Más allá del último planeta | Newsweek en español


Más allá del último planeta

mas-alla-del-ultimo-planeta


Una nave espacial que pasó por Plutón está a punto de ofrecernos el primer acercamiento de los rincones más apartados del sistema solar.

 

Ultima Thule es una partícula cósmica de escasos 32 kilómetros de ancho, la cual orbita nuestro sol a miles de millones de kilómetros más allá de Plutón. El “objeto” es tan diminuto y lejano que no podemos verlo desde la Tierra, ni siquiera con los telescopios terrestres más poderosos. Para encontrarlo, los astrónomos tuvieron que usar el Telescopio Espacial Hubble, situado por arriba de la atmósfera de nuestro planeta. Y aun así, parecía un punto muy tenue. Los astrónomos le dieron por nombre un antiguo término griego que hace referencia a un lugar distante en el norte, más allá de lo conocido.

Poco después de la media noche del Año Nuevo de 2019, New Horizons —la sonda espacial del tamaño de un piano de cola— llegará a Ultima Thule. Luego de explorar Plutón durante cuatro años, la nave ha entrado en un territorio extraño e ignoto conocido como Cinturón de Kuiper. Esa región es hogar de billones de “objetos” que, igual que Ultima Thule, han permanecido inalterados desde el nacimiento del sistema solar. New Horizons se acercará a 3,540 kilómetros del fósil cósmico intacto, y será la primera sonda espacial que lo haga.

La nave es producto del ingenio de Alan Stern, investigador principal del Instituto de Investigación Southwest, en Boulder, Colorado. Newsweek habló con Stern acerca de la importancia científica de esta misión. “Es la exploración más distante de cualquier mundo en la historia”, afirma. “Somos los Lewis y Clark de nuestra era”.

La nave espacial Dawn de la NASA se queda sin combustible tras 11 años de misión

—¿Cómo describirías el Cinturón de Kuiper?

—Es extremadamente frío, y eso significa que está muy bien preservado. Hay cuerpos planetarios primordiales momificados, los cuales se conservan dentro de una cripta creada por el frío. Es el lugar idóneo para lo que llamo una excavación arqueológica en la historia de nuestro sistema solar y la formación planetaria.

—¿Por qué elegiste este objeto?

—Porque requiere la menor cantidad de combustible para alcanzarlo, y porque podemos llegar más pronto. Eso permite que el tanque conserve suficiente combustible para sobrevuelos en años futuros.

—¿Cuán oscuro es ese lugar?

—En un día soleado, Plutón recibe mil veces menos luz que la Tierra. Y Ultima Thule recibe apenas la mitad de eso.

—¿Cómo compara la experiencia de planificar este sobrevuelo con la del sobrevuelo de Plutón?

—Este fue mucho más difícil. New Horizons está un poco avejentada, sus niveles de potencia e iluminación son mucho menores, y el objetivo es mucho más pequeño y difícil de navegar. No sabemos mucho sobre [Ultima Thule]. Pretendemos mantener los ojos bien abiertos, pues desconocemos los elementos específicos que debemos buscar al tiempo que cubrimos todas las bases.

—¿Tienes alguna idea del aspecto de Ultima Thule?

—Se forjó en el lecho rocoso que formó los planetas hace 4,000 millones de años. Es mucho más desolado y prístino que cualquier cosa que hayamos visitado; por mucho. Lo sabremos al llegar. ¡Es parte de la diversión!  

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.