Cámaras captan a trabajadores de granja torturando gallinas por diversión


“Se siente bien”: Cámaras captan a trabajadores de granja torturando gallinas por diversión

granja-tortura-gallinas-diversion


Un grupo defensor de los derechos de los animales ha publicado impactantes videos que muestran escenas de crueldad y tortura realizados por trabajadores en una de las instalaciones de producción de huevos más grandes de Australia.

Animal Liberation publicó escenas, obtenidas de manera encubierta, en las que se muestra a varios trabajadores de la Granja Avícola Bridgewater en Victoria cometiendo abusos contra gallinas ponedoras, a las que ya no se considera valiosas.

En las escenas, pueden verse a varios trabajadores azotando a las gallinas contra el piso, tratando de patearlas mientras rebotan, y rompiéndoles el cuello por pura diversión.

“Odio cuando se les desprende la cabeza”, dice una trabajadora en el video. “Sí, se siente bien, mira”, responde otro trabajador.

Lee: Prada se despide de los animales: dejará de usar pieles en sus colecciones

“Oh, ¿para qué tratas de arrancarle la p…ta cabeza?”, añade otro trabajador.

También puede verse a otro empleado manipulando violentamente a las gallinas mientras las saca de las diminutas jaulas en las que están encerradas.

Animal Liberation afirma que los animales fueron mutilados y lesionados antes de ser asfixiados con gas.

“Este video presenta la historia, en gran medida oculta, de la práctica estándar en la industria de producción de huevo de seleccionar a las gallinas ponedoras ‘desgastadas’ (también conocida como “despoblación”)”, dijo el grupo en una declaración. La despoblación se realiza una vez que las gallinas alcanzan una edad de aproximadamente 18 meses (durante 12 de los cuales sirvieron como gallinas ponedoras), cuando su producción de huevos se reduce y, por lo tanto, ya no se les considera económicamente viables.

“Esta realidad es la misma para las etiquetas de huevos puestos en cautiverio, sin jaula/de granja, puestos al aire libre, aprobados por la RSPCA (Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad con los Animales) y orgánicos. Tu puedes ayudar a detener este ciclo al dejar a los huevos y productos derivados fuera de tu alimentación”.

Te puede interesar: Arrestan a mujer por supuestamente arrojar una bolsa con siete cachorros a un basurero de Coachella

Según el diario The Sydney Morning Herald, en su mejor momento, la Granja Avícola Bridgewater abastecía a alrededor de 10 por ciento del mercado de huevos de toda Australia.

En una declaración, Bridgewater se dijo “entristecida y profundamente consternada” por la conducta de los obreros, los cuales trabajan para un contratista acreditado, empleado por la granja.

“Esta conducta tan patente no fue condonada, aprobada o permitida de ninguna manera por la dirección o el personal de la Granja Avícola Bridgewater”, se añade en la declaración.

Bridgewater señaló también que ha instado a Animal Liberation a que entregue el material “no editado y sin modificar” al Departamento de Policía de Victoria, o al “Departamento de Industrias Primarias, de manera que las autoridades puedan castigar a los responsables.

La Granja Avícola Bridgewater es propiedad de varios granjeros, entre ellos, el Grupo de la Industria del Huevo de la Federación de Granjeros de Victoria. Su presidente indicó que los trabajadores que aparecen en el video pertenecen a una empresa externa a la que tuvieron la suerte de contratar después de que la granja fue puesta recientemente en cuarentena tras un brote de salmonella.

“Quienes pertenecemos a la industria de producción de huevo estamos a merced de unas cuantas personas que están capacitadas para hacer este trabajo. Tuvimos suerte al encontrar a alguien que pudiera hacer el trabajo”, dijo el presidente Tony Nesci.

“Tratar de hacer que una persona trabaje en una granja en cuarentena es como tratar de encontrar pepitas de oro en mier… de cerdo”.

Nesci añadió que desconoce quiénes son los trabajadores que aparecen en el video. “Estoy profundamente consternado por lo que ocurrió, pero eso no me convierte en responsable”, dijo.

“Dejen de tratar de culparnos, ellos fueron responsables de sus propias acciones”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.