Denuncian tortura y malos tratos en centro de rehabilitación de Aguascalientes; ya hay un detenido | Newsweek México


Denuncian tortura y malos tratos en centro de rehabilitación de Aguascalientes; ya hay un detenido

Se llevó a cabo audiencia inicial con control de detención, luego de que el Agente del Ministerio Público consignara ante la autoridad jurisdiccional a Jesús Zeferino N N; en la diligencia se formuló imputación y se aportaron los datos de prueba suficientes para acreditar su probable intervención en el hecho delictivo de privación ilegal de la libertad, por lo que fue vinculado a proceso y permanecerá en prisión preventiva, toda vez que se le impuso esa medida cautelar.

De acuerdo con la carpeta de investigación, el día 19 de diciembre de la presente anualidad, aproximadamente a las 12:00 horas, la víctima del sexo masculino, se encontraba en compañía de una fémina (hoy occisa), en un inmueble ubicado en la colonia Vergel del Valle del municipio de Pabellón de Arteaga, sitio al que arribaron intempestivamente un grupo de personas, entre ellos, el imputado.

En ese instante, una fémina golpeó en dos ocasiones a la víctima del sexo masculino, mientras que le preguntaba dónde se encontraba la mujer que le acompañaba; siendo entonces que entre dos individuos sujetaron al pasivo de ambos brazos para que no pudiera moverse y acto seguido, el imputado comenzó a golpearlo con los puños en todo el cuerpo.

Durante la acción, uno de los probables responsables, recibió una llamada vía telefónica, la cual puso en altavoz y le acercó el teléfono al ofendido, quien se dio cuenta que la otra persona con voz en el aparato celular, era el padre de su acompañante del sexo femenino, quien le dijo que “no se la iba a acabar” cuando llegara al Centro de Rehabilitación, además de instruir a sus agresores que lo golpearan y se lo llevaran al mencionado lugar, a lo que dicho sujeto respondió afirmativamente y colgó la llamada.

Posteriormente, los activos continuaron golpeando a la víctima y lo subieron por la fuerza en contra de su voluntad, así como a la mujer que le acompañaba, quienes abordaron una camioneta familiar en color blanco de la marca Dodge, con placas de circulación del estado de Aguascalientes, mientras que uno de los intervinientes, continuaba golpeando en repetidas ocasiones al ofendido; el vehículo que era conducido por un diverso participante, en el que Zeferino se encontraba en el sitio del copiloto.

La camioneta comenzó a circular por las calles del municipio de Pabellón de Arteaga, hasta arribar al Centro de Rehabilitación “Pasión por las almas”, lugar donde dos  personas del sexo femenino, bajaron por la fuerza a la mujer que acompañaba a la víctima.

Acto seguido, la camioneta siguió su curso circulando por distintas partes del lugar, después de un tiempo regreso al Centro en mención, ubicado en el barrio Carboneras de la citada municipalidad, lugar en el cual, entre tres activos, bajaron al pasivo de la unidad de motor, sujetándolo e ingresándolo por la fuerza a un domicilio.

Una vez dentro del inmueble, lo obligaron a subir unas escaleras, mientras le tapaban la cabeza con una toalla en color café, mientras continuaban golpeándolo en todo su cuerpo, posteriormente lo ingresaron a una habitación, en donde le descubrieron la cabeza y continuaron golpeándolo con sus puños, siendo que en un momento dado, ingresó a la habitación dicho partícipe, quien continuó golpeándolo.

Luego de ello, entró a la habitación otra persona del sexo femenino, quien les indicó que llevaran al pasivo con el líder religioso que se encargaba del establecimiento, por lo que lo tomaron de ambas manos, para que no se moviera y le volvieron a colocar la toalla en la cabeza, conduciéndolo por el inmueble, a lo largo de la primera planta, para posteriormente ingresarlo a un cuarto diverso, donde le descubrieron el rostro.

En ese momento, el pastor encargado, le refirió que solo porque se encontraba ocupado, sino él mismo lo dejaría lleno de sangre hasta matarlo; acto seguido, dio la indicación de que lo llevaran nuevamente a la habitación y lo pusieran a lavar los baños.

Siendo así que un activo lo sujetó de ambas manos y otros tres le cubrieron una vez más la cabeza con una toalla para subirlo posteriormente a la habitación de referencia; lugar donde uno de los probables responsables, le dio un cepillo, al tiempo que le ordenó que se pusiera a lavar los baños, por aproximadamente un espacio de diez minutos, solicitándole a otro partícipe que lo vigilara mientras el ofendido realizaba dicha acción.

Pasada aproximadamente media hora, fue que el pasivo, le comentó a su vigía, que ya no podía lavar los baños, por lo que este llamó a tres activos, quienes subieron al baño en el cual se encontraba y al negarse a continuar, fue uno de ellos quien lo golpeó en las costillas, mientras le cuestionaba que si no iba a hacer lo que se le estaba indicando, continuarían las agresiones físicas; en virtud de ello, el pasivo continuó lavando los baños.

Aproximadamente a las 20:00 horas del mismo día, el imputado le dio un plato de caldo para que comiera y le indicó que se bañara, cosa que realizó el pasivo, cambiándose la ropa que llevaba puesta y dejándola debajo de una litera de la habitación en la cual uno de los involucrados le indicó que se acostara y por el cansancio, este se quedó dormido.

Hasta que alrededor de la 01:00 de la madrugada, ya del día 20 de diciembre de la presente anualidad, uno de los agresores lo despertó y le indicó que bajara al primer piso, donde el pasivo vio la puerta principal abierta, indicándole que se fuera, saliendo así del Centro de referencia, encontrándose a su madre y a un par de amigos afuera del mismo.

Cabe hacer mención, que paralelamente, la fémina que acompañaba al pasivo decidió lamentablemente terminar con su existencia en las inmediaciones de uno de los baños del establecimiento, por lo que se realizaron las diligencias correspondientes en el lugar.

Finalmente se emprendió una exhaustiva investigación en la que se logró dar con el paradero del imputado de nombre Jesús Zeferino, a quien se le consignó ante la autoridad correspondiente para la determinación de su situación jurídica, en la que se estableció que se le vincula a proceso, además que deberá permanecer en prisión preventiva oficiosa, así como el plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.