Cinco errores ortográficos que cometemos al escribir un correo electrónico


Cinco errores ortográficos que cometemos al escribir un correo electrónico



Aunque parece algo muy fácil que hacemos todos los días, escribir de manera adecuada un correo electrónico tiene cierta complejidad en lo que a ortografía se refiere, por lo que aquí van algunos consejos para evitar cinco de los errores más comunes que cometemos al redactarlos.

 

  1. Omitir la coma del «vocativo»

Si navegamos por nuestra mente e intentamos recordar un poco las clases de la primaria, seguramente nos va a sonar muy conocida esta frase, aprendida generalmente a fuerza de repetición: «el sujeto de una oración es la persona, animal o cosa de la que hablamos».

También los «sustantivos» son palabras que identifican personas, animales o cosas, y pueden tener nombres propios: el sustantivo «mujer» puede tener como nombre propio «María», «Ana», «Lucía», etcétera.

Pues un «vocativo» es la forma o función que toman esos sujetos de la oración y esos sustantivos o nombres propios cuando nos dirigimos a ellos; es decir: cuando se convierten en nuestros interlocutores.

  • Sustantivo / nombre propio: Pedro no está bien. [Aquí escribimos sobre Pedro, y estamos diciendo que él no está bien].
  • Vocativo: Pedro, no está bien. [Aquí le escribimos a Pedro para decirle que algo no está bien].

 

Entonces, cuando saludamos a alguien en un correo electrónico, debemos utilizar el vocativo:

  • Hola, Eduardo:
  • Buen día, queridos compañeros: [Nos dirigimos a todo el sujeto de la oración, que son los «queridos compañeros», aunque solo «compañeros» sea un «sustantivo»].

 

Ojo, esta coma no se escribe cuando agregamos un adjetivo antes o después del nombre propio o sustantivo:

  • Estimada Carmen:

 

Y tampoco se escribe cuando no se mencionan el sustantivo ni el nombre propio:

  • Buen día a todos:

 

  1. Escribir coma después del saludo

Poner una coma después del nombre al saludar es un anglicismo ortográfico (es decir, un uso propio de la lengua inglesa) y debemos evitarlo:

 

INCORRECTO:

Hola Lucía, 

Estamos atentos a tus indicaciones.

 

CORRECTO

Hola, Lucía:

Estamos atentos a tus indicaciones.

 

En el idioma español, los encabezamientos de las cartas o fórmulas de saludo deben terminar en dos puntos. Como el saludo en un correo electrónico es equiparable al encabezamiento de una carta, lo mejor escribirlo de la misma manera.

Asimismo, lo más común (y recomendable) es continuar el texto en un renglón aparte que inicie con mayúscula.

 

  1. Usar coma en todas las despedidas

Aunque no existen reglas de puntuación específicas para las despedidas en cartas y correos electrónicos, para decidir poner una coma o un punto se sugiere tomar en cuenta si la fórmula de despedida es breve o si se trata de una oración que contenga uno o más verbos.

Si la despedida contiene verbos, se sugiere terminarla con un punto:

 

Agradezco su atención y quedo al pendiente de sus instrucciones.

Sonia López

 

Reciba un cordial saludo.

Sonia López

 

Si la despedida no tiene verbos, la sugerencia es terminar con una coma:

 

Atentamente,

Sonia López

 

Besos,

María

 

  1. Escribir los cargos o el nivel de estudios con mayúscula o abreviatura

La sugerencia de las academias de lengua española es que los cargos o el nivel de estudio de las personas se escriban con la letra inicial en minúscula, ya que son sustantivos comunes y no nombres propios.

El uso de estos con mayúscula inicial responde a un uso denominado como «reverencial» o «de respeto», que es ineludible en algunas instituciones en las cuales la línea editorial o el uso obligado es destacar las funciones o los grados académicos. Sin embargo, la sugerencia es evitarlo en la mayor medida posible.

Por tanto, en lugar de escribir «el Presidente del Consejo dijo» se sugiere escribir «el presidente del Consejo dijo», y en vez de escribir «la Licenciada García asistirá», la sugerencia es escribirlo «la licenciada García asistirá».

 

Solo llevaría mayúscula si es la palabra inicial de un saludo:

 

Licenciada García:  

Buenas tardes, (…)

 

De igual forma, se sugiere usar siempre la palabra extendida y evitar abreviaturas como: «El Pdte. del Consejo» o «la Lic. García», incluso en el saludo o la despedida de un correo electrónico o de una carta.

 

  1. Mandar un mail o e-mail

El término «e-mail» es un anglicismo que abrevia las palabras «electronic mail», cuya traducción literal al español es «correo electrónico».

Por otra parte, «mail» (así solito) hace referencia a la correspondencia; es decir, el correo a la antigua de cartas impresas que se envían o reciben.

La opción en este caso, para aquellas personas hispanohablantes que quieran evitar el uso excesivo de anglicismos, es escribir (o decir): «voy a mandar un correo electrónico», en lugar de las otras dos opciones.

Si «correo electrónico» nos parece muy largo, se puede utilizar simplemente la palabra «correo», cuyo uso es ya muy extendido para tal fin, por lo que se comprende perfectamente que se está haciendo referencia al que se envía por internet y no a través del servicio postal.

 

Puedes leer también: ¿Podemos acabar con el sexismo lingüístico?

 

Laura Ilarraza es comunicóloga, orgullosamente egresada de la UNAM, editora de México Social y de las revistas estatales de Newsweek México en Guanajuato, Coahuila, San Luis Potosí y Querétaro.

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.