Rusia censura cómic de Deadpool por promover el extremismo nazi


Rusia censura cómic de Deadpool por promover el extremismo nazi



La popular franquicia de Deadpool tal vez dé risa y entretenga a públicos de todo el mundo, pero los censores gubernamentales en Rusia estaban muy poco impresionados con un capítulo específico de un cómic de la saga del superhéroe, acusando que promovía el extremismo.

En el capítulo de marras en Deadpool Max, programado para su publicación el 18 de enero en ese país, el icónico superhéroe vestido en rojo y negro se enfrenta con el villano y supremacista blanco Zemo, quien regularmente suelta comentarios abiertamente antisemitas y racistas, según reportó Radio Free Europe el martes. Entre otras cosas, Zemo alaba el Holocausto, así como al líder histórico nazi Adolf Hitler y al Ku Klux Klan. El autor David Lapham incluyó una nota después del capítulo, advirtiendo a los lectores que dichos comentarios no deberían verse de una forma positiva. “Sé que todos son lectores entendidos que entienden el sarcasmo y la sátira”, escribió él.

Al parecer, esta nota aclaratoria no fue suficiente para los censores rusos. Les dijeron a los editores que tenían dos opciones: no publicar el cómic o eliminar el capítulo completo.

“En términos legales rusos, incluso la sátira puede ser tratada como propaganda”, dijo Mikhail Bogdanov, director de la editorial del cómic Komilfo, a Radio Free Europe. “En nuestro país, hay ciertas líneas legales que no puedes cruzar”, explicó él. La compañía decidió publicar el cómic sin el capítulo.

Roman Dmitrovsky, editor en jefe de Komilfo, dijo que los censores “reconocieron que la imagen del villano es una caricatura y la obra es una sátira, pero dijeron que el Holocausto, el racismo y el nazismo no pueden ser sujetos de sátira y humor”, según The Moscow Times.

Sin embargo, Yury Kanner, del Congreso Judío Ruso, criticó la decisión de censurar el cómic. “No deberíamos ser mojigatos en la cuestión fina del humor”, dijo al periódico financiero Kommersant, argumentando que todo tipo de chiste debería ser aceptable.

Más allá de Deadpool Max, las leyes estrictas de censura y “propaganda” en Rusia han acosado a individuos por criticar la religión y a activistas LGBTQ.

Dos niños se disfrazan de un hombre para ver “Pantera Negra” y así terminó la historia

Algunas personas en Rusia que han publicado memes en línea que se consideró eran blasfemos o hacían burla del cristianismo han sido detenidas y encarceladas. En un caso, Daniil Markin, de 19 años, fue acusado después de publicar un meme comparando a Jon Snow, personaje de Juego de tronos, con Jesucristo.

Desde 2013, Rusia también instrumentó una supuesta “ley de propaganda gay”, la cual restringe el representar las relaciones LGBTQ como iguales a las uniones heterosexuales. Aun cuando no es ilegal ser gay en Rusia, los activistas han argumentado que la ley ha tenido un impacto negativo en el país.

Atacar la mediocridad con cómics: Jorge Pinto

“La ley de ‘propaganda gay’ de Rusia está afectando a la juventud al impedirle conocer información vital”, dijo Michael Garcia Bochenek, alto consejero de derechos de los niños para Human Rights Watch, en diciembre en una declaración publicada junto con un informe sobre el impacto de la ley. “Y en medio de la intensa hostilidad social alrededor de la gente LGBT en Rusia, la ley impide que los profesionales de salud asesoren a los niños quienes tienen preguntas sobre orientación sexual e identidad de género”, advirtió él.


Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.