Aumenta el consumo de marihuana en mujeres embarazadas


Aumenta el consumo de marihuana en mujeres antes y durante el embarazo



El consumo de cannabis entre mujeres embarazadas “aumenta rápidamente”, según los investigadores que estudiaron a cientos de miles de madres.

Más mujeres consumen cannabis todos los días en el período previo y durante su embarazo, según lo halló un artículo publicado en la revista JAMA Network Open. Sin embargo la información fue recopilada durante la visita prenatal inicial de las mujeres. Esta por lo regular se da a las 8 semanas de embarazo, cuando las mujeres tal vez todavía no se han percatado de que están embarazadas.

Dado que el cannabis ha sido legalizado en varios estados en años recientes, la droga se ha vuelto más aceptable y accesible, escribieron los autores. Los estudios existentes muestran que más mujeres usan la yerba durante el embarazo, y los investigadores querían saber más sobre la frecuencia.

La marihuana puede combatir la crisis de opioides en EU, aseguran consumidores

Los investigadores advirtieron que consumir cannabis durante el embarazo podría afectar tanto a la madre como al feto en desarrollo, provocando bajo peso al nacer y mal funcionamiento neuropsicológico en los niños.

El nuevo estudio involucró a 276,991 mujeres, representando 367,403 embarazos, quienes completaron un cuestionario sobre consumo de marihuana mientras estaban en cuidado prenatal en Kaiser Permanente Northern California. En los sondeos llenados entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2017, las mujeres escribieron cuán a menudo consumían cannabis antes y después del embarazo. La mayoría de las mujeres implicadas eran blancas, seguidas por hispánicas, asiáticas y afroestadounidenses.

La cantidad de mujeres que decían consumir la droga diaria, semanal o mensualmente aumentó de manera significativa, dijo el equipo, siendo el consumo diario el que aumentó más rápido.

Para 2017, los autores hallaron que las mujeres que consumen cannabis un año antes de su embarazo aumentó de 6.8 por ciento a 12.5 por ciento.

¿El CBD, ingrediente de la marihuana, puede convertirse en antibiótico?

De las mujeres que usaron cannabis un año antes de quedar embarazadas, 17 por ciento dijo que lo consumía a diario. Esto aumentó a un cuarto para 2017. Las consumidoras semanales aumentaron de 20 por ciento a 22 por ciento. Pero las consumidores de una vez al mes o menos cayeron del 63 por ciento al 53 por ciento.

Las madres en estado que consumieron cannabis diariamente durante el embarazo aumentaron de 15 a 21 por ciento. El movimiento correspondiente fue de 25 por ciento a 27 por ciento en el grupo semanal, pero de nuevo cayó de 60 por ciento a 52 por ciento en el grupo de una vez al mes o menos.

Miranda Reed, coautora del estudio y profesora adjunta en la Escuela Harrison de Farmacología de la Universidad de Auburn, dijo a Newsweek: “Este estudio es importante porque muestra cómo el consumo de cannabis entre las mujeres durante el embarazo aumenta rápidamente”.

Ella comentó: “Lo más sorprendente es la magnitud en que aumentó el consumo de cannabis durante el embarazo a pesar de la evidencia existente y nueva sugiriendo los efectos adversos en el feto”.

El profesor Vishnu Suppiramaniam, miembro de la Administración de la Escuela Harrison de Farmacología de la Universidad de Auburn, dijo a Newsweek: “Este estudio podría indicar que la legalización del consumo de cannabis tal vez aumenta el consumo durante el embarazo o que ha aumentado la creencia en que el consumo durante el embarazo es seguro”.

Se necesita más investigación para descubrir el daño potencial del consumo perinatal de cannabis, dijeron los autores. Estudios independientes que habrán de publicarse en el otoño por Suppiramaniam y reed indican que el consumo de cannabis durante el embarazo lleva a efectos a largo plazo en el aprendizaje y la memoria principalmente a causa de la modificación de sistemas de neurotransmisores específicos.

Previamente este año, un equipo diferente de investigadores publicó un estudio advirtiendo que las mujeres quienes consumen cannabis estando embarazadas para aliviar los malestares matutinos podrían dañar el cerebro del feto. Los investigadores llegaron a su conclusión tras estudiar ratas.

El trabajo fue presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Farmacología y Terapéutica Experimental durante el encuentro de Biología Experimental 2019. Por lo tanto, el trabajo no fue publicado en una revista arbitrada.

Ryan Bogdan, profesor adjunto del Departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales en la Universidad Washington de St. Louis y quien no trabajó en el artículo, comentó a Newsweek que los hallazgos del nuevo estudio habrían sido más sólidos si los autores hubieran analizado cómo y cuando consumían la droga las mujeres. Él también dijo que depender en que las participantes declarasen con exactitud cuánta yerba consumían puede presentar problemas, dado el estigma asociado con la sustancia.

“Ya que las mujeres podrían consumir cannabis por toda una gama de razones diferentes, obtener razones reportadas del consumo podría ayudar a entender por qué las mujeres lo consumen, para que estos problemas puedan abordarse”, opinó él.

¿Cuáles son los síntomas de la dependencia a la marihuana?

Bogdan dijo que el problema podría explicarse por la evidencia sugiriendo que es bien sabido que los dispensarios licenciados, en particular aquellos licenciados para marihuana medicinal, recomiendan la marihuana como un remedio para la náusea relacionada con el embarazo.

Al advertir sobre los daños potenciales, él comentó: “El principal componente psicoactivo de la marihuana, el tetrahidrocannabinol, puede atravesar la barrera placentaria para tener acceso al feto en desarrollo.

“Sabemos considerablemente poco de las consecuencias potenciales de la exposición al cannabis, en especial durante el período prenatal. Esto es especialmente alarmante, ya que los estudios en animales no humanos han mostrado que el sistema neuroquímico con el que interacciona la marihuana, el sistema endocannabinoide, tiene un papel importante en el desarrollo neurológico.

“Por ende, es posible que la exposición a la marihuana pudiera tener efectos singulares en diferentes períodos del desarrollo. Los estudios humanos han conectado de manera inconsistente la exposición prenatal a la marihuana con una reducción de peso al nacer, y un aumento de riesgo de psicopatología, que incluye susceptibilidad a la esquizofrenia”.

No está claro si estos problemas suceden a causa del consumo prenatal de marihuana, o si las mujeres que consumen marihuana durante el embarazo también tienen una mayor susceptibilidad genética a la esquizofrenia, dijo él.

“No obstante, dada la posibilidad de que el consumo de marihuana durante el embarazo podría impactar en el desarrollo neurológico y conferir un mayor riesgo para toda una gama de resultados negativos entre los niños, su consumo debería ser desalentado durante el embarazo”, opinó Bogdan.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.