Espacios protegidos y desinfectados, el nuevo desafío de la seguridad | Newsweek México


Espacios protegidos y desinfectados, el nuevo desafío de la seguridad



Mientras no se erradique el coronavirus, deben buscarse alternativas que protejan la salud.

 

Cuando ya se asoma la tercera década del nuevo milenio, los desafíos de la industria de la seguridad no solo están representados en temas que tienen que ver con el combate a los actos delictivos, sino más bien con todo aquello que representa la preservación de la integridad humana.

En este tenor, si bien hasta 2019 los esfuerzos se concentraban en modernizar, por ejemplo, los sistemas contra incendios o contra cualquier desastre natural, hoy, cuando el mundo está atrapado en las redes de una de las pandemias más mortales en la historia de la humanidad, la industria de la seguridad enfoca su empeño en proteger la salud de las personas contra el peligroso COVID-19.

La gradual reactivación de la economía y el regreso de los trabajadores a sus plazas laborales es un gran reto para las industrias, que deben aplicar una serie de ajustes estructurales a prueba de virus, así como nuevos procesos y esquemas de trabajo.

Mientras no se erradique el coronavirus, la industria de la seguridad debe buscar alternativas que protejan la salud y contribuyan a reducir la probabilidad de contagio. A lo largo de la cuarentena, y de cara a la nueva normalidad, la tecnología ha jugado un papel determinante al ofrecer alternativas que promuevan la higiene, la salud y la sana distancia.

En este sentido, por ejemplo, las aplicaciones de reconocimiento facial están representando grandes beneficios para atender las medidas de seguridad recomendadas por los expertos.

“El reconocimiento facial es una tecnología que se utiliza en industrias de seguridad e identificación. Sin embargo, la base de esa tecnología tiene muchas otras aplicaciones”, explica Aldo Peguero, director de Lorso Technologies. “Por ejemplo, en el contexto de la nueva normalidad, el reconocimiento facial en conjunto con sensores infrarrojos puede utilizarse en equipos que además toman la temperatura a distancia, todo a través de un dispositivo y sin necesidad de interacción humana. Es una solución segura y eficiente para agilizar el acceso a una escuela o a una oficina”.

¿CÓMO AYUDA LA TECNOLOGÍA?

En ese sentido, la innovación tecnológica ya ofrece dispositivos de control de accesos con medición de temperatura y reconocimiento facial que utilizan plataformas de hardware de alto desempeño. Estos mecanismos están equipados con cámara binocular de clase industrial, tecnología de reconocimiento facial y módulo de imagen térmica infrarroja para soportar la identificación de caras con cubrebocas.

Además, emiten una alarma automáticamente si existe una temperatura corporal anormal. También soportan la expansión de varios periféricos como lectores de tarjetas de identificación y de huellas dactilares, que pueden montarse en puertas de entrada y checadores para lograr un control de acceso de personal seguro y eficiente.

Mientras tanto, cuando se trata de mantener higienizados los centros de trabajo o espacios públicos, es importante que se cumpla con los lineamientos de seguridad sanitaria para la nueva normalidad sin importar el giro, nivel empresarial o localidad donde se encuentren, aconseja la empresa Masisa.

Esta compañía mexicana, especializada en soluciones de limpieza profesional e industrial, recomienda que se disponga de un control de entrada y salida, pues será necesario establecer filtros para identificar a las personas con problemas respiratorios.

Además, sugiere que la desinfección de todos y cada uno de los espacios se realice de forma constante, pues las microgotas del coronavirus permanecen en el aire hasta por 20 minutos.

También propone el uso de equipo de protección, lo cual contempla brindar a los trabajadores cubrebocas o mascarilla, ya que estos equipos se han convertido en un elemento crucial para proteger la salud y evitar la propagación del virus.

Del mismo modo, recomienda incentivar el lavado de manos y crear conciencia entre los colaboradores sobre la importancia de la higienización constante, así como mantener un mínimo de distancia entre persona y persona de al menos un metro, para lo que se deberán reorganizar los espacios.

Finalmente, la empresa sugiere que los espacios públicos cuenten con gel antibacterial, dispensadores, cloro para la limpieza de superficies y todo el material necesario para el cuidado de la salud. Además, es necesario concienciar a las personas para que no compartan utensilios o herramientas de trabajo.  

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.