A favor de la mezclilla ecológica y sustentable | Newsweek México


A favor de la mezclilla ecológica y sustentable



La compañía emergente Tinctorium, encabezada por mujeres, está haciendo de la mezclilla un negocio más sustentable. Las cofundadoras, Michelle Zhu y Tammy Hsu, han patentado una biotecnología para crear pantalones de mezclilla ecológica. En vez de usar químicos tóxicos como petróleo y cianuro, Tinctorium, compañía estadounidense, convierte el azúcar en un tinte azul índigo, lo que redunda en una tierra más limpia un par de pantalones de mezclilla a la vez.

—¿Cuál es su gran apuesta?

Michelle (M): Nuestra gran apuesta es cambiar la manera en que se fabrica el color. Queremos eliminar el uso del petróleo y otros químicos tóxicos en la producción del índigo, el ingrediente central para los pantalones de mezclilla, y luego expandirlo a todos los tintes que se usan para colorear el mundo a nuestro alrededor.

—¿Cómo han influido sus antecedentes en la creación de Tinctorium?

Tammy (T): Mis antecedentes son en bioingeniería, por lo que estudié cómo funcionan las células y cómo hacerlas producir cosas útiles para los humanos. Cuando estuve en el Laboratorio John Dueber, en la Universidad de California Berkeley, usábamos índigo para marcar una actividad interesante en la célula. Mientras buscábamos biosintetizar el índigo, nos percatamos de que había muchas consecuencias de sostenibilidad en los tintes para textiles.

M: Aparte de mis antecedentes comerciales, el negocio de mi familia era la mezclilla, así que para mí fue completar el círculo al volver a zambullirme en la industria de la moda.

También lee: El verdadero costo de tus pantalones de mezclilla
 

—¿Cuál es el gran problema que tratan de resolver?

M: En la producción de índigo hoy día necesitamos casi cien veces la cantidad de petróleo por unidad de índigo producida. Los químicos tóxicos como el formaldehído y el cianuro entran en la producción de tintes. También está el componente de la contaminación del agua, el cual requiere de agentes químicos reductores que a menudo son muy tóxicos para la piel del trabajador y el medioambiente. Queremos cambiar eso.

—¿Cómo funciona Tinctorium?

T: Las células que crecen naturalmente, como las bacterias, pueden ser manipuladas para producir todo tipo de químicos útiles para los humanos de una manera más segura y limpia.

M: En vez de depender del petróleo y cianuro, usamos microbios y azúcar para producir tintes. En vez de depender de química corrosiva, usamos enzimas que se dan en la naturaleza para aplicar el índigo al hilo de mezclilla, así que todo el proceso es mucho menos tóxico.

—¿Alguien ha abordado la industria de la mezclilla antes que ustedes? Si es así, ¿qué hace diferente a Tinctorium?

M: Cuando hablamos de producción de tintes en general, más de 99 por ciento de los tintes usados en la industria se hacen con un proceso químico. La fuente original del tinte índigo para los pantalones de mezclilla estaba basada en plantas; pero eso es menos del 1 por ciento de la industria ahora, porque los tintes químicos, más baratos y más expansibles, se han apoderado de todo a pesar del impacto medioambiental.

Te interesa: Moda ecológica: vestir sin dañar el planeta

—¿Cuáles son las lecciones más grandes que han aprendido de otros?

T: Hemos visto muchas compañías de biología sintética trabajar en sus procesos por un largo tiempo antes de producir algún producto comercial, lo cual es comprensible porque el desarrollo científico puede tardar mucho tiempo en instrumentarse. Tratamos de llevar el producto a las manos de los consumidores tan pronto como podamos y obtener una retroalimentación de lo que funciona y lo que no.

La compañía es encabezada por dos mujeres, Tammy Hsu y Michelle Zhu. Foto: cortesía de Tinctorium

—¿Cuándo pueden esperar los consumidores que los pantalones de mezclilla Tinctorium estén a la venta?

M: Tenemos una lista de espera, y esperamos sacar a la venta nuestro primer par de pantalones de mezclilla en los próximos dos años.

—¿Cuál ha sido su reto más grande en el camino?

M: Se requiere de mucho tiempo y dinero para desarrollar una tecnología nueva, y pienso que la tendencia, en especial para las cofundadoras y la gente que ama la ciencia, es esperar a que las cosas sean perfectas antes de acercarte a socios comerciales o inversionistas. Pero en realidad no tienes ese tiempo cuando construyes una compañía emergente.

—¿Cómo ven al mundo en 20 años si tienen éxito?

M: Soñamos con un futuro en el que los consumidores tomen decisiones conscientes sobre las ropas que visten y piensen en la moda de la misma manera que la gente hoy piensa en la sostenibilidad y los alimentos que comen. Si tenemos éxito tecnológicamente, seremos parte de lo que permita esa mentalidad consciente.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.