Tena, el alcalde incómodo | Newsweek México


Tena, el alcalde incómodo

Desde que Carlos Tena Nevárez, asumió la Presidencia Municipal de Cuauhtémoc por el partido de Morena en septiembre de 2018, comenzó la confrontación del edil con el gobierno estatal, lo cual ha ido en escalada y derivó en que el fin de semana pasado, el alcalde fuera detenido… por unas horas.
Primero fue el tema de las funciones que el Mando Único debía desempeñar en ese municipio. Carlos Tena aseguraba que el Ayuntamiento debía ser el encargado de nombrar y manejar los cuerpos policiacos y bajo este argumento nombró a Efrén Peñaflores como director de Seguridad Pública Municipal.
El conflicto se agudizó cuando a mediados de octubre de ese mismo año, el agente de la corporación municipal, Jesús Andrade, fue ‘levantado’ y poco después circuló un video en redes sociales, en el cual se mostraba al oficial sometido a un interrogatorio rodeado por un grupo de encapuchados armados.
En ese video, se cuestionaba al elemento si policías municipales estaban coludidos con la célula criminal llamada el cartel del “tigre” y él lo confirmaba. Un par de días después, el cuerpo del agente apareció en la vía pública con evidentes huellas de tortura y heridas de bala.
Tena Nevárez responsabilizó entonces, a elementos de la Policia Estatal, tanto del ‘levantón’ como del crimen y volvió a reclamar que la llegada del Mando Único solamente había servido para incrementar las extorsiones a los ciudadanos y los ataques contra los policías preventivos, sin dar los resultados que se esperaban ni reforzar las tareas de seguridad en Cuauhtémoc.
El 7 de noviembre, Óscar Aparicio, titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) en compañía de Carlos Tena, ofreció una rueda de prensa para anunciar el replanteamiento de estrategias del Mando Único, entre las que se incluían nuevos nombramientos y una relación mucho más coordinada entre la Presidencia Municipal y las fuerzas de seguridad, todo con el fin de acabar con la inseguridad en la región manzanera.
Veinte días después, policías estatales irrumpieron en las oficinas de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Cuauhtémoc para detener a 11 oficiales, incluyendo al director Efrén Peñaflores por irregularidades en los permisos de porte de armas.
Óscar Aparicio dio a conocer que Carlos Tena incumplió los acuerdos realizados el 7 de noviembre, que incluían la entrega de las oficinas, el nombramiento de Efrén Peñaflores como director administrativo de la corporación y la designación del comandante Abraham Castañeda, como titular del Mando Único y encargado de las tareas operativas.
Los 11 policías junto con Peñaflores, fueron liberados y absueltos de los delitos de portación ilegal de arma de fuego, resistencia a particulares y de usurpación de funciones, luego de que el juez de Control, Jorge Napoleón Raya Valdez, determinó que no existían los elementos suficientes para que los imputados fueran llevados a prisión como pretendía el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.
El 10 de diciembre de 2018, Peñaflores y el resto de los implicados en la detención fueron reinstalados en sus puestos por Carlos Tena, quien congregó a sus policías para darles un mensaje de una nueva estrategia de coordinación con el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, quien enviaría elementos militares, navales y de la Gendarmería para reforzar las labores de seguridad en la zona.
El conflicto continuó y el 29 de diciembre, Tena y Peñaflores denunciaron que entre gritos y empujones les prohibieron la entrada a la reunión de mesas de seguridad; el alcalde aprovechó para dar a conocer denuncias de acoso laboral y sexual en contra del titular del Mando Único, lo que daría a conocer en la capital del país ante el delegado federal de Seguridad.
Ante las acusaciones, el comandante Abraham Castañeda negó que se les hubiera prohibido la entrada y menos que se usara para ello la fuerza, aclaró que la reunión era privada y sólo tenía acceso el presidente municipal, quien pretendía entrar con una comitiva de cuatro personas, lo que desató la molestia y las agresiones a los encargados de la entrada.
Poco después de comenzar el año en curso, cuando el presidente López Obrador anunció el plan anticrimen y el envío de efectivos castrenses a 17 ciudades del país, considerados los puntos más urgentes, se incluía a Ciudad Juárez. Posteriormente, el Jefe del Ejecutivo añadió a Cuauhtémoc y se anunció que mandarían a militares y policías federales, lo cual después el propio presidente municipal señaló que era una simulación, pues eran elementos que ya estaban comisionados a la zona.
Se avivó la confrontación el 27 de febrero pasado, cuando al filo de las 13:00 horas, Efrén Peñaflores y su guardia de seguridad arribaban en su vehículo a la ciudad de Chihuahua, y sujetos armados lo interceptaron en las avenidas 120 y Silvestre Terrazas, donde le dispararon en repetidas ocasiones a él y su escolta, Alejandro López Rivera. Ambos murieron.
El alcalde Carlos Tena culpó directamente al Gobierno del Estado por la falta de atención al problema de inseguridad que viven en Cuauhtémoc y exigió a la Federación su intervención, señalando que el gobierno de Javier Corral nada hace para establecer la paz en el estado.
Por su parte, el gobernador Javier Corral dio a conocer que la Fiscalía General del Estado había detenido a cuatro hombres relacionados con el doble homicidio. Acompañado por mandos militares, precisó que los detenidos son del estado de Durango y estan relacionados con el grupo criminal “La Línea”.

Los autos chuecos

A la par de los debates por la inseguridad, otro tema mantiene la tensión entre el gobernador y el edil cuauhtemense.
Desde su llegada a la Presidencia Municipal, Carlos Tena prometió a los propietarios de autos “chuecos” que regularizaría su situación y no permitiría un decomiso más.
A principios de su mandato, el alcalde ratificó su posicionamiento. “No vamos a permitir que se estén dando abusos, aquí está Carlos Tena el amigo, el ciudadano y ya se puso a consideración con los regidores para aprobar el nuevo engomado de identificación municipal”.
El 2 enero de 2019, Carlos Tena comenzó con la inscripción al programa de regularización y entrega de engomados en 20 a 25 mil vehículos extranjeros que circulaban en su municipio, cobrando 650 pesos por el registro. “Estos ingresos, serán para obras de infraestructura”, declaró.
Apenas dos días después de iniciado el programa, cinco vehículos de procedencia extranjera con el engomado expedido por el Consejo de Urbanización Municipal (CUM), fueron decomisados por elementos de la Agencia Estatal de Investigación en Cuauhtémoc.
Aun cuando Tena Nevárez, acudió personalmente a las instalaciones de la Fiscalía Zona Occidente para tener un encuentro con el fiscal Jesús Manuel Carrasco Chacón, a cargo del operativo, no fue recibido por el funcionario.
“Dejamos claro que las instituciones estamos obligadas a trabajar dentro del marco jurídico, apegarnos a derecho, el municipio ha incurrido en una ilegalidad, ha expedido un engomado para el cual no tiene facultad, incluso la Ley de Tránsito en el Estado, en el artículo 31 establece cuál es la autoridad competente para ello, son facultades que no tiene el municipio”, sostuvo un comunicado de la Fiscalía Zona Occidente.
Por su parte, el mandatario estatal Javier Corral, destacó que el presidente municipal de Cuauhtémoc incurría en una violación al Código Fiscal Federal, de lo cual se daría vista a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que procediera en consecuencia.
Carlos Tena, aún con el apoyo de la dirigencia nacional de Morena, se vio obligado a cancelar el programa hasta nuevo aviso y regresar el dinero a 40 propietarios de vehículos extranjeros que habían acudido al CUM para registrarse, aún así se comprometió con los propietarios a evitar decomisos.
La tarde del sábado 23 de marzo durante un operativo de la Agencia Estatal de Investigación en Cuauhtémoc, en el cual revisaban un vehículo que no acreditaba su legal estancia en el país, se habría presentado Tena Nevárez para impedir el decomiso y para ello, abordó la unidad, se dio a la fuga y chocó, tras lo cual fue detenido por obstrucción de la justicia, persecución y daños materiales, según indicó en rueda de prensa Joel Gallegos Legarreta, director general de Gobierno.
Un día después, la Fiscalía informó que Carlos Tena y otra persona que lo acompañaba, Jaime B. O. fueron liberados.
Hoy, el diputado y coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, Miguel Ángel Colunga, pidió mesura al alcalde de Cuauhtémoc y a los elementos de la Policía Estatal, tras la detención de Carlos Tena quien intentó huir en un vehículo de procedencia extranjera.
“Hay que ser más cuidadosos, me parece que esto no contribuye, debemos pedir más mesura, mientras exista la situación de a ver quien vence a quien, no nos va a llevar a nada, ya que requieren comunicarse y coordinarse”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.