Putin dice que su pasado como espía lo ayudó para la presidencia rusa | Newsweek México


Putin dice que su pasado como espía lo ayudó para la presidencia rusa



Por: Lauren Gill

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que su “trabajo previo” como espía soviético para la agencia de inteligencia KGB lo preparó para su papel como jefe de estado.

Putin, que trabajó para la agencia secreta de seguridad soviética en Alemania Oriental y más tarde en Moscú, declaró a la prensa que ser un espía lo ayudó a liderar Rusia y que no ha alterado fundamentalmente su comportamiento, según The Moscow Times.

“Sí, estoy en primer plano, pero en mi vida anterior siempre traté de actuar como si estuviera siendo observado constantemente”, agregó Putin. “Es extraño, pero así fue como funcionó, tal vez debido a mi trabajo anterior”.

Putin sirvió en la agencia de inteligencia secreta entre 1975 y 1991, inicialmente como oficial en Alemania Oriental, donde su misión pudo haber sido reclutar al Partido Comunista de Alemania Oriental y funcionarios de la Stasi, robar secretos tecnológicos, encontrar información comprometedora sobre visitantes occidentales y viajar de incógnito a Alemania Occidental.

Cuando se derrumbó el muro de Berlín en 1989, se dice que Putin levantó un arma y evitó que los alemanes del este, recién liberados, saquearan la oficina de los espías rusos para obtener secretos sobre lo que los soviéticos y la Stasi habían hecho. Años después, Putin se vanagloriaría de su trabajo en Alemania del Este para reforzar sus credenciales para liderar a Rusia.

Después de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, Putin regresó a Rusia y fue nombrado jefe del Servicio de Seguridad Federal, que fue el sucesor de la KGB. El FSB, como se lo conoce ahora, se ha relacionado con la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 mediante el pirateo de sistemas informáticos y la difusión de noticias falsas. Las agencias de inteligencia estadounidenses acusaron a dos agencias de espionaje del Kremlin de piratear los correos electrónicos del Partido Demócrata y luego venderlos a WikiLeaks. El gobierno ruso negó esa afirmación, pero en junio Putin dijo que era “teóricamente posible” que pudiera haber sucedido.

También durante su aparición en el programa de televisión estatal ruso el lunes, elogió el programa por ser “no solo rico en información, sino que casi siempre lo fue y sigue siendo el abanderado de la fiabilidad”. La red en la que se ejecuta, Channel Uno, a menudo es criticado por difundir noticias falsas.

Putin busca un cuarto mandato como presidente ruso en marzo.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.