"Me siento rechazado": Un hombre de 69 años acude a la justicia holandesa para que le permitan cambiar su edad


“Me siento rechazado”: Un hombre de 69 años acude a la justicia holandesa para que le permitan cambiar su edad

hombre-cambiar-edad-empleos-tinder


Un emprendedor holandés de 69 años emprendió una batalla legal para rejuvenecer veinte años en sus documentos de identidad porque se considera “víctimas de discriminaciones”.

Emile Ratelband, quien presentó su caso ante un tribunal del sudeste de Holanda, señala que una edad menor implica mayor éxito en las citas de Tinder, en las posibilidades de empleo y para obtener otros beneficios legales.

“Me siento rechazado por todo el mundo. Siento que tengo entre 40 y 45 años, pero en mis documentos pone que tengo 69 años. Sufro la discriminación que supone la edad en estos tiempos. No puedo ligar de la misma forma, ni pedir una hipoteca o encontrar el trabajo que quiero», dijo Ratelband a la agencia EFE.

El hombre, que se considera un ‘coach’ personal “especializado en el desarrollo y la conciencia de sí mismo”, quiere cambiar su edad de nacimiento del 11 de marzo de 1949 al 11 de marzo de 1969 y compara su batalla con la de las personas transgénero.

“Hoy podemos elegir nuestro trabajo, nuestro género, nuestras orientaciones política y sexual. Tenemos incluso el derecho de cambiar de nombre. ¿Entonces por qué no tener el derecho de cambiar de edad?”, dijo a la AFP.

¿El país de las consultas? Suiza prepara una para decidir el futuro de los cuernos de las vacas

Este padre de familia, ahora soltero, y padre de siete hijos, alega que se siente joven “en forma, delgado, y quiero que todo esto sea reconocido legalmente ya que me siento ofendido, perjudicado y discriminado por mi edad”.

Según su médico, la edad biológica de Ratelband se sitúa entre 40 y 45 años, alega Ratelband.

Tras haber sufrido las “burlas” iniciales de los magistrados, Ratelband estima ahora que su abogado, el renombrado penalista Jan-Hein Kuijpers, ha conseguido “desestabilizar” al juez.

“Este caso es inédito. No hay jurisprudencia. Las posibilidades de éxito son ínfimas pero creemos que la legislación debe adecuarse a la realidad” comentó a la AFP el abogado.

El tribunal de Arnhem debe tomar una decisión en las próximas cuatro semanas.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.