Los perros también salvan vidas: mira cómo uno practica reanimación cardiopulmonar a un policía


Los perros también salvan vidas: mira cómo uno practica reanimación cardiopulmonar a un policía

perros-policia-reanimacion-cardiopulmonar


Muchas personas consideran a los perros como el mejor amigo del hombre, pero también pueden salvarle la vida. Solo mira a Poncho, un perro policía de España que ha aprendido a realizar la reanimación cardiopulmonar. 

La Policía Municipal de Madrid mostró las habilidades de Poncho en un video que compartió en Twitter.

En dicho video, un oficial de policía finge sufrir un ataque. Poncho, que tiene una luz policial azul atada a su espalda, corre hacia el oficial, aparentemente sin vida. El perro salta repetidamente sobre su pecho y coloca su cabeza en el cuello del oficial, en un aparente intento de revisarle el pulso.

La Policía de Madrid elogió a Poncho en el tuit por no dudar en “salvar la vida” al agente.

La organización también citó al escritor estadounidense del siglo XIX John Billings, quien dijo: “El perro es el único ser en el mundo que te amará más de lo que se ama a sí mismo”.

Zsa Zsa es el perro más feo del mundo

La reanimación cardiopulmonar o RCP es una técnica de primeros auxilios muy importante que puede salvar la vida de una persona y que puede realizarse cuando el corazón de ésta deja de latir.

Cada año, 475,000 estadounidenses mueren de un ataque cardíaco. Más de 350,000 de esos ataques ocurren fuera del hospital, y aproximadamente 90 por ciento de esas personas mueren.

Sin embargo, si se realiza correctamente, la RCP puede duplicar o triplicar las oportunidades de supervivencia. Los últimos datos de 2014 indican que casi 45 por ciento de las personas que sufrieron un ataque cardiaco fuera del hospital sobrevivieron cuando un transeúnte les hizo RCP.

La técnica ayuda a mantener la circulación de la sangre en el cuerpo, y puede darle un tiempo muy valioso a una persona cuyo corazón se ha detenido mientras espera la llegada del personal médico capacitado.

Poncho no es el primer perro que aprende esa técnica. En 2017, un pastor alemán llegó a los titulares tras practicarle RCP a su ama, que había fingido un colapso.

Al presentar una rutina de tema militar en la prestigiosa exhibición canina de Crufts, en el Reino Unido, Lusy Imbergerova entrenó a su perro Deril para saltar sobre su pecho, obteniendo una gran ovación del público.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.