No hay claridad en la muerte de migrante mexicano en Guanajuato


No hay claridad en la muerte de migrante mexicano en Guanajuato



El domingo pasado a medio día, el cuerpo de Leonardo Reyes Cayente, migrante mexicano de 23 años quien era residente estadounidense y oriundo de la comunidad de Corralejo de Abajo, fue sepultado por su familia y amigos tras ser abatido por policías estatales en las inmediaciones de su comunidad el pasado jueves 13 de diciembre.

Los familiares han indicado que el joven había salido por la noche rumbo a un punto cerca de la comunidad de San Damián para tener señal en su teléfono celular, sin embargo, cuando iba de regreso a su domicilio, elementos de seguridad abrieron fuego contra su camioneta, por lo que el joven fue herido en el pecho, lo cual provocó su muerte.

Los elementos de la Fuerza de Seguridad Pública del Estado (FSPE) que estuvieron involucrados en el deceso, indicaron que el joven abatido venía acompañado de dos personas más que, al momento de divisar las patrullas, abrieron fuego en su contra, por lo que tuvieron que responder, lo cual inició una persecución que terminó con su fallecimiento.

No obstante, familiares, amigos y vecinos del Leonardo Reyes comentaron que, al momento de escuchar las detonaciones, acudieron al lugar para ver lo que sucedía, por lo que pudieron percatarse que la camioneta del joven se encontraba en el lugar rodeada por policías que informaban sobre el caso, además de que, según lo dicho por habitantes del lugar, la escena estuvo al resguardo de los policías.

En la camioneta con placas del estado de Texas, los peritos encontraron tres armas, además de bebidas alcohólicas, lo cual causó la extrañeza de los habitantes de la comunidad, ya que, al ser un pueblo pequeño, todos los vecinos se conocen, por lo que no pudieron identificar a los otros dos acompañantes del joven quienes, presuntamente, huyeron del lugar tras la refriega.

Por otra parte, imágenes difundidas por la FSPE muestran a la camioneta entre matorrales cercanos al lugar, la cual presentaba impactos de bala provocados por las armas de los policías, mientras que, en otras imágenes de los habitantes del lugar, la camioneta se encontraba en el camino hacia la comunidad. Aunado a esto, el vehículo de las autoridades que supuestamente fue atacado fue removido del lugar antes del peritaje.

El joven fue descrito por sus amigos y familiares como una persona tranquila y sin problemas. Había emigrado a Estados Unidos desde los 16 años con la intención de mejorar la economía familiar. Leonardo Reyes se encontraba en la comunidad de visita con sus familiares con la intención de pasar con ellos las fiestas decembrinas como acostumbraba a hacerlo.

El sepelio se realizó en la parroquia de San José, principal templo de la comunidad de El Pueblito, donde se apostaron vecinos de la comunidad de Leonardo. Al terminarla misa, el féretro se dirigió al panteón para depositar los restos mortales del joven, quien fue acompañado por música de mariachi y el llanto de sus familiares.

Lee la nota relacionada aquí.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.