Caravana migrante desiste de llegar a frontera con EE. UU.


Caravana migrante desiste de llegar a frontera con EE. UU.



El “Viacrucis Migrante” de más de 1,000 centroamericanos que recorre México y que ha enfurecido al presidente estadounidense Donald Trump terminará su recorrido en la capital mexicana y no en la frontera con Estados Unidos, informó este miércoles la ONG Pueblo sin Fronteras.

“Nuestro trabajo termina en Ciudad de México y si otras personas necesitan acompañamiento, tenemos equipo de apoyo en la frontera, pero ellos tendrán que viajar por su cuenta”, dijo a la AFP Irineo Mujica, director de Pueblo sin Fronteras, que desde 2010 realiza este simbólico viacrucis para visibilizar el drama de los migrantes a su paso por México.


Decenas de migrantes centromericanos que viajan en la caravana, que se encuentra desde el fin de semana en la comunidad de Matías Romero, Oaxaca, se preparaban ya para seguir por su cuenta el recorrido, algunos de ellos con visas para transitar por México durante 30 días.

Este año, explica Mujica, la principal dificultad ha sido el número de personas pues arrancaron con cerca de 1,500 en Tapachula, fronteriza con Guatemala, el 25 de marzo. La intención inicial era llegar a la frontera, pero la dimensión de la caravana los ha superado, reconoció Mujica.

“Viajan demasiados niños, 450, hay muchos bebés y subirnos al tren, como hacíamos antes, sería una locura”, añade Mujica.

La furia de Trump

Desde que arrancó la caravana Trump no ha dejado de fustigar a México para detenerla y hasta analiza desplegar a la Guardia Nacional en la frontera. La madrugada de este miércoles el republicano advirtió que su administración estaría “tomando medidas enérgicas hoy”.

El presidente escribió en un tuit: “Nuestras leyes fronterizas son muy débiles, mientras que las de México y Canadá son muy fuertes. ¡El Congreso debe cambiar estas leyes de la era Obama y otras leyes AHORA!”


“Los demócratas se interponen en nuestro camino, quieren que la gente ingrese al país sin control … ¡CRIMEN! Vamos a tomar medidas enérgicas hoy”, agregó.

El martes, el presidente anunció planes de enviar tropas militares para proteger la frontera entre México y Estados Unidos hasta que se pueda construir su prometido muro fronterizo.

También advirtió que “la gran caravana de personas de Honduras, que ahora cruza México y se dirige a la frontera de nuestras ‘leyes débiles’, debería ser detenida antes de que llegue allí”, añadiendo una aparente amenaza para terminar con el acuerdo comercial del TLCAN que, desde su perspectiva, ha beneficiado a México.

“El TLCAN está en juego, al igual que la ayuda externa a Honduras y los países que permiten que esto suceda. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!” el escribio.

Sin un lugar seguro

Al Otro Lado, una organización que ofrece servicios legales transfronterizos a los inmigrantes, ha pedido voluntarios que se presenten en la frontera para “asegurarse de que [Aduanas y Protección Fronteriza] cumpla con la ley de apoyar a las familias refugiadas dispuestas a desafiar la detención para encontrar seguridad para sus hijos”.

La organización también ha tratado de explicar que el “derecho a buscar asilo está bien establecido en los Estados Unidos y en el derecho internacional”.


“Los participantes de la caravana no son ‘ilegales'”, dijo Al Otro Lado en un comunicado de Twitter. “Nuestros amigos de Pueblo Sin Fronteras simplemente están acompañando a los migrantes, al aire libre, que habrían hecho el viaje de todos modos. La organización está dirigida por inmigrantes, no hay nada ilegal”.

La organización dijo que a los abogados que ayudan a la caravana se les ha encomendado la tarea de explicar las leyes y procedimientos de asilo mexicanos y estadounidenses, “incluyendo la probabilidad de detención, enjuiciamiento y separación familiar en los EE. UU.”

Al Otro Lado dijo que alienta a los inmigrantes a solicitar asilo en México “si estarán seguros allí”.

“Desafortunadamente, muchos migrantes no estarán seguros si permanecen en México, o si ya recibieron el estatus de refugiados allí, pero sufrieron daños adicionales”, dijo la organización. “Animamos a estas personas a seguir los procedimientos legales para buscar asilo en los EE. UU., es decir, presentarse a CBP en un puerto de entrada”, agregó.

Muchos de los manifestantes en la caravana de refugiados hacia los Estados Unidos vienen de Honduras, donde las disputadas elecciones de noviembre llevaron a semanas de protestas callejeras y represión “brutal”, según el Grupo de Trabajo de América Latina (LAWG).

“Estados Unidos debería haber cortado toda la ayuda militar a Honduras debido a los asesinatos brutales de personas por parte de las fuerzas de seguridad hondureñas, la mayoría por la policía militar, que protestaba contra el fraude electoral después de las elecciones de noviembre de 2017”, Lisa Haugaard, directora ejecutiva de LAWG dijo en un comunicado.

“Estamos cosechando lo que sembramos en Honduras: el hecho de que la comunidad internacional, incluida Estados Unidos, no adopte una postura firme contra la represión está intensificando la crisis de derechos humanos en el país y contribuyendo a la salida de refugiados”, agregó Haugaard.


(Con información de Chantal Da Silva/ Newsweek y AFP)

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.