Ataque contra centro de detención en Libia deja 40 migrantes muertos


300 migrantes continúan recluidos en centro de detención bombardeado en Libia



Al menos 40 personas perdieron la vida y otras 130 resultaron heridas la madrugada de este martes durante un bombardeo aéreo contra un centro de detención de migrantes en Tayura, a 15 kilómetros de Trípoli, capital de Libia.

El portavoz del Ministerio de Salud del Gobierno de Unidad de Trípoli, reconocido por la ONU, Malek Merset atribuyó el ataque a las tropas de Jalifa Hafter, jefe del autoproclamado Ejército Nacional Libio.

El diario reportó que en Tayura se encontraban recluidos al menos 620 migrantes detenidos en su intento por llegar a costar europeas; muchos de ellos tenían más de dos años en el centro de Tayura.

La ONU calificó el ataque como un “crimen de guerra” y solicitó una “investigación independiente”.

Lee: Bombardeos en Siria dejan un saldo de 45 personas fallecidas; 10 eran civiles

Este jueves, la Organización Internacional de Migración (IMO) informó a AFP que al menos unos 300 migrantes continúan recluidos en Tayura recibiendo asistencia humanitaria.

A través de un comunicado, la Organización Internacional de Migración (IMO) dijo que el bombardeo era una “violación terrible del derecho internacional y el imperativo de proteger a los civiles de los conflictos” y acentúa la situación que viven los niños, mujeres y hombres migrantes que han sido privados de la libertad.

“La ONU ha documentado condiciones degradantes, inhumanas e inseguras, incluida la tortura, los malos tratos y el trabajo forzado. , desaparición forzada, violación y falta de acceso a alimentos y atención médica esencial, entre otras violaciones graves de derechos humanos”.

Antonio Guterrez, secretario general de la organización, dijo que este incidente subraya la urgencia de otorgar a todos los migrantes un refugio seguro hasta que sus solicitudes de asilo sean procesadas y reiteró su llamado al alto al fuego en Libia.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet hizo nuevamente una petición para el cierre de los centros de detención de migrantes en el país.

En fotos: La búsqueda de explosivos y combatientes ocultos en el último baluarte del Estado Islámico

EU bloquea condena de la ONU

Este miércoles el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió de urgencia, pero no alcanzó un acuerdo para condenar el ataque contra el centro de detención de migrantes en Libia después de que Estados Unidos decidiera no apoyar la declaración, dijeron diplomáticos a AFP.

En una sesión a puerta cerrada de dos horas, Reino Unido hizo circular una declaración que condenaba el ataque atribuido a las fuerzas del mariscal rebelde Jalifa Haftar, llamaba a un cese al fuego e instaba a regresar al diálogo político.

Pero los diplomáticos estadounidenses aseguraron en la reunión que requerían el visto bueno de Washington para ratificar el texto y las conversaciones finalizaron sin la aprobación de Estados Unidos, dijeron las fuentes a la AFP.

El embajador de Perú, Gustavo Meza-Cuadro, cuyo país ocupa la presidencia del Consejo, dijo a los periodistas que las conversaciones sobre la condena continuarían, pero que los diplomáticos del Consejo dijeron que no esperaban una respuesta.

Lee: Putin duplica su apuesta en Venezuela, Siria y Ucrania, ¿dejará a Rusia en la quiebra?

Haftar, quien tiene el control del este de Libia, lanzó una ofensiva en abril para apoderarse de Trípoli, sede de un gobierno reconocido por la ONU y respaldado por varias milicias.

Las potencias mundiales se han dividido sobre cómo responder a la campaña militar de Haftar, con Estados Unidos y Rusia negándose a respaldar los llamamientos de la ONU para un alto al fuego.

La declaración propuesta habría llamado a los bandos en guerra a “reducir inmediatamente la situación y comprometerse a un alto el fuego”. El Gobierno de Acuerdo Nacional, con sede en Trípoli, aseguró que las fuerzas de Haftar eran responsables del ataque en el centro de detención.

Una declaración del Departamento de Estado publicada en Washington condenó el “abominable” ataque aéreo, pero no exigió un alto el fuego.

Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.