Una cura para tu cruda financiera. Recomendaciones para liquidar deudas


Una cura para tu cruda financiera



¿Sientes el dolor en el bolsillo provocado por la temporada de regalos y gastos del año pasado? Estas cinco acciones te ayudarán a volver al buen camino.

¿Recuerdas esa sensación de vértigo que tuviste el mes pasado tras comer demasiado en alguna fiesta navideña o de haber bebido unas copas de más en Año Nuevo? Es probable que sufras una sensación similar este mes cuando veas el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, prueba fehaciente de las consecuencias que tus viajes de vacaciones, tu diversión y tu generosidad tienen sobre tus finanzas.

Muchas otras personas padecen el mismo dolor. En Estados Unidos, por ejemplo, un consumidor típico acumuló más de 1,300 dólares en deudas en la época navideña, de acuerdo con una encuesta de MagnifyMoney, según la cual los miembros de la Generación X tuvieron las deudas más altas, con un promedio de 2,076 dólares.

Para complicar aún más el problema, siete de cada diez deudores ya tenían deudas acumuladas en su tarjeta de crédito antes del inicio de la temporada.

Lee más: Finanzas reales: ¿De dónde obtiene dinero la Reina Isabel II y la familia real?

“Esto no se deriva del derroche en un solo regalo grande y costoso (el auto con el moño que vemos en los anuncios), sino de los cientos de transacciones pequeñas y aparentemente insignificantes de las que no nos damos cuenta hasta que nos llega el estado de cuenta de la tarjeta de crédito”, afirma Bill Engel, consultor financiero de Fort Pitt Capital Group, una empresa de gestión del patrimonio. “De repente, ya debemos dos o tres veces más de lo que creíamos”.

Liquidar esa deuda puede ser costoso y estresante. La mayoría de los deudores afirman que necesitarán algunos meses o más para hacer que su saldo quede en ceros, de acuerdo con Magnify Money, y la tasa de interés promedio de una tarjeta de crédito es de 17 por ciento. Las tarjetas de tiendas, que son utilizadas por una quinta parte de los compradores durante las fiestas, son aún peores, con una tasa promedio de más de 25 por ciento. No es de sorprender que alrededor de seis de cada diez consumidores admitan que se sienten estresados por las deudas contraídas durante las fiestas.

Esa no es una buena forma de empezar un nuevo año. Si últimamente has hecho trabajar demasiado tu tarjeta de crédito favorita, estas acciones sencillas ayudarán a que tus finanzas regresen al buen camino.

HAZ UNA PAUSA EN TUS GASTOS

Así como abstenerte de beber alcohol durante unos meses es bueno para tu salud, de igual manera puedes lograr que tus finanzas estén en mejor forma si te comprometes a no comprar nada más que los bienes y servicios indispensables unos meses. Si abstenerte de comprar boletos para conciertos y de comer fuera durante un mes resulta ser menos doloroso de lo que creías, quizás puedes extender este hábito hasta marzo. Esta estrategia tiene dos ventajas: no solo harás un espacio en tu presupuesto para pagar tus deudas, sino que también te desprenderás de la mentalidad consumista de diciembre.

¿Demasiado draconiano? Busca elementos más concretos para liberar dinero que puedas utilizar para pagar tus tarjetas de crédito. Uno de los blancos principales: suscripciones mensuales recurrentes como Netflix y Audible. De acuerdo con la empresa consultora de negocios West Monroe Partners, los estadounidenses gastan casi 250 dólares en tales cosas, y casi nueve de cada diez consumidores subestiman su costo.

Si eres uno de la más de la mitad de compradores que almacenan la información de su tarjeta de crédito en sitios web de venta al menudeo, también deberías eliminar tus datos de los Amazons del mundo, al menos durante dos meses. Al hacer que una compra impulsiva resulte más fastidiosa para ti, disminuyes la probabilidad de que realmente compres ese objeto y te prives del dinero que puedes utilizar para pagar tus deudas.

HAZ QUE LAS GANANCIAS IMPREVISTAS TRABAJEN A TU FAVOR

El inicio del año suele ser la temporada en la que las empresas entregan bonos por el trabajo del año anterior. Convierte ese flujo de efectivo en un escudo contra los números rojos, y no en una licencia para comprarte esa nueva moto acuática.

Matt Becker, planificador financiero de Gulf Breeze, Florida, sugiere utilizar las entradas de efectivo para liquidar nuestras deudas, así como añadir “entre 25 y 50 por ciento del aumento salarial anual para programar pagos automáticos de nuestras deudas, dando prioridad a las que tienen una mayor tasa de interés”.

Entérate: El secreto mejor guardado de Trump: ¿Cuánto dinero tiene?

También puedes cobrar las recompensas que has acumulado en tu tarjeta de crédito en la forma de un crédito de estado de cuenta para disminuir tu deuda. Casi un tercio de los tarjetahabientes nunca utilizan sus puntos, según una encuesta de Bankrate. Disfruta de la ironía: utilizarás las recompensas que acumulaste, al menos parcialmente, debido a tus compras navideñas, para liquidar esas mismas deudas un mes o dos después.

REDUCE TUS INTERESES A CERO

Si necesitas más de un mes o dos para eliminar completamente tu deuda, la transferencia de tu deuda a otra tarjeta podría reducir marcadamente el costo de tu crédito, permitiéndote aportar más al pago de la deuda principal y liquidar más rápido lo que debes. Generalmente, estas tarjetas ofrecen un periodo preestablecido de pagos sin intereses sobre la cantidad que les transferiste desde otra tarjeta de crédito, generalmente 12 meses o más. Suele haber una tarifa, generalmente de 3 por ciento del saldo transferido. Generalmente, necesitarás una puntuación de crédito de 660 o más para calificar.

Algunas entidades eliminan completamente la tarifa u ofrecen un periodo de liquidación sin intereses inusualmente largo (18 meses o más). Sin embargo, es difícil encontrar ambas características en una sola tarjeta. Una opción semejante: Chase Slate, que ofrece 15 meses con cero por ciento de intereses sobre el saldo que transfieras en un plazo de 60 días a partir de la apertura de la cuenta. La tarjeta Amex Everyday también ofrece 15 meses sin intereses sin cuota de transferencia.

Sin embargo, para obtener un periodo más largo sin intereses, tendrás que pagar una cuota de transferencia de saldo. Una buena opción: la Citi Double Cash, que tiene una cuota relativamente baja (5 dólares o 3 por ciento de la cantidad que transfieras, lo que sea mayor) y un periodo de pago de 18 meses sin intereses.

CENTRA TUS ESFUERZOS

Si cargaste tus compras navideñas a más de una tarjeta de crédito, no distribuyas los pagos equitativamente entre ellas. Las investigaciones demuestran que los deudores se sienten inspirados a liquidar sus deudas más agresivamente cuando priorizan los pagos de una tarjeta hasta que queda liquidada, haciendo únicamente pagos mínimos a las demás, antes de pasar a la siguiente.

Puedes centrarte en las tarjetas de acuerdo con los intereses que te cobran (de mayor a menor), o según el tamaño de tu deuda (de la menor a la mayor). Sin embargo, varios estudios demuestran que la estrategia de liquidar primero la deuda más pequeña y después la más grande, llamada comúnmente método de bola de nieve, suele proporcionar un mayor sentido de avance, lo cual, a su vez, ayuda a motivar a los deudores a apegarse al programa hasta que quedan libres de deudas.

Alrededor de seis de cada diez consumidores admiten que se sienten estresados por las deudas contraídas durante las fiestas.
Foto: UpperCut Images/Getty

PIENSA EN EL AÑO PRÓXIMO

No hay mejor momento que este para asegurarte de que la temporada navideña de 2020 no sea una repetición de la de 2019 en relación con la deuda de tus tarjetas de crédito. “Los clientes que he visto que evitan problemas son aquellos que planean por adelantado”, afirma Becker. “Abren una cuenta de ahorros exclusiva para ‘las fiestas’ con una contribución mensual automática durante todo el año”.

Aunque los clubs navideños parecen pasados de moda, en realidad son geniales. Todo lo que necesitas hacer es abrir una cuenta de ahorros por separado y dedicar un pequeño porcentaje de tu sueldo a financiarla. Digamos que ganas 70,000 dólares anuales y esperas gastar cerca de 700 dólares en regalos, fiestas y cosas semejantes el próximo año. Simplemente solicita, a través de la cuenta de nómina de tu empresa o de una compañía de servicios financieros, que designen automáticamente 1 por ciento de tu salario a un “fondo para festividades”; la cantidad será tan pequeña que apenas la notarás, y llegarás al próximo solsticio de invierno sin sufrir ninguna ansiedad monetaria.

Te puede interesar: ¿Los grandes corporativos rescatarán el planeta?

¿Te preocupa tomar dinero de ese fondo antes de las fiestas? El sitio web Stickk.com, creado por economistas conductuales, cuenta con herramientas que ayudan a apegarte a tu objetivo, entre ellas, subir la apuesta al comprometerte a donar a una entidad (como una obra de beneficencia o a tu peor enemigo) si no alcanzas la meta. La esperanza: el dolor de perder dinero será peor que apegarte a tu meta de ahorro. O simplemente, haz una apuesta adicional con un amigo o consorte que sea más purista y que te presione para mantenerte en el buen camino.

No solo reducirás tu deuda ahora, sino que el ejercicio te ayudará a ser más consciente al pagar con tarjeta cuando se acerque la temporada navideña de 2020, en un proverbial acuerdo donde todos ganan.

Taylor Tepper es escritor de alto rango de Wirecutter Money, periodista galardonado de finanzas personales y antiguo miembro de la mesa de redacción de la revista Money.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.