Uno de los curas acusados de abuso sexual en EE.UU. trabajó en Disney 18 años gracias a recomendación de su Diócesis


Uno de los curas acusados de abuso sexual en EE.UU. trabajó en Disney 18 años gracias a recomendación de su Diócesis



El martes se publicó un informe de un jurado de Pensilvania con más de 1,300 páginas detallando varios abusos sexuales que ocurrieron en seis diócesis locales, incluido un caso en el que un sacerdote recibió una carta de referencia para un empleo en Walt Disney World después de su renuncia tras las afirmaciones de abuso.

El informe incluyó acusaciones de abuso contra el padre Edward George Ganster, quien empezó su carrera en la iglesia en 1971 como pastor adjunto de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén en Bethlehem, Pensilvania.

En 2002, una víctima que para entonces tenía 37 años, contactó a la diócesis y dijo que cuando tenía 14 años y era un monaguillo en San José en Frackville, Pensilvania, Ganster lo toqueteó y manoseó.

“En una ocasión, Ganster arrastró al muchacho por el piso de una sala de estar, jalándolo de su ropa interior. Gánster también golpeó a la víctima en repetidas ocasiones, una vez usando una cruz de metal”, declara el informe. “El abuso a manos de Ganster duró más de un año y medio y todo sucedió en la rectoría de San José”.

La víctima reportó el abuso de nuevo en 2004 y recibió terapia psicológica, aun cuando la diócesis apenas reportó el abuso a la fiscalía de distrito del condado Northampton en 2007, años después de que Ganster dejó la iglesia.

El informe dijo que en 2005, la madre de la segunda víctima le reportó a la diócesis que su hijo fue abusado sexualmente por Ganster en 1977 cuando tenía 13 años. Después de un viaje por una noche a la playa con Ganster, la víctima les dijo a sus padres que el sacerdote lo lastimó y se metió en la cama con él. Por entonces, la madre le dijo a monseñor Connelly lo que le había contado su hijo y Connelly le respondió que Ganster sería retirado de la parroquia, pero Ganster más bien fue reasignado.

La madre de una tercera víctima contactó a la diócesis en 2015 y reportó que su hijo fue abusado por Ganster en el verano de 1977, cuando tenía 12 años.

Según el informe, Ganster fue laicizado a solicitud propia en 1990 porque quería casarse. Gánster le escribió a la diócesis y expresó que quería usar a la diócesis como referencia para el empleo que buscaba en Walt Disney World.

“A pesar de que sabía que Ganster era un predador sexual, monseñor [Anthony] Muntone, [de la diócesis de Allentown], respondió a la solicitud de una referencia de Ganster escribiendo: ‘Estoy muy seguro de que la diócesis será capaz de darle una referencia positiva con respecto a la labor que hizo durante sus años de servicio aquí como sacerdote’,” declaró el informe.

Ganster fue contratado por Walt Disney World, donde trabajó los siguientes 18 años, según el informe. Ganster falleció en 2014. Según un obituario en el Orlando Sentinel, él manejaba trenes en el Reino Mágico. Newsweek contactó a Walt Disney World, pero no recibió una respuesta a tiempo para la publicación.

A pesar de las afirmaciones hechas en el informe, el gran jurado dijo que reconocía los cambios en la iglesia en los últimos 15 años. Cinco obispos de la diócesis, quienes eran investigados, entregaron sus declaraciones al gran jurado y un obispo se presentó en persona.

“Su testimonio nos dio la impresión de ser sincero y franco. Parece que la iglesia ahora notifica a las autoridades los reportes de abuso con más rapidez”, declaró el informe. “Se han establecido procesos de revisión interna. Las víctimas ya no son tan invisibles”.

El gran jurado hizo un total de cuatro recomendaciones, que incluyen:

  • Eliminar la ley de prescripción criminal en abuso sexual de niños.
  • Crear un “periodo civil” de dos años para las víctimas de abuso sexual infantil quienes no pudieron presentar la demanda antes.
  • Aclarar las penas por la falta continua de reportar abuso infantil.
  • Prohibir los acuerdos “de confidencialidad” con respecto a la cooperación con las autoridades.

En total, el gran jurado halló creíbles las acusaciones contra más de 300 sacerdotes e identificó más de 1,000 víctimas infantiles, aun cuando creen que el número real de víctimas es más alto.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.