PRI: crónica de una muerte anunciada | Newsweek México


PRI: crónica de una muerte anunciada



El proceso electoral 2017-2018 trajo los peores resultados para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), a nivel local y nacional. Sin embargo, el actual proceso es el colofón de una serie de descalabros en las elecciones más recientes, en las que ha ido perdiendo posiciones en el Congreso de la Unión, alcaldías y gubernaturas.

En Aguascalientes sucedió un fenómeno jamás visto: el PRI no ganó en ninguna de las candidaturas que estaban en juego y en casi todas se ubicó en el tercer lugar de las votaciones, por debajo del Partido Acción Nacional (PAN) y MORENA.

En los últimos 10 años, el partido tricolor ha acumulado una serie de derrotas electorales que lo han dejado en la lona en Aguascalientes.

 

Senado de la República

Del 2006 al 2012, el PRI de Aguascalientes sólo tuvo un senador en la figura de Carlos Lozano de la Torre, quien más adelante dejó su lugar a Norma Esparza Herrera.

En las elecciones del 2012 el PRI sólo tuvo la presencia de Miguel Romo Medina en la LXIII Legislatura, quien logró entrar al Senado por la vía plurinominal.

En la jornada del domingo, la fórmula ganadora al Senado fue la del Partido Acción Nacional, Juan Antonio Martín del Campo y Martha Márquez Alvarado, que obtuvo el 35.9% de los votos, seguida de MORENA con un 28.3% y después la fórmula del PRI (Lorena Martínez y Gustavo Granados Corzo) con el 25.7%.

 

Diputados Federales

En la LXI Legislatura (2009-2012), el PRI tuvo dos posiciones de diputados federales con Margarita Gallegos Soto y David Hernández Vallín. El PAN tuvo mayoría con cuatro diputados federales más: Antonio Arámbula, Nancy González Ulloa, Raúl Cuadra García y Ma. De Lourdes Reynoso, hermana del ex gobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat.

A partir de las elecciones de 2012, la presencia de priístas de Aguascalientes en la Cámara de Diputados comenzó a mermarse, ya que sólo se tuvo la victoria de J. Pilar Moreno Montoya en el Distrito I.

Finalmente, en la LXIII Legislatura (2015- 2018) el PRI había logrado la victoria en las urnas en el distrito I con su candidato, Gregorio Zamarripa, pero debido a la intromisión del gobernador, Carlos Lozano de la Torre, en el proceso electoral, los tribunales electorales de la federación resolvieron anular los resultados y repetir la elección en ese distrito.

En la elección extraordinaria, el ganador fue el candidato del PAN, Gerardo Salas, quien se impuso a Zamarripa Delgado.

En la elección de este 1° de julio, el PRI volvió a perder las tres posiciones a diputados federales, que quedaron en manos del PAN y MORENA.

 

Gubernatura

En 2010 el PRI logró uno de sus mayores triunfos al recuperar la gubernatura desde el año de 1998 cuando pasó a manos del PAN. Carlos Lozano de la Torre logró imponerse con el 47.68% de los votos, seguido del candidato panista, Martín Orozco Sandoval, que obtuvo el 42.47% de los sufragios.

Sin embargo, las acciones del sexenio de Lozano de la Torre no fueron suficientes para mantener la gubernatura y en 2016 el PRI volvió a ceder la posición al PAN, precisamente a su ex contendiente en 2010, Martín Orozco.

En las urnas, la victoria de Orozco Sandoval fue con el 43.81% de los votos, por el 40.89% de la candidata priísta Lorena Martínez.

 

Alcaldías

De la mano de la victoria en la gubernatura en 2010, el PRI se impuso en las elecciones de siete ayuntamientos, destacando el municipio de Aguascalientes, Calvillo, Rincón de Romos y Jesús María. En ese proceso electoral, le acompañaron en coalición el Partido Verde y Nueva Alianza.

Tres años más tarde, el PRI fue en alianza con el Partido Verde en las elecciones estatales, sin embargo, en lugar de mejorar los números, estos se fueron desplomando. Las alcaldías ganadas por el partido tricolor se redujeron a la mitad, ya que solo se impuso en San Francisco de los Romo con Margarita Gallegos, en Cosío con Gustavo Padilla Adame y en Tepezalá con Pablo Macías Flores.

Finalmente, en 2016 el PRI sumó a la coalición “Aguascalientes Grande y Para Todos” a Nueva Alianza y al Partido del Trabajo. No obstante, los resultados electorales sólo le alcanzaron para mantener el número de alcaldías: Asientos con Lorenzo Martín Carrillo, Rincón de Romos con Francisco Javier Rivera y San Francisco de los Romo con Iraís Martínez.

San Francisco de los Romo fue el único municipio en el que el PRI fue sin alianza.

 

Congreso del Estado

En el periodo de la LX Legislatura, cuando todavía gobernaba el panista Luis Armando Reynoso Femat, el Revolucionario Institucional llegó a ocupar 14 curules, 11 de ellos por mayoría relativa. Un poco atrás le seguía Acción Nacional con ocho diputados de mayoría y dos plurinominales.

En la Legislatura siguiente que abarcó del 2010 al 2013, y que marcó un cambio de gobierno estatal, con la elección de Carlos Lozano del PRI, fueron 12 los diputados que lograron un curul por mayoría más dos de representación proporcional, teniendo 14 diputados en total. En esta ocasión el resto de los lugares se repartieron entre el PAN, PANAL, PVEM, Convergencia, PRD y PT, teniendo los primeros dos cuatro representantes, el Verde Ecologista 2 y el resto solamente con uno.

Para la legislatura LXII, el PRI comenzó a perder terreno con 10 diputados por mayoría relativa y 2 plurinominales, siguiéndole el paso el PAN con 5 por mayoría y 2 pluris. El PVEM y PANAL obtuvieron dos espacios mientras que Movimiento Ciudadano, PRD y PT contaron con un solo representante.

El Congreso local actual y próximo a renovarse, cuenta con seis diputados priistas, cuatro por mayoría relativa y dos por representación proporcional. Los blanquiazules dominan los curules con 12 representantes de mayoría y uno plurinominal, seguidos de Nueva Alianza con tres, PVEM con dos y un puesto para el PRD, Morena y Encuentro Social.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.