¿Fuego en el océano? La NASA detecta "anomalía térmica" en medio del Atlántico


¿Fuego en el océano? La NASA detecta “anomalía térmica” en medio del Atlántico

nasa-anomalia-termal-atlantico


La NASA publicó una imagen de satélite que revela una extraña “anomalía térmica” en medio del Océano Atlántico.

El 14 de julio de 2017, el satélite Suomi NPP tomó una foto que muestra una porción de Sudamérica y el océano vecino. A varios cientos de millas al este de la costa brasileña, se puede ver un punto rojo aislado que indica que un área marcada por el satélite es inusualmente cálida, también conocida como anomalía térmica.

El instrumento Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) en el satélite Suomi NPP, que es operado conjuntamente por la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, detecta miles de estas anomalías cada noche, la gran mayoría de las cuales son causadas por incendios.

“Pero, obviamente, un incendio no está ardiendo en medio del océano”, dijo en un comunicado Patricia Oliva, científica de la Universidad Mayor que anteriormente participaba en el desarrollo de un algoritmo de detección de incendios para VIIRS.

Entonces, ¿qué podría ser responsable de la anomalía?

Las erupciones de gas natural a veces son marcadas por VIIRS, sin embargo, estas solo ocurren en aguas poco profundas cerca de la costa. De manera similar, la actividad volcánica se puede marcar como una anomalía, pero no hay volcanes cerca del punto rojo en el mapa.

La NASA detecta un extraño iceberg rectangular en la península Antártica

“Es casi seguro que es SAMA”, dijo Oliva, en referencia a la Anomalía Magnética del Atlántico Sur.

SAMA es un área donde uno de los cinturones de radiación de Van Allen de la Tierra se acerca más a la superficie, descendiendo a una altitud de alrededor de 200 kilómetros. Estos cinturones son zonas de partículas cargadas de energía, la mayoría de las cuales se originan en el Sol, que son capturadas y mantenidas alrededor del planeta por su campo magnético.

La anomalía magnética significa que esta región del Atlántico sur y los satélites que pasan por encima de ella están expuestos a niveles de radiación superiores a los normales. De hecho, hay suficientes partículas de alta energía en la atmósfera aquí que los desarrolladores del algoritmo de detección de incendios en VIIRS se sorprendieron por la cantidad de anomalías térmicas que detectó el instrumento cuando comenzaron a usar el software.

“Cada noche, el sensor detectaba varias docenas de anomalías térmicas en el Océano Atlántico en lugares que no tenían sentido”, dijo Wilfrid Schroeder, investigador del VIIRS, dijo en el comunicado.

En respuesta, construyeron una serie de filtros en el algoritmo para eliminar las señales falsas en esta región. A pesar de esto, algunos aún aparecen.

“Vemos probablemente una o dos de estas detecciones de incendios espurios una noche, pero hay que recordar que es en comparación con las miles de anomalías térmicas reales que [el] satélite detecta cada noche”, dijo Schroeder. “Las detecciones de incendios falsos son bastante raras”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.