Hallan restos de animal de la “Era del Hielo” en San Martín de los Cansecos, Oaxaca


Hallan restos de animal de la “Era del Hielo” en San Martín de los Cansecos, Oaxaca



San Martín de los Cansecos, Oaxaca.-   Los restos de un animal prehistórico que vivió durante la Era del Hielo, identificado como gonfoterio del género Cuvieronius –parientes lejanos de los elefantes actuales–, fueron encontrados en esta población de los Valles Centrales de la entidad.

El hallazgo realizado por el señor Raúl Pérez Vega, habitante de la comunidad, se encuentra actualmente en estudio en la Universidad del Mar (Umar) campus Puerto Escondido, Oaxaca, donde el doctor en Ciencias, Eduardo Jiménez Hidalgo lleva a cabo las pruebas para establecer la edad, tipo de alimentación y otras que permitirán un mayor conocimiento del ejemplar, que asegura, vivió en la zona hace por lo menos 10 mil años atrás.

Así fue el animal encontrado en San Martín de los Cansecos. Foto: Especial

Las piezas encontradas, explica el investigador, son una mandíbula fragmentada, una costilla, una escápula y un fragmento pélvico, las cuales están en proceso de estabilización y en un periodo de tres meses, serán devueltas a la localidad para que las exhiban en el palacio municipal.

Parte de los restos hallados. Foto: cortesía

*El gusto por las rocas

Raúl camina con la mirada al suelo, le gusta ver las piedras, desde niño busca los por qué, la pregunta básica de la ciencia.  A principios de mayo, compró unas orquídeas y leyó que la colocación de piedras volcánicas en el fondo de la maceta las mantiene en mejores condiciones.

Conocedor de los suelos de su población ubicada a 54 kilómetros al sur de la capital oaxaqueña –debido a que trabajó en el Servicio Geológico Mexicano en el levantamiento de la cartografía del distrito de Ejutla–, se dirigió junto con su esposa Irma García Antonio y su hija, a recolectar las rocas en las faldas de la montaña.

A un kilómetro de su casa, descubrió un hueso que parecía una piedra. “Bueno fuera que encontraras el esqueleto completo de ese animal”, le dijo su esposa, quien recuerda entre risas ese 2 de mayo.

Metros adelante, en el paraje conocido como “El Palenque”, la familia tomó un descanso, cerca de una represa en la que Raúl jugaba con sus amigos en la época de su infancia, antes de concluir la Telesecundaria y migrar a Estados Unidos de Norteamérica, donde vivió entre 2004 y 2009.

El trabajador de la Compañía Minera Cuzcatlán, –ubicada apenas a unos ocho kilómetros de su población de origen en el municipio de San José del Progreso–, vio algo extraño entre la tierra y se acercó, ahí estaban los restos de un animal con molares enormes.

Restos del gonfoterio.

Tomó fotografías, ubicó el hallazgo con las coordenadas proporcionadas por Google Maps e inició una búsqueda para que un experto efectuara la investigación correspondiente, ya que estaba convencido de la importancia de lo que había encontrado.

“Esos huesos lo encontraron a él, porque muchas otras personas de la comunidad los vieron, estaban ahí en el paso del agua, pero fue Raúl quien insistió en saber de qué se trataba”, asegura Irma.

Las redes sociales y su persistencia, lo llevaron al grupo de Facebook  “Dinosaurios gigantes- animales prehistóricos- paleontología”, en el que el doctor de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Carlos Castañeda, lo puso en comunicación con el doctor en Ciencias de la Umar, Eduardo Jiménez Hidalgo.

“Antes de realizar las labores de levantamiento, nos reunimos con la autoridad que encabeza el presidente Guadalupe Gonzalo Pérez Santiago”, asegura el también apicultor, quien además ocupa un cargo en San Martín –es suplente del alcalde–, en esta población regida por usos y costumbres.

Los trabajos se efectuaron el 11 de mayo.  “Fue un buen momento porque los restos estaban expuestos en una corriente de agua y se podían perder”, indica el biólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

*El terreno

En la falda del cerro donde realizó el hallazgo, Raúl, su esposa y su compadre Miguel Pérez Martínez –quien es ejidatario y también conoce los suelos, puesto que trabajó en el extinto Consejo de Recursos Minerales del Poder Ejecutivo Nacional, hace más de 20 años—vuelven a la búsqueda.

Raúl Pérez Vega (camisa azul) y Miguel Pérez Martínez (sombrero), buscan en la zona del hallazgo.

Los pobladores ponen atención en las piedras de este terreno formado por rocas volcánicas y sobre las cuales existen sedimentos aluviales, de acuerdo a una descripción efectuada por el especialista de la Umar, y nuevamente encuentran huesos curvos.  La zona podría aportar una gran información de la hasta ahora pensada.

Es por ello que el investigador de la Universidad del Mar sostiene que en un futuro efectuarán una prospección de fósiles en la región con el apoyo de las autoridades municipales.  Además que debido a que la Universidad del Mar participa en el Consejo de Paleontología del Instituto Nacional de Antropología (INAH), coordinan esfuerzos para el registro de las piezas encontradas.

“En Oaxaca hay un extenso registro fósil que ha sido estudiado por investigadores de la UNAM, el Laboratorio de Arqueozoología del INAH, la Universidad del Mar y de Biología de la Universidad Autónoma ‘Benito Juárez’ de Oaxaca”, agrega Jiménez Hidalgo.

En la entidad, apunta, se han encontrado fósiles de los periodos Carbonífero, Jurásico, Cretácico, Paleogeno, de la época del Mioceno y del Periodo Cuaternario, que es donde está incluido el Pleistoceno.

“Las localidades fosilíferas están ubicadas en la Mixteca de Oaxaca, en los Valles Centrales y en el Istmo de Tehuantepec”, detalla.

San Martín de los Cansecos en breve recibirá de regreso los restos de un habitante de esa localidad de hace más de 10 mil años: el gonfoterio que ya es conocido por los investigadores con el apellido del pueblo donde fue encontrado.

La localidad ubicada en la región de Valles Centrales de Oaxaca cuenta con 851 habitantes, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación para la Política de Desarrollo Social (Coneval), presenta un grado alto de rezago social.

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.