Miles de estadounidenses van a México cada año por tratamientos médicos baratos


Miles de estadounidenses van a México cada año para obtener tratamientos médicos asequibles

estadounidenses-mexico-tratamientos-medicos


Cientos de miles de estadounidenses cruzan la frontera con México cada año para recibir una amplia gama de tratamientos, incluidos servicios médicos, cuidado dental y cirugía estética, dicen los expertos en lo que ha llegado a conocerse como “turismo médico”.

Según Josef Woodman, director ejecutivo de Pacientes Más Allá de las Fronteras, una organización que defiende los viajes médicos, entre 800,000 y 1 millón de ciudadanos estadounidenses hacen el viaje de Estados Unidos a México en busca de tratamiento asequible cada año.

Woodman dijo que esa cifra es un “cálculo conservador” y excluye a los no ciudadanos e inmigrantes indocumentados, de quienes él afirma que miles también hacen el viaje a México cada año en busca de tratamiento. La cifra verdadera de estadounidenses quienes viajan al sur en busca de tratamiento es difícil de calcular, dijo él, ya que el viaje médico por lo general es un asunto privado.

Woodman comentó que él prefiere recibir atención al sur de la frontera para ahorrar costos, y el director ejecutivo recientemente viajó a Cancún para recibir cuidado dental que él había “descuidado por mucho tiempo”.

Lee: El doctor mexicano que cambió el rostro de un pueblo fronterizo

Un plan de tratamiento que él calculó que costaría 15,900 dólares en Estados Unidos terminó costándole a Woodman 4,010 dólares en México.

“Así, me ahorré alrededor de 10,000 dólares”, dijo él. “Y eso no es inusual. Puedes ahorrarte muchísimo dinero”.

Según los cálculos de Pacientes de Más allá de las Fronteras, los ahorros pueden ser tan altos como 40 a 70 por ciento.

“Por lo general, es más cercano a 70 por ciento”, explicó Woodman. “En especial cuando vas por un tratamiento complejo”.

“Por ello es que muchos estadounidenses van allá, incluso después de la Ley de Atención Asequible, Obamacare”, comentó él. “Las compañías de seguros acaban de entender todas estas formas de darle la vuelta en las que, sí, estás asegurado, pero en realidad estás infraasegurado y no te das cuenta de ello hasta que algo malo sucede”.

Según Woodman, alrededor de 75 por ciento de quienes viajan a México en busca de tratamiento hacen la travesía a través de la frontera por cuidado dental o estético, con el 60 por ciento recibiendo cuidado dental, mientras que el otro 15 por ciento viaja por cirugía estética.

El resto, dice él, viaja principalmente por ortopedia, bariatría (procedimientos para perder peso), optometría, fecundación in vitro y otros servicios.

Te puede interesar: Albañiles, cocineras y costureras: Tijuana busca mano de obra en caravana migrante

Al abordar las potenciales preocupaciones de seguridad, Woodman dijo que aun cuando hay riesgos potenciales por recibir tratamiento fuera de Estados Unidos, México cada vez más recibe reconocimiento internacional por mejorar sus instalaciones médicas, muchas de las cuales son de “primera categoría”.

En 2006, México no tenía instalaciones acreditadas por la Comisión Conjunta Internacional (JCI), declara su organización en su sitio web. Para 2018, el país había acumulado ocho de dichas instalaciones, según la organización, refiriéndose al sistema de aprobación de “test de referencia” de la JCI para el cuidado de la salud global.

“Muchos hospitales en México gozan de una afiliación con importantes instituciones educativas”, declara Pacientes Más Allá de las Fronteras en su sitio web. “Por ejemplo, el Hospital San José Tec de Monterrey es patrocinado por el internacionalmente reconocido Tecnológico de Monterrey, una excelente institución educativa que presume más de 18,000 estudiantes de tiempo completo y opera 32 campus en todo México”.

Aun así, Woodman dijo que es importante que los estadounidenses quienes viajan en busca de tratamiento “hagan su tarea” antes de recibir cualquier tipo de atención fuera de Estados Unidos.

“Siempre hay riesgo potencial”, comentó él. “Si no haces tu tarea, tus riesgos al viajar en busca de atención probablemente son más altos. En muchos países, la supervisión no es tan alta y no tienes la misma red de pacientes referidos”.

Los expertos médicos también han advertido sobre riesgos potenciales de recibir tratamiento fuera de Estados Unidos, y la Asociación Médica Mundial (WMA) afirma en una declaración sobre turismo médico que un “turista médico está en una situación más frágil y vulnerable que la de un paciente en su propio país”.

La WMA también dijo que los pacientes deberían estar conscientes de cualesquiera “riesgos potenciales de combinar procedimientos quirúrgicos con vuelos largos y actividades vacacionales” antes de recibir tratamiento en el extranjero.

Finalmente, dijo Woodman, las “claves principales del éxito son, uno, pacientes haciendo investigación rigurosa”, que incluye revisar si las clínicas están acreditadas y leer las reseñas de los pacientes, así como “preferir la calidad sobre el precio”.

“Demasiados pacientes ‘buscan precio’ y terminan en instalaciones sospechosas y predadoras”. comentó él. “Es mejor ahorrarse de 5 a 10 por ciento menos, obtener trabajo de calidad y todavía salir con un beneficio”.

Sin embargo, Woodman sostuvo que “hay cada vez más clínicas disponibles y están haciéndose mejores y más sofisticadas y hay cada vez menos riesgo”.

También lee: Venecia continúa su batalla contra el turismo: ahora considera prohibir el alcohol

También es importante señalar que los estadounidenses quienes viajan a México en busca de tratamiento médico usan hospitales y clínicas privados y, por lo tanto, no tienen un impacto tributario en los sistemas nacionales de atención a la salud.

Según la Corporación de Turismo Médico (MTC), una compañía domiciliada en Dallas que ayuda a cientos de personas en Estados Unidos y Canadá a viajar a México por tratamiento de bajo costo cada año, los hospitales y clínicas privados en México han “crecido en dos dígitos tras años de crecimiento retrasado”, en parte gracias a un “gran aumento en la demanda de turistas médicos quienes viajan al sur en busca de tratamiento asequible”.

Sin embargo, “una cantidad cada vez mayor de la clase media mexicana que opta por la atención médica privada y una población creciente con seguro de gastos médicos” también han sido factores que han impulsado el auge.

“El desarrollo del turismo médico en México ha reforzado la confianza de los pacientes en los hospitales mexicanos, y muchos de ellos reciben grandes cantidades de pacientes extranjeros”, declara la Corporación de Turismo Médico en su sitio web. “Algunos hospitales nuevos son de vanguardia y pueden compararse con los mejores del mundo”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.