Nuestros ancestros caníbales veían a los humanos como una comida fácil


Nuestros ancestros caníbales veían a los humanos como una comida fácil

ancestros-canibales-humanos-comida


Hace un millón de años, nuestros antiguos ancestros salían a cazarse y comerse unos a otros porque el canibalismo era una estrategia muy redituable de sobrevivencia, han dicho los científicos.

Homo antecessor es una especie propuesta de humanos arcaicos de quienes se piensa que vivieron hace 1.2 millones a 800,000 años. A los miembros de esta especie también se les ha llamado los “caníbales humanos más antiguos”. Los fósiles descubiertos en un sitio arqueológico contienen “señales incuestionables de canibalismo”, dijeron investigadores del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) de España, en un estudio que analizaba su comportamiento de caza.

El artículo, publicado en Journal of Human Evolution, analizó este caso de canibalismo dentro de un marco de búsqueda óptima de alimento, sopesando el cazar humanos y otros animales en términos de los beneficios nutricionales que ofrecían contra el costo de matar y procesar el cuerpo. Estos antiguos cazadores humanos, dice el equipo, habrían querido obtener el máximo beneficio con el mínimo costo.

Lee: El cambio climático orilló a unos neandertales a practicar el canibalismo

“El canibalismo es una práctica humana antigua y muy difundida; sin embargo, las causas y el significado de consumir a otros humanos todavía se debate acaloradamente”, escribieron Jesús Rodríguez, Ana Mateos y Guillermo Zorrilla, autores del estudio. “Hay varias explicaciones posibles del comportamiento caníbal, que van desde motivos sociales y culturales hasta causas puramente nutricionales”.

En una investigación anterior, el arqueólogo británico James Cole resolvió el valor nutricional del cuerpo humano y lo aplicó al registro paleolítico. Sus hallazgos, publicados en Scientific Reports, sugerían que el canibalismo no era motivado necesariamente por la necesidad de nutrición; el valor de la carne humana en términos de calorías no era tan fuerte como el de otras presas potenciales de esa época. Cole sugería que esto indicaba que también hubo razones sociales y culturales del canibalismo prehistórico.

Al comentar el estudio más reciente, Cole, quien no participó en la investigación, dijo a Newsweek que los hallazgos ayudan a refinar las razones del canibalismo entre nuestros ancestros antiguos, específicamente los motivos conductuales del canibalismo usando la teoría de la búsqueda óptima de alimento.

“Dicho enfoque es sorprendentemente único y demuestra que a pesar de los problemas en el rango de tiempo, todavía podemos generar nuevas interpretaciones de los comportamientos complejos que presentaban nuestros ancestros hominini”, dijo él. “La interpretación nutricional ciertamente parece bien fundamentada con base en la evidencia presentada en el artículo. Sin embargo, quizás valga la pena recordar que cualesquiera motivos sociales o culturales del… canibalismo tal vez no sean arqueológicamente visibles del todo, aun cuando en este caso los restos de hominini parecen haber sido consumidos por completo”.

Te puede interesar: Documentan extraño caso de canibalismo de un macaco

En el articulo más reciente, los científicos del CENIEH analizaron la “Teoría de la Búsqueda Óptima de Alimentos” —la cual sopesa el costo/beneficio de una cacería— para una gran gama de mamíferos grandes y hominini. También tomaron en cuenta la elección y abundancia de las presas.

Los hallazgos mostraron que los humanos estaban “representados en exceso” en el medio ambiente, lo cual significa que posiblemente se encontraban en una tasa más alta, “como podría esperarse si los individuos canibalizados pertenecían al mismo grupo que los recolectores”, escribieron los científicos. Aun cuando su valor nutricional tal vez no haya sido tan bueno como el de otra fauna disponible en esa época, la posibilidad de encontrar otro humano los convertía en una comida fácil.

“Nuestros análisis muestran que el Homo antecessor, como cualquier predador, elegía a su presa siguiendo el principio de optimizar el equilibro entre costo y beneficio, y también muestran que, considerando solo este equilibrio, los humanos eran un tipo de presa ‘de alto rango’,” dijo Rodríguez en una declaración. “Esto significa que, en comparación con otras presas, se podía obtener mucha comida de los humanos a bajo costo.

“Para Homo antecessor, era más fácil encontrar un humano que otro animal. Una de las explicaciones posibles de esta tasa alta de encuentros entre humanos podría ser que los cadáveres canibalizados eran de los miembros del grupo que habían muerto de causas diferentes”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.