¿Quieres embarazarte? La comida rápida puede ser un impedimento


¿Quieres embarazarte? La comida rápida puede ser un impedimento para lograrlo

comida


Las mujeres que deseen quedar embarazadas deberían evitar el consumo frecuente de comidas rápidas, sugieren los autores de un nuevo estudio sobre la dieta y la fertilidad.

Entre 2004 y 2011, un grupo de parteros realizó una investigación que pretendía desentrañar el vínculo potencial entre la comida y la concepción, para lo cual entrevistó a cerca de 5,600 mujeres de Australia, Irlanda, Nueva Zelanda y el Reino Unido, quienes nunca habían tenido hijos.

Del total de participantes, 94 por ciento concibió sin necesidad de un tratamiento para la fertilidad, y 39 por ciento quedó gestante al mes del primer intento. No obstante, 8 por ciento se consideró infértil según la definición de los autores, ya que demoraron más de un año en concebir. A fin de centrarse en la fertilidad de la mujer, el estudio excluyó a las parejas en que el hombre estaba recibiendo tratamiento para la fertilidad.

Los parteros preguntaron a las participantes sobre la frecuencia con que consumían comida rápida, frutas, pescado y verduras de hojas verdes. Clasificaron como comida rápida productos como hamburguesas, pizzas, pollo frito y patatas fritas compradas en establecimientos de comida rápida o de comida para llevar. El estudio no tomó en cuenta la comida rápida consumida en casa; por ejemplo, las cenas congeladas.

Los autores encontraron que las mujeres que comieron frutas menos de una a tres veces al mes demoraron medio mes más en quedar embarazadas que las mujeres que consumieron tres o más raciones de frutas al día durante el mes previo a la concepción.

Los investigadores hallaron también que las mujeres que comían comida rápida cuatro o más veces cada semana presentaban una demora promedio de un mes, a diferencia de quienes nunca o rara vez consumían comida rápida. Por último, mientras que el consumo de fruta y comida rápida pareció afectar el tiempo que requería una mujer para quedar gestante, la ingesta de verduras y pescado no pareció marcar una diferencia.

En una declaración, la profesora Claire Roberts, del Instituto de Investigaciones Robinson de la Universidad de Adelaida y coautora del estudio, señaló: “Los hallazgos demuestran que ingerir una dieta de buena calidad, que incluya frutas y minimice el consumo de comida rápida, mejora la fertilidad y reduce el tiempo para lograr la gestación”.

Por su parte, la Dra. Jessica Grieger, investigadora postdoctoral de la Universidad de Adelaida y coautora del estudio, informó: “Nuestra recomendación es que la ingesta dietética de las mujeres que desean quedar embarazadas siga las recomendaciones dietéticas nacionales para la gestación”.

El gobierno de Estados Unidos recomienda que las mujeres gestantes coman alimentos ricos en vitaminas y minerales, incluidos calcio, potasio, y vitaminas A y D, todos los cuales contribuyen a mantener la salud de la madre y el feto, y a prevenir defectos congénitos.

El estudio, publicado en la revista Human Reproduction, amplía investigaciones previas que estudiaron a las mujeres que ya han alcanzado la etapa en que requieren de un tratamiento de fertilidad. Sin embargo, los autores reconocieron que, pese al extenso fondo de participantes, el alcance de la investigación es limitado debido al hecho de que no tomó en consideración que las mujeres debían recordar sus dietas y las dietas de los hombres. Hacen falta más estudios para profundizar en los efectos de alimentos específicos, más que en los de grupos genéricos; y para encontrar una relación causal entre la dieta y el tiempo que se requiere para concebir.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.