La vitamina D es una aliada contra la prediabetes, aseguran científicos


La vitamina D es una aliada contra la prediabetes



LAS PERSONAS con prediabetes, y las recién diagnosticadas con diabetes tipo 2, podrían desacelerar el avance de esta enfermedad mediante el consumo de vitamina D, opinan científicos.

El consumo de esta molécula podría ayudar al cuerpo a metabolizar la glucosa, de acuerdo con los autores de un estudio publicado en la revista European Journal of Endocrinology. Este trabajo se basa en estudios que muestran que existe un problema mundial de deficiencia de vitamina D, y relacionan esta deficiencia con la incapacidad de procesar los azúcares.

En el estudio participaron 96 personas con alto riesgo de diabetes, o que habían sido diagnosticadas recientemente con diabetes tipo 2. Los investigadores pidieron a un grupo consumir 5,000 UI de vitamina B durante seis meses, mientras que al otro grupo se le dio un placebo. Los participantes no sabían a qué grupo pertenecían. Al final del experimento, los investigadores midieron distintas variables, entre ellas, su sensibilidad a la insulina, y los participantes respondieron cuestionarios sobre su exposición semanal al sol, ya que este puede ser una fuente de vitamina B, así como sobre su alimentación y su actividad física.

Estos sustitutos del azúcar son los mejores para perder peso y controlar la diabetes

Una dosis de 5,000 UI se considera alta, mientras que entre 600 y 4,000 UI se consideran una dosis segura, aunque se piensa que algunas personas podrían necesitar un mayor consumo para evitar enfermedades crónicas.

El equipo descubrió que el consumo de vitamina D mejoró la manera en que la insulina funciona en el tejido muscular después de seis meses. Sin embargo, el estudio fue limitado debido a que participaron únicamente personas de origen francocanadiense, lo que significa que los resultados podrían no ser aplicables a una población más amplia, escribieron los autores.

En estudios futuros se podrían analizar los mecanismos que hacen que las personas reaccionen de manera distinta a la vitamina D, y si los cambios observados durarán a largo plazo, dijeron.

La doctora Claudia Gagnon, profesora adjunta e investigadora de endocrinología de la Université Laval de Quebec y coautora del estudio, declaró a Newsweek: “Sabemos que la vitamina D regula numerosos genes relacionados con la diabetes. En estudios en animales y realizados in vitro se muestra que la vitamina D podría mejorar la secreción de insulina, así como la acción de la inflamación sistémica de grado bajo.

“Este estudio es importante porque muestra que la suplementación con vitamina D podría disminuir el deterioro en personas con alto riesgo de diabetes, o en personas recién diagnosticadas con diabetes tipo 2”.

Sin embargo, aclaró que no está claro si los pacientes que han padecido diabetes tipo 2 durante un largo periodo se beneficiarían de la suplementación con vitamina D.

Gagnon advirtió, además, que el estudio no da luz verde para consumir grandes cantidades de vitamina D.

El antojo de azúcar podría ser suprimido pronto al reconfigurar el cerebro, afirman científicos

Señaló: “En esta etapa, los resultados de nuestro estudio tienen que ser confirmados por otras investigaciones. Además, no se ha demostrado la inocuidad de la suplementación con altas dosis de vitamina D (como la que se utilizó en este estudio) más allá de seis meses. En este momento, sugeriría que se sigan las recomendaciones actuales”.

Consumir la cantidad recomendada para fomentar una buena salud en los huesos “es importante”, dijo.

Dan Howarth, director de atención en la organización sin fines de lucro Diabetes UK, que no participó en el proyecto, declaró a Newsweek: “En este estudio se muestra que las altas dosis de suplementos de vitamina D son seguras y se indica que podrían modificar los aspectos biológicos subyacentes de la diabetes tipo 2, posiblemente al ayudar a mejorar la manera en que el cuerpo produce y utiliza la insulina.

“Sin embargo, las pruebas, más allá de este estudio, son mixtas y se requieren más investigaciones para comprender si los suplementos de vitamina D ayudan a disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, y a quiénes les beneficiaría más.

“La mejor manera de disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 es consumir una alimentación saludable y equilibrada y realizar la mayor cantidad de actividad física posible. Si usted consume una alimentación saludable, entonces no debería necesitar suplementos vitamínicos, y realizar una actividad física regular también le podría ayudar a mejorar su sensibilidad a la insulina”.

Los seis ejercicios que parecen vencer los genes de la obesidad, según los científicos

Las células de las personas con diabetes tipo 2 no reaccionan correctamente a la insulina, una hormona que ayuda a convertir el azúcar en energía. Esto dispara sus concentraciones de azúcar, lo cual puede dañar al cuerpo y provocar cardiopatías, ceguera y problemas renales si no se trata adecuadamente.

Según la gravedad de la enfermedad, una persona puede manejar su diabetes mediante insulina en inyecciones o píldoras que le ayudarán a regular la concentración de azúcar en la sangre. Dado que la obesidad es un factor de riesgo, también se ha mostrado que la modificación de la alimentación puede revertir la diabetes tipo 2 en algunas personas.

La mayoría de las personas padecen prediabetes antes de desarrollar el tipo 2 de la enfermedad, y los cambios en el estilo de vida, como una alimentación más sana y realizar una actividad física, pueden detener o desacelerar el desarrollo de la enfermedad.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.