mejorando”.

La madre de Crouch, Katie Freestone, de 28 años, dijo: “Estamos absolutamente sorprendidos del increíble progreso que ha logrado Jay en un lapso relativamente corto. Poder regresar a casa es fantástico ya que significa que finalmente podemos volver a nuestra propia rutina y Jay puede sentirse cómodo en su propio espacio”.

Al reconocer al difunto donante de órganos de su hijo, Freestone dijo: “Tampoco hay suficientes palabras para agradecer al donante y a su familia, y aunque estamos encantados de que Jay haya tenido esta oportunidad, también somos increíblemente conscientes de la tristeza y tragedia que otra familia tuvo que soportar para que esto sea posible”.

Khalid Sharif, cirujano consultor y líder de trasplantes que operó en Crouch, dijo: “Es increíblemente raro que muchos de estos órganos se trasplanten con éxito de una sola vez y muestra la diferencia que los donantes de órganos tienen en la vida de los demás. Sin la generosidad y el altruismo de los donantes, sus familias y seres queridos, tales procedimientos para salvar vidas simplemente no podrían llevarse a cabo”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.