"Involuntariamente célibes": la misoginia en internet al descubierto | Newsweek México


“Involuntariamente célibes”: la misoginia en internet al descubierto



Una comunidad anónima en línea ha captado recientemente la atención del público. Los autodenominados ‘incels’ son varones que afirman ser involuntariamente célibes, pues tienen dificultades para establecer relaciones sexuales o afectivas con las mujeres.

La comunidad incel se reúne en foros en línea anónimos como Reddit y 4Chan. Algunos incels usan un lenguaje deshumanizante que reduce a las mujeres a ‘femoides’, y los usuarios las condenan por tener sexo o relaciones afectivas con varones atractivos, a los que denominan ‘Chads’.

Algunos de los usuarios que se incorporan a la comunidad tienen una baja autoestima o sufren problemas de salud mental y buscan personas similares, pero recientemente se han cometido varios ataques en su nombre.

El 23 de mayo de 2014, Elliot Rodger asesinó a seis personas en Isla Vista, California. Previamente, publicó un manifiesto y numerosos videos en línea en los que culpaba a las mujeres por su carencia de relaciones íntimas y amenazaba con actuar violentamente contra aquellas que lo habían rechazado. Tras el ataque, se descubrió que Rodger había publicado frecuentemente en el subreddit Pick Up Artist Hate (Odio hacia el artista del ligue), un foro estrechamente relacionado con los  incels.

Luego, en abril de 2018, Alek Minassian asesinó a 10 personas en Toronto. Antes, había publicado un mensaje en Facebook haciendo referencia a los incels y a ‘Sgt 4Chan’.

Cinco meses antes del segundo ataque, el principal subreddit para incels fue eliminado de Reddit. Casi de inmediato, apareció un nuevo sitio no alojado en Reddit, denominado Incels.me. Muchos incels, entre ellos un hombre llamado Jack Peterson, se mudaron a este sitio web para continuar publicando en línea y comunicándose con otros incels.

El subreddit /r/Incels fue eliminado en noviembre de 2017. Crédito: Reddit.

Peterson escuchó por primera vez el término ‘incel’ en el sitio web 4chan y de inmediato sintió que se aplicaba perfectamente a él. Frecuentemente, buscaba y participaba en subforos incel y, después de que Minassian asesinara a 10 personas en Toronto embistiéndolas con una camioneta, Peterson se convirtió en un vocero no oficial de los incels. Poco después del ataque, y tras la gran cantidad de atención que recibió por su relación con los incels, Peterson se desmarcó públicamente de la comunidad y anunció que ya no se identificaría más como unO.  

Peterson declaró a Newsweek que la sensación de pertenecer a la comunidad, en la que los usuarios no necesariamente sentían pertenecer a ningún otro lugar, era un gran atractivo.  

Él utilizaba los foros para desahogarse de sus experiencias con la enfermedad mental y la falta de relaciones con las mujeres, pero algunos usuarios expresan puntos de vista misógino as con respecto a las mujeres e incluso amenazan con cometer actos violentos.

“Durante un tiempo bastante largo, simplemente pensé, y hasta cierto punto lo sigo pensando, que muchas son personas que utilizan un humor y una ironía extremadamente oscuros como una forma de escandalizar a los demás”, afirma Peterson.

“Yo diría que, definitivamente, existe un subconjunto de personas en los grupos que creen auténticamente todas esas cosas, pero probablemente muchas de ellas sean, ya sabes, simplemente personas que dicen todo lo que pueden únicamente para provocar una reacción en los demás”.

Joan Donovan, experta en el Instituto de Investigación sobre Datos y Sociedad, señala a Newsweek lo difícil que es saber cuándo algo representa una verdadera amenaza, en comparación con alguien que simplemente está siendo irónico o sarcástico.

Donovan explica: “A menos que la persona ponga mucha atención durante mucho tiempo a la forma en que discurren las conversaciones en ciertos foros en línea, es muy difícil saber cuándo algo es una verdadera amenaza si alguien dice, ‘Caray, odio mi trabajo, quisiera que todos los que están ahí se murieran’, comparado con alguien que diga ‘Trabajo en el lugar X, Y y Z y mañana planeo hacer X, Y y Z’, y es entonces que la policía y los investigadores comienzan a valorar en qué momento una amenaza comienza a parecer más real que la simple queja de una persona”.

“Cuando hablamos de la radicalización en línea, realmente se trata de este proceso de identificación de los problemas por los que atraviesan las personas, donde ellas son validadas y después cometen algún tipo de atrocidad”, añade.

También existe una cultura de desesperanza en la comunidad, conocida como recibir la ‘píldora negra’ –una referencia a la película Matrix–, que es cuando las personas sienten que su situación no está en sus manos y que no hay nada que puedan hacer para cambiarla. Los usuarios culpan a sus rasgos genéticos, como su estatura o la inclinación del canto lateral del ojo, de no poder establecer una relación con las mujeres. Algunos incels alientan a las personas a recurrir a la cirugía o a convertirse en un ‘gymcel’ y entrenar en el gimnasio para desarrollar su musculatura.

Donovan recalca que el anonimato en internet es positivo y puede ayudar a muchas personas que desean hacer preguntas en línea sin ser identificadas, además de que proporciona un espacio para quienes desean llamar a cuentas a los poderosos.

Sin embargo, el peligro del anonimato en línea surge cuando esas conversaciones se vuelven tóxicas y no hay forma de moderarlas.

Donovan señala: “Tendemos a relacionarnos con personas que tienen intereses similares, que sufren dolores similares a los nuestros, y existe un espacio adecuado para hablar de ello”.

“Lo que se vuelve peligroso en estos espacios es que no hay ninguna forma de advertir o indicar que esas conversaciones se han vuelto tóxicas, y cuando las personas son muy vulnerables y reciben respuestas de individuos que tratan de usarlas o de radicalizarlas para que lleven a cabo acciones específicas, es entonces que las cosas se vuelven muy peligrosas.

“Así que no solo se trata de que se comuniquen y sean reconfortados por la conversación, sino que hay otras personas que actúan como reclutadores en esos espacios, y es a través de este proceso de enganche que las personas acaban aceptando cada vez más la violencia”.

Donovan dice: “Por desgracia, Internet está diseñada de una forma muy descentralizada y, por ello, existen muchísimos espacios no regulados ni moderados donde encontramos lo peor del odio, la misoginia y el extremismo”.

Meses después de que la atención de los medios disminuyera, el subreddit incel ‘Braincels’ adquiere constantemente más suscriptores (actualmente, más de 40,000), y los incels siguen utilizando otros sitios.

En el mundo moderno, en el que las personas que se sienten sin apoyo cuentan con acceso a foros de Internet y al anonimato en línea, la pregunta es cómo se puede prevenir la radicalización y la misoginia violenta en línea.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.