La vida por la placa | Newsweek México


La vida por la placa



*Chihuahua y Guanajuato encabezan la lista de policías asesinados en lo que va del año

*“El hecho de que policías sean asesinados impacta de forma negativa en la percepción ciudadana porque tiene consecuencias desmoralizantes para la sociedad”: Óscar Máynez

Cd. Juárez. Con el homicidio de tres agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) registrado este mes en el municipio de Gómez Farías, al oeste de la entidad hacia la Sierra Tarahumara; el estado se colocó en primer lugar en asesinatos de policías, junto con Guanajuato, en lo que va de 2019.
Información oficial de la Fiscalía General del Estado (FGE) y un seguimiento hemerográfico realizado por integrantes de Causa en Común, una organización ciudadana dedicada a crear relaciones de confianza entre la sociedad y las instituciones de seguridad y procuración de justicia, establecen que hasta el 8 de marzo pasado, a 11 elementos policíacos de distintas corporaciones les quitaron la vida en diferentes partes de la entidad.
Cantidad que para un trimestre que ni siquiera ha concluido, ya es preocupante. Durante 2018, en total 28 oficiales fueron asesinados en el estado.
El caso más reciente ocurrió el 8 de marzo, cuando tres policías estatales fueron atacados a balazos y con granadas en la carretera Gómez Farías-Peña Blanca. Según las autoridades, fue producto de una emboscada aunque posteriormente se dio a conocer que el ataque se produjo por los tripulantes de una sola camioneta. Dos agentes quedaron calcinados, uno de ellos, a bordo de la patrulla, y el tercero falleció por las heridas de bala.
Lo cierto es que los más preocupados son los propios agentes, quienes destacan sentirse más vulnerables que en otros periodos.
Y es que no es una situación que sólo competa a las corporaciones. “El hecho de que policías sean asesinados impacta de forma negativa en la percepción ciudadana porque tiene consecuencias desmoralizantes para la sociedad”, comenta el criminólogo y profesor investigador, Óscar Máynez Grijalva.
Supuestamente, agrega el especialista, los agentes son quienes deben mantener el orden y combatir el crimen pero cuando los matan, los eventos se perciben contrarios al objetivo primordial de su existencia: reducir la criminalidad.
En la agresión perpetrada en Gómez Farías, la CES envió el mensaje de mano dura contra los asesinos del comandante Luis Carlos Hurtado Armendáriz, así como los agentes Sergio Carrillo Sinaloa y Francisco Hernández Mata.
El comisionado Óscar Aparicio, declaró que los elementos del grupo de Operaciones Especiales acudían a verificar una llamada de alerta, en la cual se informó de personas que portaban armas y fueron víctimas de un cobarde ataque.
Declaraciones que no se advierte que restablezcan el desánimo entre las filas, al reunirse cada ceremonia para despedir a un compañero más.
La bitácora, lo sustenta. Otros agentes que fueron víctimas de homicidio en lo que va del presente año fueron Roberto Rivero Chacón, de Chihuahua y Érick N. de Ciudad Juárez, ambos atacados el 16 de enero pasado.
Mientras que el 2 de febrero le quitaron la vida a Manuel Enrique Valdez Castillo, de Chihuahua, según asienta el informe de Causa en Común y archivos periodísticos.
Asimismo, el 26 de febrero murieron el jefe de la Policía Municipal de Cuauhtémoc, Efrén Peñaflores Rodríguez y el oficial Leobardo López Rivera, atacados en su vehículo a la entrada de la capital del estado.
En tanto que el 3 de marzo fue abatido en Casas Grandes, Adrián Matsumoto Dórame, quien fungía como subdirector operativo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de Ciudad Juárez.
A su vez, el 4 de marzo mataron a los policías de Madera, José Alberto S. R. de 24 años y Karen Vanessa S. I. de 23 años.
El reporte de Causa en Común indica que a lo largo de 2018, en el estado de Chihuahua le quitaron la vida a 28 agentes de diferentes corporaciones. Poco menos de la mitad en el actual primer trimestre, que todavía no concluye.

Plata o plomo, la disyuntiva

Aunque la Fiscalía General del Estado y las Policías Municipales sostienen que los ataques en contra de los elementos, se debe al arduo trabajo que se realiza para combatir la delincuencia en todas sus vertientes; es necesario que se realicen las investigaciones pertinentes para establecer las verdaderas causas de los homicidios, establece el criminólogo Máynez Grijalva.
En el libro “El Arte de la Guerra”, refiere el especialista, se menciona que una de las formas de controlar al enemigo es con dinero o con violencia, “o plata o plomo”, como decimos aquí.
El especialista considera, en torno a los homicidios de policías en distintas entidades del país, que los ataques ocurren cuando no se permite que los agentes tengan alianza con algún grupo, o están desarticulados, entonces no hay un control establecido de los criminales con las corporaciones y “cada quien jala por su cuenta”.
Del otro lado del espectro, los integrantes de Causa en Común, organización civil integrada por investigadores, expertos, académicos y activistas, consideran que “como sociedad debemos indignarnos y exigir castigo para quienes de manera cobarde asesinan a policías. Bien o mal preparados, son los encargados de protegernos y no podemos permanecer indiferentes”, indican a través de su portal causaencomun.org.mx
Uno de los trabajos que realizan es precisamente, el conteo de los agentes asesinados en todo el país con base en información hemerográfica. Así, destaca que hasta ahora, Chihuahua y Guanajuato concentran el mayor número de oficiales caídos.
REPORTAJE COMPLETO EN LA REVISTA DE NEWSWEEK CHIHUAHUA 25/03/19

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.