Los microplásticos: uno de los retos medioambientales claves de esta generación


Los microplásticos: uno de los retos medioambientales claves de esta generación

microplástico


Trozos diminutos de plástico pueden desplazarse hasta 100 kilómetros, o 62 millas, por el aire, según unos científicos que estudian la contaminación en un área remota en la montañas de Francia.

Los microplásticos son trozos diminutos del material que miden entre 5 milímetros, o 0.20 pulgadas, y 1 micrómetro, o 1,000 veces más pequeño que un milímetro.

Todos los delfines, ballenas y focas analizadas en un estudio estaban contaminados con microplásticos

Los autores del estudio, publicado en la revista Nature Geoscience, describió al plástico como “uno de los retos medioambientales claves de esta generación”, y señaló el hecho de que los fabricantes produjeron alrededor de 335 millones de toneladas de este material en 2016.

Investigaciones anteriores han mostrado cómo los microplásticos pueblan masas de agua, navegando por los ríos para contaminar los océanos. Por ejemplo, en un estudio publicado previamente este año, unos científicos que buscaban microplásticos en los sistemas digestivos de animales marinos varados en las costas del Reino Unido hallaron el material en toda creatura que revisaron.

Para el nuevo estudio, un equipo diferente de investigadores se dirigió a la estación meteorológica de Bernadouze en un área “remota y prístina” de los Pirineos franceses. El área apenas está poblada y los visitantes la usan principalmente para hacer senderismo, esquiar o para investigaciones científicas. No hay infraestructura industrial, comercial o agrícola cercana.

Microplásticos en heces humanas

En un periodo de cinco meses durante el periodo invernal de 2017 a 2018, recolectaron muestras de aire en dicha ubicación.

El equipo quería responder si el plástico estaría presente en el aire en este lugar remoto, y también qué tipo podría descubrir. Poliestireno y polietileno fueron los plásticos que más se hallaron. Estos se usan ampliamente en productos desechables, como los contenedores de comida. El propileno, que se encuentra en algunos textiles, sumaba 18 por ciento de los hallazgos.

Deonie Allen, una científica medioambiental atmosférica y coautora del estudio, dijo a Newsweek: “Este es el primer estudio en mostrar que los microplásticos se transportan atmosféricamente”.

Encuentran 22 kilos de plástico en el estómago de una ballena embarazada

“Esperábamos hallar algunas partículas de microplásticos, pero no tantas como las que hallamos. El hallazgo de partículas de microplásticos en esta remota área montañosa refuerza [el hecho] de que la contaminación con plástico no es solo un problema de la ciudad, el río o el mar”.

Steve Allen, un candidato a doctorado y científico medioambiental atmosférico en la Universidad de Strathclyde, comentó a Newsweek: “Ahora necesitamos hacer una investigación detallada e internacional para identificar qué tan lejos se mueve este contaminante transportado atmosféricamente y adónde ha sido transportado”.

Allen continuó: “Los desperdicios de plástico que son manejados mal de manera cotidiana no solo afectan a personas individuales o comunidades que viven en ciudades, sino que potencialmente se mueven largas distancias en el medioambiente. La contaminación con plástico está en el mar, el barro de los ríos, y este estudio muestra que está en la atmósfera en el sitio de estudio”.

Estudio sugiere que el microplástico ya es parte de nuestra cadena alimenticia

“Las acciones de los individuos tendrán un impacto en cuánto plástico es liberado en nuestro medioambiente. También es importante recordar que los gobiernos no harán algo a menos que se lo exijamos”.

Stephanie Wright, una investigadora del Centro MRC-PHE de Medioambiente y Salud en el King’s College de Londres, comentó: “Sabemos que los microplásticos se depositan en la atmósfera en las megaciudades. Sin embargo, esto no se había mostrado con anterioridad en un medioambiente prístino, lo cual no sorprende dada su baja densidad y naturaleza difusa. No obstante, los hallazgos de trayectoria inversa (de dónde proviene el material) deberían inferirse con cautela a causa del tamaño pequeño de la muestra. Aún más, como sabemos muy poco de las fuentes de las emisiones de microplásticos a la atmósfera, es difícil concluir exactamente cuán  lejos se han desplazado.

“Estos hallazgos sí sugieren que los microplásticos son omnipresentes e incluso los medioambientes más prístinos podrían ser susceptibles a contaminación. Los microplásticos son persistentes y, por lo tanto, se acumularán en el medioambiente al paso del tiempo, a menos que las emisiones se reduzcan”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.