Un hombre descubrió que su esposa murió por el coronavirus tras despertar de un coma de 99 días por el COVID-19 | Newsweek México


Un hombre descubrió que su esposa murió por el coronavirus tras despertar de un coma de 99 días por el COVID-19



Un hombre de 75 años de Oklahoma estuvo confinado a una cama en el Hospital Mercy por casi 100 días tras dar positivo al COVID-19; pero cuando Russell Owens despertó del coma de 99 días, le dijeron que su esposa por 52 años había muerto por el mismo virus.

Russell y su esposa Judy, de 73 años, fueron admitidos en el hospital de la Ciudad de Oklahoma con un día de diferencia en marzo. Russell fue conectado a un ventilador, pero no tiene recuerdos de ese primer mes en el hospital.

“Le puedo decir lo que estábamos haciendo un día antes de que me enfermara, pero después de eso estoy en blanco”, dijo Russell a KFOR-TV, una filial de NBC.

Judy estuvo en coma por casi dos semanas antes de que sus riñones fallaran y su familia tomara la decisión de retirarle el soporte vital. Sus dos hijas estuvieron a su lado, pero Russell, quien estaba en coma en otra habitación, no tuvo oportunidad de despedirse cuando ella murió el 5 de abril.

Entérate: El coronavirus podría estar haciendo que nuestros anticuerpos ataquen el cerebro

“Va a ser duro por mucho tiempo”, dijo Russell. “Dicen que el tiempo lo cura todo, pero la verdad no sé”.

Aun cuando Russell fue separado de Judy, él estuvo llamándola durante su batalla con el COVID-19.

“La gente de allí me dijo que tuve malas noches llamando a mi esposa”, dijo Russell.

A pesar de haber perdido 32 kilos, Russell se recuperó. Lentamente, lo pasaron de la unidad de cuidados intensivos al centro metropolitano de rehabilitación y ahora está de vuelta en casa, donde usa una andadera. Pero el hogar al que regresó ya no era el mismo que dejó en marzo.

Lee: La OMS insta a gobiernos a “despertar” y a “librar combate” contra el coronavirus

“Ciertas cosas me la recuerdan, como cosas que eran sus cosas”, comentó Russell. “Siendo un viejo, he pasado por muchas cosas, pero nunca habría imaginado que esto sucedería”.

Oklahoma ha experimentado un aumento enorme de casos del COVID-19 desde principios de junio. El jueves 9 de julio, el estado reportó 603 casos nuevos diarios, aumentando la cifra total a 18,496 casos confirmados. Ha habido 410 muertes en Oklahoma, según el Departamento de Salud del estado.

La Ciudad de Oklahoma tiene la segunda cantidad más alta de casos en el estado, después de Tulsa. Bajo el nuevo sistema de alerta por el COVID-19 del estado, el condado de Oklahoma actualmente está señalado con una “fase amarilla/bajo riesgo”. Los condados marcados como “amarillos” son aquellos con “1.43 < 14.39 casos nuevos diarios por cada 100,000 habitantes”.

Te puede interesar: Latinoamérica y el Caribe superan a Europa en número de casos de coronavirus

Hasta la mañana del viernes, hay 28 pacientes positivos del COVID-19 en el Hospital Mercy de la Ciudad de Oklahoma, de los cuales 14 están en la unidad de cuidados intensivos, según Nancy Corbett, directora de relaciones con medios de comunicación del Hospital Mercy.

Corbett dijo a Newsweek que otra pareja de marido y mujer estuvo hospitalizada en el mismo hospital, pero ambos se recuperaron y fueron dados de alta.

No está claro si combatir al coronavirus tendrá algún daño permanente en la salud de Russell, pero asistirá a terapia física con el fin de recuperar la suficiente masa muscular para que pueda caminar por su cuenta de nuevo.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.