Reloj del Juicio Final: COVID-19, armas nucleares y cambio climático lo tienen al filo de la medianoche | Newsweek México


Reloj del Juicio Final: COVID-19, armas nucleares y cambio climático lo tienen al filo de la medianoche



RECONOCIDOS expertos han colocado el reloj del Juicio Final en su punto más cercano a la medianoche durante este 2021, y asimismo han señalado una continua preocupación ante el más alto nivel de riesgos, hasta ahora, para la existencia de la humanidad.

Miembros del Boletín de Científicos Atómicos revelaron la deliberación para 2021 del simbólico Reloj del Juicio Final en un acto virtual realizado esta semana. El reloj fue colocado a 100 segundos, sin cambios con respecto a 2020, que fue la última vez en que se modificó el horario desde la creación del reloj, en 1947.

El Boletín fue establecido dos años antes por el famoso físico Albert Einstein en respuesta a los primeros bombardeos atómicos de la historia lanzados por Estados Unidos al final de la Segunda Guerra Mundial.

La amenaza para la supervivencia de la humanidad es aún mayor en la actualidad, según descubrieron los expertos del grupo, y muchos de ellos encontraron que Estados Unidos ha desempeñado una función única al poner en riesgo el mundo como lo conocemos.

Entérate: Posponen el juicio final… por tercera ocasión

Además de los problemas nucleares y ambientales, en la dramática decisión de 2020 se previeron las fallas para hacer frente de manera suficiente al cada vez peor brote de COVID-19, que en ese momento apenas comenzaba a atraer la atención del mundo.

El reloj se centra tradicionalmente en el riesgo nuclear, en el cambio climático y en las nuevas tecnologías de transformación, pero también incluye otros riesgos para la humanidad.

Rachel Bronson, presidenta y directora ejecutiva del Boletín de Científicos Atómicos, señaló el COVID-19 como un indicador de que el mundo aún está preocupantemente mal preparado para hacer frente a amenazas potencialmente apocalípticas.

“Las manecillas del Reloj del Juicio Final permanecen a 100 segundos antes de la medianoche, que es lo más cerca de esa hora de lo que han estado jamás”, dijo Bronson en una declaración enviada a Newsweek. “La mortal y atemorizante pandemia de COVID-19 sirve como una ‘señal de alerta’ histórica, como un ejemplo vivo de que los gobiernos nacionales y las decisiones internacionales no están preparadas para manejar las amenazas que verdaderamente pueden acabar con la civilización, como las armas nucleares y el cambio climático”.

El exgobernador de California Jerry Brown, presidente ejecutivo del Boletín de Científicos Atómicos, hizo un llamado a las dos principales potencias nucleares del mundo, Rusia y Estados Unidos, así como a China, que es una potencia militar y económica en rápido ascenso, y que, en su opinión, también tiene la responsabilidad de actuar para hacer frente a los problemas internacionales.

“Estados Unidos, Rusia y las potencias nucleares del mundo deben dejar de atacarse unas a otras”, dijo Brown. “Es tiempo de eliminar las armas nucleares, y no de construir más. Ocurre lo mismo con el cambio climático: Estados Unidos, China y otros grandes países deben actuar con seriedad en la reducción de las letales emisiones de carbono, y deben hacerlo ahora. Faltan 100 segundos para la medianoche. ¡Despierten!”
En respuesta a una pregunta hecha por Newsweek en el evento virtual, Brown habló de la función desempeñada por Estados Unidos en la decisión del Boletín para fijar el reloj en 100 segundos el año pasado y mantenerlo ahí en este, especialmente en relación con echar la culpa a las potencias rivales.

“Actualmente en Washington, el énfasis en las fechorías de Rusia es muy, muy poderoso, y no deseo discutir el peso de todas esas fechorías; solo quiero decir que estas son infinitesimales en comparación con el holocausto que podría provocar un grave error nuclear”, dijo Brown. “Lo mismo ocurre con China; en efecto, existen problemas graves, dificultades y fechorías, pero son muy pequeñas en comparación con la devastación del cambio climático”.

Brown añadió que una verdad inconveniente es que muchos políticos no estén dispuestos a divulgar o hablar de que Estados Unidos ha sido tan responsable, sino es que más en algunas formas, que sus competidores en el peligroso estado actual de las cosas.

LOS RIESGOS PARA LA HUMANIDAD SE HAN INCREMENTADO

“Hablo como alguien que ha estado rodeado de políticos, conozco a las personas a cargo, me he reunido con ellas”, dijo Brown. “Ellos conocen lo suyo, pero no están dispuestos a decirle al pueblo estadounidense cuál es el riesgo que conlleva el hecho de que estemos a 100 segundos de la medianoche. Así que, efectivamente, estamos contribuyendo, estamos actuando como si fuéramos los buenos y los otros fueran los malos”.

Robert Rosner, astrofísico de la Universidad de Chicago que preside el Consejo de Ciencia y Seguridad del Boletín, también opinó.

“Yo diría que Estados Unidos ha desempeñado una importante función en el incremento de los riesgos para la humanidad”, dijo Rosner.

Como agravantes al retiro ordenado por el expresidente Donald Trump de importantes acuerdos como el Acuerdo de París contra el cambio climático, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) y el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), y por no extender el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (New START, por sus siglas en inglés), Rosner señaló la contribución del gobierno anterior a “la erosión del ecosistema de información”.

Tristemente, el expresidente estadounidense ha sido un importante divulgador de información falsa, no solo en estas áreas y con respecto a la pandemia, sino en muchas otras”, dijo Rosner. “Y esto produjo una muy dramática erosión de la confianza pública en la capacidad de gobierno, en la aptitud del gobierno para decir la verdad a sus ciudadanos y de proporcionar información precisa y un curso de acción para hacer frente a los riesgos”.

Te puede interesar: Grupo de científicos adelanta el “Reloj del Día del Juicio Final”

Muchos analistas vieron la toma de posesión del presidente Joe Biden, ocurrida la semana pasada, como algo que tendrá un efecto positivo en la contribución de Estados Unidos a la seguridad internacional. En siete días, Biden ya ha restaurado la participación de Washington en el Acuerdo de París y preparó el camino para la renovación del tratado New START. También había prometido anteriormente restaurar la participación de Estados Unidos en el JCPOA.

Sin embargo, esos compromisos también tienen sus límites. Estados Unidos se ha mantenido en silencio con respecto a la entrada en vigor del importante Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPNW, por sus siglas en inglés), una prohibición descartada de plano por la mayoría de las potencias nucleares y no avalada por ninguna.

Beatrice Fihn, que recibió el Premio Nobel de la Paz de 2017 siendo directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares, ha instado a Biden a manifestarse a favor del TPNW. Ella reiteró este llamado después de que se reveló esta semana la colocación del Reloj del Juicio Final.

“Mientras los líderes de los estados que poseen armas nucleares han movido al mundo en la dirección equivocada, el progreso del desarme ha ido a manos de la sociedad civil y de figuras políticas de países de toda África y América del Sur”, declaró Fihn a Newsweek.

“Han mostrado un verdadero liderazgo y han detenido el impulso retrógrada del Reloj del Juicio Final con el tratado de prohibición nuclear. Hemos detenido el derramamiento de sangre y hemos creado un camino legal hacia adelante, pero es momento de que el presidente Biden y otras personas se unan a nosotros en la promoción del desarme”, añadió.

Consideró que el tratado New START es solo el inicio de lo que Biden podría hacer por la no proliferación si decide darle prioridad.

“Volver a participar en un acuerdo bilateral de una década de antigüedad con Rusia es un comienzo, pero el mundo necesita más que eso en este momento tan crítico”, dijo Fihn.

“Al presidente Biden solo le tomó dos semanas lograr un mayor avance sobre el desarme de lo que Trump hizo en cuatro años. Imagínense lo que el nuevo gobierno puede lograr con un compromiso fuerte y sostenido con la eliminación de las armas nucleares como meta final”, concluyó.
—∞—
Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.