El asteroide Apofis pasará cerca de la Tierra y la NASA está emocionada


El asteroide Apofis pasará cerca de la Tierra y la NASA está emocionada

asteroide-apofis-tierra-nasa


El 13 de abril de 2029, un asteroide de 335 m de ancho, conocido como 99942 Apofis, pasará cerca de nuestro planeta, a una distancia calculada de 30,500 km, pudiendo acercarse más a la superficie de nuestro planeta que algunos vehículos espaciales que se encuentran en órbita.

A pesar de encontrarse a más de una década en el porvenir, este futuro encuentro cercano ha provocado bastante agitación en la comunidad de investigadores de asteroides, al grado de que será el tema de una sesión que habrá de realizarse este martes en la Conferencia de Defensa Planetaria 2019 en College Park, Maryland, durante la cual los científicos analizarán todo tipo de temas, desde posibles estrategias de observación hasta hipotéticas misiones que podrían explorar el objeto mismo.

“La cercana aproximación de Apofis en 2029 será una increíble oportunidad para la ciencia”, dijo en una declaración Marina Brozovic, científica especializada en radares del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA en Pasadena, California, y que es quien encabeza la reunión. “Observáramos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie cuyo tamaño es de tan solo unos cuantos metros”.

La razón por la que los científicos están tan emocionados por Apofis, bautizado así en honor del antiguo dios egipcio del caos, es que los asteroides de ese tamaño pocas veces pasan a tan poca distancia de la Tierra.

Lee: El Hubble de la NASA confirma que el universo se expande más rápido de lo esperado

Entre los temas que se analizarán en la conferencia, además de las posibles misiones, están los posibles efectos de la gravedad de la Tierra en el asteroide, y estrategias para obtener información sobre el interior del objeto.

“Sabemos que el encuentro cercano con la Tierra modificará la órbita de Apofis, pero nuestros modelos muestran que la aproximación también cambiará la manera en que gira el asteroide, y es posible que se produzcan algunos cambios en la superficie, como pequeñas avalanchas”, dijo en una declaración Davide Farnocchia, astrónomo del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS, por sus siglas en inglés), dependiente del JPL, que es codirector de la sesión.

El día del acercamiento, el asteroide será visible a simple vista y aparecerá como una estrella que se mueve en el cielo del Hemisferio Sur. Comenzando su viaje sobre Australia, pasará por encima del Océano Atlántico en apenas una hora, antes de llegar a la costa oeste de Estados Unidos al inicio de la noche. Es durante este paso que los científicos podrán realizar las observaciones más importantes del objeto, arrojando luz sobre su tamaño, forma, composición y, posiblemente, incluso de su interior.

Apofis fue descubierto en junio de 2004 por astrónomos del Observatorio Nacional Kitt Peak de Arizona, aunque el equipo solo pudo seguir al objeto durante dos días, debido a problemas técnicos y climáticos.

Te puede interesar: ¿Cómo sería vivir en Marte? La NASA presenta diseños de casas para humanos

A fines de ese mismo año, un grupo australiano logró ver de nuevo al asteroide. Con sus datos, calcularon que el objeto tenía una importante posibilidad de 2.7 por ciento de chocar contra la Tierra en 2029. Por fortuna, su pronóstico ha sido descartado definitivamente.

Desde su redescubrimiento, los científicos han seguido estrechamente a Apofis, y ahora se piensa que el objeto tiene una pequeñísima probabilidad de chocar con nuestro planeta muchas décadas en el futuro.

“Tenemos 15 años de datos de seguimiento óptico y de radar a Apofis, por lo que podemos hacer un cálculo muy preciso de su órbita hasta el encuentro con la Tierra en 2029”, declaró Farnocchia a Newsweek. La órbita de Apofis después del encuentro de 2029 presenta un grado mayor de incertidumbre, el cual se reducirá con los datos de seguimiento que se obtendrán en la próxima década. Si bien no podemos descartar completamente una colisión de Apofis después de 2060, esa posibilidad es extremadamente pequeña, de menos de 1 en 100,000”.

Esto resulta afortunado, debido a que si un asteroide de ese tamaño chocara contra la Tierra podría provocar una devastación a escala continental, aunque no una extinción global, de acuerdo con Farnocchia.

Paul Chodas, director de CNEOS, dijo en una declaración: “Apofis es representativo de alrededor de 2,000 Asteroides Potencialmente Peligrosos que se conocen actualmente. Al observar a Apofis durante su paso en 2029, adquiriremos importantes conocimientos científicos que algún día podrían utilizarse para la defensa del planeta”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.