La primera persona en Marte debe ser una mujer, afirma ingeniera de la NASA


La primera persona en Marte debe ser una mujer, afirma ingeniera de la NASA

marte-mujer-nasa


Doce seres humanos han puesto los pies en un cuerpo planetario más allá de la Tierra. Esos 12 fueron los hombres que caminaron en la Luna a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970, como parte de las misiones Apolo.

Allison McIntyre, que supervisa la Instalación de Maqueta de Vehículo Espacial de la NASA en Houston, la sede de entrenamiento de los astronautas, afirmó que es justo que sea una mujer la que dé los primeros pasos de la humanidad en Marte, informó la BBC

“La directora de mi centro es mujer, mi antigua jefa de división es mujer”, declaró McIntyre a la BBC. “Tenemos mujeres astronautas, pero todavía no hemos puesto a ninguna mujer en la Luna, por lo que pienso que la primera persona en Marte debería ser una mujer”.

Todas las misiones Apolo que aterrizaron en la Luna se realizaron antes de que la NASA decidiera aceptar a mujeres astronautas, en 1978. Esto, a pesar de que había 13 mujeres que cumplían precisamente con los mismos requerimientos que los hombres que se convertirían en los primeros astronautas estadounidenses en las misiones Mercury. (Russia, que en ese entonces todavía era la Unión Soviética, envió al espacio a Valentina Tereshkova, la primera mujer astronauta, en 1963).

En 1983, Sally Ride, la primera mujer astronauta de la NASA en volar en un transbordador espacial, tuvo que dar su famosa explicación de que no necesitaría 100 tampones para pasar una semana en el espacio.

Independientemente del género, todavía no está claro cuándo veremos al primer ser humano poner los pies en Marte. Mientras que el presidente Obama ordenó a la NASA durante su gobierno que se centrara en llegar a Marte, el presidente Donald Trump ha hecho énfasis en volver a la Luna.

Más allá de los deseos, los ingenieros aún deben superar enormes desafíos para poner a un ser humano en Marte, donde resulta extremadamente difícil realizar un aterrizaje suave. Una nave espacial tripulada pesaría alrededor de 20 veces más que cualquier otra cosa que los científicos hayan puesto hasta ahora en la superficie del planeta rojo, y contendrá a frágiles seres humanos que la NASA desea que sobrevivan a la experiencia.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.