¿Por qué México registra casos de sarampión si ya se había erradicado la enfermedad?


¿Por qué México registra casos de sarampión si ya se había erradicado la enfermedad?



Las autoridades sanitarias mexicanas detectaron cuatro casos importados de sarampión; uno en Baja California y tres más en la Ciudad de México.

Los casos en la capital del país corresponden a una diplomática italiana de 39 años que reside en la ciudad desde hace 10 años. La mujer se contagió en el extranjero y transmitió el virus a su hijo de un año y a la cuidadora del niño.

El niño no estaba vacunado debido a que la vacuna para esta enfermedad se aplica con posterioridad a la edad del menor, informó el jueves pasado el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) en un comunicado de prensa.

El caso detectado en Baja California, según el diario Reforma, corresponde a una persona que salió de viaje. Sin embargo, se desconocen más detalles sobre cómo contrajo la enfermedad.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa causada por un virus, que se transmite por contacto con secreciones de enfermos. No existen tratamientos de cura, sólo se combaten los síntomas mientras se supera la enfermedad: fiebre, tos, secreción nasal, ojos rojos y erupción cutánea.

México es un país libre de casos endémicos de sarampión desde hace 22 años y mantiene una constante campaña de vacunación.

“Los tres casos confirmados, de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, son clasificados como asociados a importación, cuya enfermedad fue contagiada por una persona infectada que vino de fuera del país (aún no identificada)”, añade el comunicado.

Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que en Italia se ha registrado un brote de sarampión, por lo que es probable que la mujer de 39 años, quien trabaja en la Embajada de Italia en México, haya contraído la enfermedad por estar en contacto con otros ciudadanos de ese país.

El resurgimiento de una enfermedad erradicada

En Italia cerca de 5,000 casos se registraron el año pasado, incluidos cuatro muertes. En este país además de multiplicarse los casos, también se está hospitalizando a cuatro de cada diez niños afectados, debido a una resistencia de la población contra las campañas de vacunación.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Italia y Rumania son los países más afectados, ya que en ellos se han registrado el 48 por ciento de los casos de sarampión de toda la Unión Europea.

Las vacunas obligatorias en Italia fueron el centro de discordia en los debates de las campañas electorales para los puestos legislativos votados el cuatro de marzo. En abril de 2017 el gobierno italiano impuso un decreto que convirtió en obligatoria la vacunación infantil contra 12 enfermedades evitables.

Esta ley impide a los niños no vacunados iniciar la escuela y a los padres pasibles una multa. Pero la propaganda política, especialmente de la xenófoba Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas, se ha convertido en uno de los principales movimientos antivacunas.

El Movimiento de 5 estrellas (M5S, antisistema), ganador de la última elección, prometió en campaña derogar la reciente ley que establece la obligatoriedad de las vacunas. Este partido ha sido promotor de un falso vínculo entre las vacunas y el autismo que se remonta a 1998.

Hace 20 años, en Londres, el médico Andrew Wakefield presentó una investigación preliminar, publicada en la prestigiosa revista científica The Lancet, en la que decía que algunos niños vacunados habían desarrollado comportamientos autistas e inflamación intestinal grave, según la BBC.

Wakefield y los compañeros de ese estudio sugirieron la posibilidad de que hubiera un “vínculo causal” de esos problemas con la vacuna conocida como MMR, por las siglas en inglés de las enfermedades sarampión, paperas y rubeola.

El propio Wakefield, quien tiempo después perdió su licencia médica, señala la BBC, reconoció que se trataba únicamente de una hipótesis: la vacuna podría causar problemas gastrointestinales, que llevaban a una inflamación en el cerebro y tal vez al autismo.

Durante años científicos de todo el mundo han descartado estas teorías y han comprobado que no existe vínculo entre el autismo y las vacunas antisarampión. No obstante el mito se ha propagado por todo el mundo y miles de familias han optado por no vacunar a sus hijos.

Una nueva alerta en las Américas

En distintos países, sobre todo en Europa, ha surgido un movimiento antivacunas, lo que ha provocado rebrotes de algunas enfermedades, entre ellas, el sarampión. Sin embargo, esta situación también ha surgido en el continente americano.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó este viernes sobre la existencia de varios brotes de sarampión en las Américas, el mayor de ellos en Venezuela, luego de que la región fuera declarada libre de esta enfermedad en 2016.

En los primeros meses de 2018, nueve países en América notificaron casos confirmados de sarampión, informó la OPS, que ubicó el mayor brote en Venezuela (159 casos), seguido de Brasil (14), Estados Unidos (13), Canadá (4), México (4), Perú (2), Antigua y Barbuda (1), Colombia (1) y Guatemala (1).

La OPS reiteró la importancia de la vacunación, y llamó a fortalecer la vigilancia epidemiológica para asegurar una respuesta rápida frente a los casos importados y así evitar el restablecimiento de la transmisión endémica.

La OPS declaró el 27 de septiembre de 2016 la región América zona libre de sarampión endémico, la primera en todo el mundo tras una batalla de 22 años que implicó una vacunación masiva.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.