Científicos crean una vacuna contra las alergias a los gatos


Científicos crean una vacuna contra las alergias a los gatos



Una compañía farmacéutica suiza ha anunciado el desarrollo de una vacuna que reduce la capacidad de los gatos para producir alérgenos y esto, a su vez, podría disminuir las probabilidades de que el propietario de la mascota desarrolle una alergia.

En julio, los científicos de Hypo Pet publicaron un estudio en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology, donde sugieren que una versión inicial de su inmunización inyectable había dado buenos resultados en un ensayo clínico.

Fundada en 2013 por la Universidad de Zúrich, Suiza y financiada con subvenciones del gobierno de ese país, Hypo Pet se ha asociado con una empresa británica para desarrollar nuevos medicamentos veterinarios. El primero de ellos, también llamado Hypo Pet, es muy distinto de las estrategias existentes para tratar alergias felinas, las cuales suelen requerir que los propietarios reciban inoculaciones periódicas dirigidas a suprimir la respuesta inmunitaria que desencadenan los alérgenos de los gatos.

En cambio, Hypo Pet actúa directamente en los gatos haciendo que se vuelvan hipoalergénicos, ya que la vacuna reduce o hasta elimina los alérgenos que sus cuerpos producen de manera natural.

El Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología informa que si bien una de cada diez personas sufre de alguna alergia desencadenada por las mascotas, la alergia a los gatos es dos veces más frecuente que la alergia causada por los perros. Y la mayor parte de las crisis alérgicas por felinos se debe a una glicoproteína conocida como Fel d 1, la cual está presente en la saliva, la piel y las glándulas sebáceas de estos animales.

¿Los gatos son mejores que los perros? La ciencia ya tiene una respuesta

Lo que hace la vacuna Hypo Pet es modificar el sistema inmunitario del gato para que destruya Fel d 1 antes que la glicoproteína pueda liberarse a través de la piel y la saliva.

Para el ensayo clínico, los científicos administraron la vacuna prototipo a más de 50 animales de estudio y días después tomaron muestras de sangre, las cuales revelaron una disminución significativa en la concentración plasmática de Fel d 1. A continuación, combinaron esas muestras felinas con muestras de sangre de personas alérgicas a los gatos, y observaron que la reacción inmunológica era visiblemente menor.

“Para muchos propietarios y familias, separarse de sus amadas mascotas es una experiencia muy traumática que afecta tanto a los humanos como a los animales. De hecho, es frecuente que las personas se nieguen siquiera a contemplar esa posibilidad”, declaró Hypo Pet en un comunicado. “Sin embargo, las alergias que sufren tanto los propietarios como sus amigos y parientes son una de las causas principales del abandono de gatos, de allí que un felino con ‘baja’ capacidad alergénica pueda ayudar a evitar el trauma de la separación, y a reducir los trastornos de salud que conllevan las alergias humanas”.

Pese a todo, es muy probable que deban pasar varios años antes que Hypo Pet esté disponible en el mercado: el estudio publicado en julio es la primera etapa de un proceso muy largo, el cual contempla nuevos ensayos clínicos con humanos y la eventual autorización de las dependencias farmacológicas de Europa y Estados Unidos. Por lo pronto, la compañía ha decidido incrementar la producción, aunque todavía no ha definido un cronograma para ello.

Acariciar gatos y perros puede reducir nuestros niveles de estrés, confirma estudio

La compañía mantuvo en observación a los sujetos de estudio y no detectó efectos secundarios derivados de Hypo Pet. Esta vacuna es muy prometedora, debido a que los investigadores no han encontrado una razón para que los gatos produzcan Fel d 1 y, por ello, se piensa que esta glicoproteína puede ser un residuo evolutivo. 

Otro de los contados animales que producen Fel d 1 es el loris perezoso, el único primate venenoso del mundo. Estos animales producen la glicoproteína en los ganglios linfáticos braquiales (localizados en la cara interna de los antebrazos) y, al lamerse, mezclan el alérgeno con su saliva. Esta mezcla tóxica puede ser lo bastante venenosa para matar a un ser humano.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.