Kane Gamble, el adolescente que se hizo pasar por mandos de CIA y FBI


Kane Gamble, el adolescente que se hizo pasar por mandos de la CIA y el FBI

Kane Gamble


Kane Gamble, un joven británico con autismo, es acusado de obtener acceso a las cuentas de comunicaciones de altos funcionarios de inteligencia de los Estados Unidos, como el jefe de la CIA, John Brennan, y el subdirector del FBI, Mark Giuliano, tras haberse hecho pasar por ellos desde su habitación en Coalville, en el centro de Inglaterra.

Gamble, quien tenía 15 y 16 años al momento de haber accedido a las cuentas, actuó porque estaba molesto “por la corrupción y la sangre fría del gobierno de los Estados Unidos”, de acuerdo con un tribunal que procesa el caso.

El joven es señalado de haber fundado Crackas With Attitude (CWA), que se adjudicó los ataques a numerosas cuentas de correo electrónico y teléfono de funcionarios estadounidenses. Este grupo empleaba la llamada “ingeniería social”, la manipulación de centros de llamada para obtener información confidencial y luego emplearla para explotar cuentas.

Según los informes, el adolescente obtuvo varios documentos confidenciales de la bandeja de entrada privada del jefe de la CIA, John Brennan, que se referían, entre otras cosas, a operaciones militares y operaciones de inteligencia en Iraq y Afganistán, según dijo el fiscal John Lloyd-Jones.

Gamble también obtuvo acceso al Portal de Intercambio de la Fuerza Pública del FBI, utilizando las credenciales de Mark Giuliano.

Otros de sus objetivos fueron la asesora adjunta de seguridad nacional del expresidente Barack Obama, Avril Haines, su asesor científico y tecnológico senior, John Holdren, el entonces secretario de seguridad nacional Jeh Johnson y la agente especial del FBI Amy Hess.

Una televisión por cable de Comcast y una cuenta de banda ancha pertenecientes a James Clapper, director de inteligencia nacional bajo el presidente Barack Obama, también fueron atacados, reportó The Independent.

Para obtener los datos personales de sus víctimas, Gamble se hizo pasar por ellos engañando a los empleados de compañías como Comcast y Verizon para que divulgaran sus datos personales. Posteriormente usó los números de teléfono que obtuvo para llamar y burlarse de sus víctimas y sus familias y tomar el control de sus dispositivos.

La información obtenida se filtró a varios sitios web, incluido WikiLeaks.  

Gamble fue detenido en su domicilio el 9 de febrero pasado a petición del FBI. SE declaró culpable en octubre pasado una corte de Leicester de ocho cargos por realizar una función con la intención de asegurar el acceso no autorizado a computadoras y dos cargos de modificación no autorizada de material informático. Aún espera su condena.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.