La “novela criminal" de Volpi revive el caso Cassez

La “novela criminal” de Volpi revive el caso Cassez, uno de los mayores errores de la justicia mexicana

Volpi


El escritor mexicano Jorge Volpi ganó este miércoles el Premio Alfaguara de novela 2018, por su libro “Una novela criminal”, la cual trata sobre el polémico caso de la detención de la ciudadana francesa Florence Cassez, ocurrida en 2005, que evidenció uno de los mayores montajes policiales de la historia moderna de México.

“Es una novela sobre la búsqueda de la verdad”, y que “reactiva el debate sobre nuestro sistema de justicia”, dijo Volpi, quien este miércoles se convirtió en el tercer mexicano en obtener este premio. Antes lo hicieron Elena Poniatowska y Xavier Velasco.

Volpi dijo en un mensaje a los medios que desea que sea el lector el que saque sus propias conclusiones “sobre la culpabilidad o inocencia de los personajes, pero también sus propias conclusiones sobre el sistema de justicia mexicano que parece no funcionar en ninguna medida”.

El “fascinante relato sin ficción” de Volpi profundiza en el caso de Florence Cassez, quien fue la protagonista de un importante caso legal que tuvo que ser desahogado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), instancia que ordenó en enero de 2013 liberar a la ciudadana francesa.

Cassez fue detenida el 8 de diciembre de 2005 junto a su expareja Israel Vallarta al sur de la Ciudad de México. Horas más tarde, la policía mexicano montó ante las cámaras de televisión una recreación de la captura, en la que fueron liberadas tres personas que presuntamente la pareja mantenía secuestradas.

La francesa fue inicialmente condenada a 60 años de prisión por secuestro. El caso implicó un importante diferendo entre México y Francia, en las presidencias de Felipe Calderón y Nicolas Sarkozy.

Tuvieron que pasar siete años para que la Corte mexicana determinara que el montaje de las autoridades mexicana representó importantes violaciones al debido proceso de Cassez y por ello ordenó su liberación.

Volpi explicó que la novela le requirió tres años de trabajo y reactivar sus conocimientos de derecho. Además, y para documentarse, entrevistó tanto a Cassez en el norte de Francia como a Israel Vallarta en prisión.

“[El caso] refleja en buena medida el proceder de nuestra policía y de nuestras autoridades judiciales”, dijo el escritor, que explicó que el mayor desafío para esta novela era “que no se puede creer nada de lo que dice el expediente” judicial, y que le costó sacar algo en claro dentro de “las enormes contradicciones entre la policías y los distintos funcionarios del sistema de justicia” mexicano.

El jurado declaró ganadora por mayoría a Una novela criminal porque rompe con todas las convenciones del género. “El autor coloca al lector y a la realidad frente a frente, sin intermediarios. En esta historia, el narrador es tan solo el ojo que se pasea sobre los hechos y los ordena. Su mirada es la pregunta, aquí no hay respuestas, solo la perplejidad de lo real”, dijo el jurado.

(Con información de AFP)

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.