Bacteria que come petróleo es descubierta a 11 mil metros bajo el nivel del mar


Bacteria que come petróleo es descubierta a 11 mil metros bajo el nivel del mar

bacteria


Un equipo internacional de investigadores ha descubierto un grupo nuevo de bacterias que comen petróleo en el ecosistema misterioso de la fosa de las Marianas, según un estudio publicado en la revista Microbiome.

Ubicada en el Pacífico Occidental, la parte más profunda de la fosa está a 11,034 metros bajo el nivel del mar. Si se colocara el monte Everest en el fondo, la cima estaría aún a 2,134 metros de la superficie.

Desarrollan antibiótico para “reconocer y matar” bacterias malas

Dada la dificultad para acceder, a la fecha solo ha habido unas pocas expediciones para investigar los organismos que viven en este ambiente riguroso, donde la presión en algunas partes puede alcanzar el equivalente de 1,088 kilos sobre una sola uña. De hecho, los científicos dicen que sabemos más sobre Marte de lo que sabemos sobre este ecosistema extraño en la profundidad del mar.

“La fosa de las Marianas es uno de los medioambientes menos estudiados en la Tierra y tenemos información limitada de cómo sobreviven los microorganismos en este medioambiente único”, dijo a Newsweek David Lea-Smith, un autor del estudio de la Universidad de Anglia del Este en Inglaterra. “Nuestra meta original era determinar los procesos bioquímicos que usan los microorganismos para sobrevivir en este medioambiente. Por ejemplo, ¿qué fuentes de alimento usan y cómo podrían sobrevivir a las condiciones de presión extrema?

Científicos descubren bacteria en el fondo del océano Pacífico que absorbe el CO2

En un intento de abordar esta falta de conocimiento, el equipo de investigación tomó muestras de microbios en la parte más profunda de la fosa usando tecnología sumergible. Estas muestras fueron analizadas después, permitiéndoles identificar un grupo nuevo de bacterias que degradaba hidrocarburos, o sea, compuestos orgánicos hechos de átomos de hidrógeno y carbono que se encuentran en muchos lugares, incluidos el petróleo crudo y el gas natural.

Un hallazgo clave del estudio fue que las bacterias que degradan los hidrocarburos conformaban una proporción alta de los microbios en este medioambiente.

“Nos sorprendió que las bacterias que degradan los hidrocarburos constituían una proporción tan alta de la población microbiana total, mucho más alta que en cualquier otra parte de la Tierra”, dijo Lea-Smith. “Esto sugiere que hay cantidades altas de hidrocarburos presentes en la fosa de las Marianas, los cuales estas bacterias luego usan como una fuente de alimento”.

Según Lea-Smith, sabemos que organismos similares que degradan los hidrocarburos —los cuales se han encontrado en casi todos los medioambientes de la Tierra— tienen un papel importante en el consumo de petróleo soltado en eventos como la explosión de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en el Golfo de México.

Alerta en México: bacterias sin control

“Estas bacterias podrían tener un papel en consumir todo petróleo que llegue al lecho oceánico, lo cual limita la contaminación en este medioambiente”, dijo él.

De hecho, los autores sugieren que una proporción significativa de las bacterias que degradan el petróleo encontradas en la fosa s deriva de la contaminación en la superficie del océano. Sorprendentemente, también hallaron hidrocarburos que suceden naturalmente en el sedimento oceánico en el fondo de la fosa.

“También nos sorprendió que hay otros organismos sintetizando hidrocarburos”, dijo Lea-Smith. “Aun cuando he establecido que las algas y las bacterias fotosintéticas también producen hidrocarburos en la superficie del océano en mi trabajo previo, estos son diferentes de los compuestos que hallamos en la fosa de las Marianas. Esto sugiere que los microbios en el fondo de la fosa de las Marianas usan un tipo diferente de bioquímica para sintetizar estos hidrocarburos”.

Los investigadores piensan que estos hidrocarburos podrían ayudar a algunos microbios a sobrevivir las presiones aplastantes cerca del fondo de la fosa, a la vez que sirven de fuente de alimento para otros. Sin embargo, se necesita investigar más para echar luz sobre los organismos que viven allí.

“En el trabajo futuro, estaremos muy interesados en determinar los procesos bioquímicos por los cuales ciertos microorganismos en la fosa de las Marianas producen hidrocarburos”, comentó Lea-Smith. “Estos hidrocarburos son similares a los compuestos hallados en el combustible diésel. Si podemos identificar esta secuencia, entonces podríamos introducirla en otras bacterias u hongos para producir biocombustibles, los cuales podrían remplazar al diésel producido actualmente con combustibles fósiles”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.