Se mantiene conflicto entre trabajadores y sindicato de Nissan | Newsweek en español


Se mantiene conflicto entre trabajadores y sindicato de Nissan



Este domingo volvieron a manifestarse de forma pacífica trabajadores de las plantas AI y A2 de la armadora japonesa Nissan, tras las inconformidades con el sindicato de trabajadores de la compañía, a pesar de que el secretario general de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), Alfredo González González, aseguró en días pasados que se había llegado a un acuerdo entre Nissan y el sindicato para  terminar con el emplazamiento a huelga al que se había convocado la semana anterior.

Alrededor de 60 trabajadores se reunieron en el monumento a Morelos, en el fraccionamiento del mismo nombre, para señalar que las inconformidades con su sindicato se mantienen a pesar de los acuerdos que pudieran haberse registrado desde nivel superior entre el sindicato y la armadora.

Rafael Salado Villalobos, uno de los trabajadores manifestantes, indicó que desconocen la representación que encabeza Gabriel Jasso, debido a que en el periodo en el que ha estado al frente de la organización sindical, no se han defendido las condiciones laborales de los trabajadores del sector automotriz.

“Aquí lo que está pasando es que no vamos a reconocer al sindicato, al Comité Ejecutivo, porque se supone que son los representantes de los trabajadores y entonces nosotros queremos que los trabajadores elijan a sus representantes, incluso estamos dispuestos a que se haga una encuesta donde se elijan a los representantes sindicales”.

Comentó que las principales demandas son las largas jornadas laborales que deben cumplir, que llegan a ser de hasta 12 horas por cinco días, cuando en el contrato laboral se indica que deberían ser de cuatro días de trabajo por tres días de descanso.

“Estamos manejando ahorita lo que se conoce como 4×3, pero cuando la empresa tiene paros técnicos o hay permisos para los trabajadores que se toman a cuenta de los periodos de vacaciones y entonces nos hacen ir a trabajar, a veces estamos yendo hasta cinco días”, indicó.

De igual manera, otra de las exigencias es el aumento en los salarios ya que desde hace varios años se mantiene el mismo tabulador salarial, a pesar de la antigüedad de los empleados.

“Hay compañeros que tienen hasta 15 años en la empresa y están ganando alrededor de 380 pesos diarios, llegó el momento que subió la canasta básica y todo se disparó y nosotros nos quedamos con los mismos sueldos de hace años, entonces el poder adquisitivo de los compañeros ha ido disminuyendo”, puntualizó.

Rafael Salado aseguró que el movimiento ya ha sido compartido con trabajadores de la planta Compas y de la proveedora Jatco, por lo cual podrían haber más manifestaciones en los próximos días si persisten las inconformidades.

“Ahorita somos alrededor de 700 u 800 personas inconformes, casi todas las personas que trabajan en las plantas ya no quieren al sindicato”, concluyó.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.