¿EE. UU. empezó la guerra comercial? Estas son las reacciones a los aranceles al aluminio y al acero


¿EE. UU. empezó la guerra comercial? Estas son las reacciones a los aranceles al aluminio y al acero

guerra-comercial-reacciones-aranceles-acero


El gobierno estadounidense anunció este jueves que impondrá fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio de México, Canadá y la Unión Europea a partir de este viernes, una medida que sus socios comerciales ya anunciaron que responderán.

Donald Trump impuso los aranceles del 25 por ciento sobre el acero y de 10 por ciento sobre el aluminio argumentando motivos de seguridad nacional.

Estados Unidos, por delante de Alemania y China es el principal importador mundial de acero, según datos de Naciones Unidas en 2016. Las importaciones estadounidense provienen principalmente de Canadá, Brasil y Corea del Sur, en ese orden.

México lanza represalia

México, que tiene en Estados Unidos su mayor socio comercial, reaccionó rápidamente a la medida y dijo que impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos –lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos–.

La secretaría de Economía, liderada por Ildefonso Guajardo, anunció en un comunicado que también impondrá aranceles a lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros.


“Esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos”, se lee en el documento.

El gobierno de Enrique Peña Nieto lamentó la decisión y dijo que en reiteradas ocasiones México se pronunció contra “medidas proteccionistas que afectan y distorsionan el mercado internacional de mercancías”.

El empresariado mexicano respaldó la postura del gobierno de Peña Nieto al expresar que un TLCAN más moderno no debe ser a “cualquier costo”.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que esta medida va contra los principios de un acuerdo comercial y de una relación trilateral. “Es momento de la unidad nacional de un México en libertad, competitivo y tecnológico”, añadió.


La medida del gobierno de Trump podría poner en peligro 50,000 empleos y 1,500 millones de dólares (mdd) en exportaciones, en especial dentro de la industria siderúrgica, advirtió José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) en entrevista para Forbes.

El peso mexicano cerró este jueves con una caída de 0.57 por ciento tras la decisión de Estados Unidos. Durante la jornada, la moneda alcanzó un mínimo de 20.04 unidades por dólar, un nivel que no se había visto desde el 28 de febrero del año pasado.


En ventanillas bancarias, el dólar se vende en 20.05 pesos, según datos del banco privado Citibanamex. En todo el mes, la moneda tuvo un fuerte retroceso de 6.23 por ciento.

Canadá considera “inaceptables” las tarifas

Canadá advirtió que lanzará gravámenes a bienes estadounidenses por 12,800 millones de dólares en represalia a los aranceles al acero y al aluminio. Las medidas tarifarias de Estados Unidos son “totalmente inaceptables”, dijo el primer ministro Justin Trudeau en una conferencia de prensa.

 

“Estos aranceles son una afrenta a la larga sociedad en seguridad entre Canadá y Estados Unidos y, en particular, son una afrenta a los miles de canadienses que pelearon y murieron juntos a sus hermanos estadounidenses en armas”, dijo Trudeau.

Los aranceles canadienses, que según la ministra de Exteriores Chrystia Freeland serán proporcionales a los de Washington, recaerán sobre el acero y el aluminio de Estados Unidos y en otros productos.

 

Al mismo tiempo, Canadá impugnará la medida estadounidense ante el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la Organización Mundial de Comercio (OMC), dijo Trudeau.

El gobierno mexicano dijo en un comunicado que el presidente Peña Nieto y el primer ministro canadiense “lamentaron y expresaron su rechazo a la reciente decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio” durante una conversación telefónica que sostuvieron.

“Europa unida”

Frente al eslogan “Estados Unidos primero”, empleado por el presidente Donald Trump para justificar medidas proteccionistas, la respuesta será “Europa Unida” dijo este jueves el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas.


“Nuestra respuesta al ‘Estados Unidos primero’ sólo puede ser ‘Europa Unida'”, dijo Maas poco después del anuncio de Washington. La Unión Europea (UE) gravará con “vigor” decenas de productos estadounidenses, entre ellos, el tabaco, el bourbon, los vaqueros y las motos.

El aumento de aranceles a esa lista de productos emblemáticos estadounidenses asciende a un total de 2,800 millones de euros (3,270 millones de dólares). Aunque no cubren la totalidad de los daños estimados a la industria europea.


Esta lista, sin embargo, ya había sido enviada por la UE a la OMC el 18 de mayo pasado, previendo la decisión de Washington.

La Comisión Europea se encargará de reactualizarla en función de las medidas precisas decididas por los estadounidenses.

La lista puede entrar en vigencia a partir del 20 de junio, aunque antes los Estados miembros de la UE deben debatir una última validación.

Foto: AFP

La Unión Europea exportó acero por un monto de 5,300 millones de euros y aluminio por 1,100 millones de la moneda única europea hacia Estados Unidos en 2017.

Los aranceles de Estados Unidos son “ilegales” y conllevan un “riesgo de escalada”, añadió la canciller Angela Merkel.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se comunicó con Trump para comunicarle que su decisión de imponer aranceles sobre la importación de acero y de aluminio proveniente de la Unión Europea era “ilegal”, según el palacio del Elíseo.

Macron también afirmó durante la conversación telefónica que le parece “un error” la decisión y que la UE va a responder de una forma “firme y proporcional”.

Los otros frentes abiertos para una guerra comercial

China

Principal punto de mira Washington, China ya sufrió la imposición de aranceles del 25 por ciento a sus exportaciones de acero a Estados Unidos y de 10 por ciento a las de aluminio.

Además, Estados Unidos amenaza aplicar a China tasas de 25 por ciento sobre 50,000 millones de dólares en bienes que tienen “importantes tecnologías” para compensar lo que la Casa Blanca considera como robo de propiedad intelectual.

Washington quiere reducir en 200,000 millones de dólares su déficit comercial con China que actualmente es de 375,000 millones.

Rusia

También afectada por los aranceles al acero, Rusia informó a la OMC que está dispuesta a tomar medidas de represalia. Moscú dice que esas tasas estadounidenses le cuestan unos 538 millones de dólares.

Japón

Japón, que también sufre por los aranceles a los metales, comunicó a la OMC su deseo de aplicar represalias a bienes estadounidenses por 385 millones de euros.

La mayor inquietud de los japoneses son, sin embargo, los aranceles que Estados Unidos pueda imponer a los autos importados. Esas medidas “causarían serias turbulencias en los mercados internacionales”, dijo el jueves Tokio en un comunicado conjunto con Bruselas.

Corea del Sur

La Casa Blanca anunció el 1 de mayo haber renegociado su tratado de libre comercio con Seúl poniendo así fin a un conflicto con Corea del Sur.

Por ese acuerdo, Seúl acepta abrir más su mercado a los autos estadounidenses y prometió reducir en 30 por ciento sus ventas de acero a Estados Unidos.

(Con información de AFP)

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.