Sobrevivientes de violencia en casa buscan crear empatía con otras mujeres víctimas | Newsweek México


Sobrevivientes de violencia en casa buscan crear empatía con otras mujeres víctimas



Tras el incremento de la violencia en el hogar contra las mujeres y menores de edad durante el aislamiento, el Colectivo Constelación, en cooperación con la Red Nacional de Refugios, presentan la campaña “Luces de Ayuda” para informar, apoyar y dar opciones a mujeres víctimas de violencia en casa.

Diversas dinámicas se realizan durante dos días, 10 y 11 de julio, con mensajes dirigidos por mujeres sobrevivientes de la violencia familiar desde el interior de las casas o departamentos en los que habitan. Cada mensaje conlleva el testimonio de mujeres que fueron agredidas dentro de su propia casa.

El objetivo es informar que las mujeres tienen opciones para pedir ayuda y que sepan que no están solas. Además, se pretende visibilizar que la pandemia por el COVID-19 pone en riesgo a las mujeres al convivir con su agresor en la misma casa.

En un artículo publicado por ONU Mujeres en mayo pasado, la organización señala que, antes de que existiera el COVID-19, la violencia doméstica ya era una de las violaciones de los derechos humanos más flagrantes. En los últimos 12 meses, 243 millones de mujeres y niñas (de edades entre 15 y 49 años) de todo el mundo han sufrido violencia sexual o física por parte de un compañero sentimental.

Además lee: ¿Y los niños? Este es el efecto del coronavirus

Según la ONU en México, al menos seis de cada diez mujeres mexicanas ha enfrentado un incidente de violencia; 41.3 por ciento de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y, en su forma más extrema, 11 mujeres son asesinadas al día.

“Con el avance de la pandemia del COVID-19 es probable que esta cifra crezca con múltiples efectos en el bienestar de las mujeres, su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su capacidad de liderar la recuperación de nuestras sociedades y economías, y de participar en ella”, se lee en el estudio.

LAS VIOLENCIAS DEL CONFINAMIENTO

En el país, la situación no es menor, de acuerdo con Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios. “La pandemia por COVD-19 evidencia la violencia que hay dentro de las casas y la situación que vivimos en México, al ser un país que naturaliza las violencias, que utiliza el control, las agresiones y el maltrato como una forma de disciplina”, dijo en entrevista con Newsweek México.

Figueroa también agregó que 80 por ciento de las familias mexicanas todavía utilizan estos métodos para disciplinar a niñas y niños, además de la —aún vigente— idea del “amor romántico” que conjunta la concepción del “me perteneces”, las desigualdades que hay dentro de los hogares y el acceso a derechos como la salud, el empleo y la vivienda que se evidencia desde el confinamiento.

“Algunas mujeres viven durante el confinamiento con sus agresores por un periodo muchísimo más prolongado. Si bien ya estaba la relación de violencia en el confinamiento y la extensión de la convivencia con un agresor que controla, que piensa que le perteneces y tiene proyectado que la mujer es responsable de las labores domésticas, de los hijos, de las hijas, se llega a que las situaciones de violencia suban de nivel”, señaló.

Figueroa explicó que las agresiones empiezan con violencia emocional y escalan a la violencia física y la violencia sexual, que en gran medida se acompañan de la violencia económica que está trastocando a muchas familias.

Te puede interesar:  Cuatro generaciones de mujeres bajo el sometimiento y su camino a la libertad

“Las propias mujeres son las que tienen que hacer magia para que ese ingreso que llega a la casa se mantenga y pueda cubrir todas las necesidades, entonces, vemos los resultados de las consecuencias de una cultura tradicionalmente machista que justifica las violencias y las naturaliza. La cuarentena es el espacio idóneo para mantener oculta esta violencia que compete a todos los sectores y las autoridades para atenderla”, añadió.

LUCES DE AYUDA

Las proyecciones de la campaña “Luces de Ayuda” están a cargo de activistas, celebridades, influencers y personas voluntarias que apoyan la causa para compartir las historias de mujeres sobrevivientes de violencia en casa a través de testimonios reales y generar empatía entre las mujeres que enfrentan situaciones similares.

La campaña también busca crear comunidad y construir capacidades colectivas para detener esta situación y reconocer que las violencias no son naturales y nada las justifica.

Además, busca dar un mensaje de apoyo y una posible salida a quienes viven una situación de violencia con mensajes de prevención de las violencias contra las mujeres y de exigencia a las autoridades para proteger y garantizar el derecho a vivir sin violencias.

Luces de Ayuda invita a la comunidad a involucrarse en una cultura de cero tolerancia a cualquier forma de violencia de género. Ante esto, se hará un pronunciamiento colectivo para garantizar los servicios integrales de atención a la violencia y su continuidad de manera efectiva y en apego a los derechos.

“Debido al confinamiento por el COVID-19, se ha registrado un alza de 80 por ciento en las llamadas de auxilio por violencia contra la mujer, aunado a 11 feminicidios cada día, ya que la violencia y los feminicidios no están en cuarentena”, agrega Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugios.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.