Una buena noticia: la pizza en el desayuno es más saludable que el cereal


Una buena noticia: la pizza en el desayuno es más saludable que el cereal

pizza


Tu mañana está a punto de mejorar mucho: una profesional de la salud ha dado luz verde a comer pizza en el desayuno.

En una entrevista con el sitio Web de alimentos, The Daily Meal, la dietista certificada, Chelsey Amer, aseguró que una rebanada del tradicional antojo nocturno puede ser, de hecho, una opción más inteligente que el típico tazón de cereal.

“Te sorprendería saber que una rebanada promedio de pizza y un tazón de cereal con leche entera contienen casi la misma cantidad de calorías”, reveló Amer a The Daily Meal. “Sin embargo, la pizza proporciona una cantidad mucho mayor de proteínas, las cuales te mantendrán satisfecho y prolongarán la sensación de saciedad durante toda la mañana”.

Aunque la pizza pueda estar repleta de grasa, tiene menos azúcar que muchos cereales, y el azúcar en nada contribuye a tu estado de ánimo ni a tus niveles de hambre.

“Además, una rebanada de pizza contiene más grasa y mucho menos azúcar que la mayor parte de los cereales fríos, de modo que no experimentarás una caída rápida de azúcar”, añadió Amer.

Por supuesto, hay muchas cosas que debes tomar en cuenta, como el tipo de cereal o de pizza, por ejemplo.

Una sola ración de Cinnamon Toast Crunch, que Amer sin duda clasificaría como un cereal azucarado, contiene 130 calorías, 3 gramos de grasa y 9 gramos de azúcar, según el fabricante, General Mills. No obstante, Consumer Reports afirma que muchas personas no se conforman con una ración.

Esa revista hizo un experimento para averiguar cuánto cereal comían las personas y descubrió que muchas se escandalizan al constatar cuánto constituye una ración.

Según su pequeño estudio con 124 voluntarios, 92 por ciento comió más de una ración. Quienes usaron un tazón de 355 mililitros consumieron entre 24 y 94 por ciento más (una divergencia enorme), en tanto que quienes recibieron un tazón de 532 mililitros consumieron entre 43 y 114 por ciento más. No solo eso: los voluntarios que usaron el tazón más grande, con capacidad para 532 mililitros, comieron 132 por ciento más Cheerios. Y tratándose de granola, se sirvieron 282 por ciento más cereal que una sola ración.

Si una persona comiera dos raciones de Cinnamon Toast Crunch con una sola ración de leche descremada, la ingesta calórica total sería de 350 calorías, 6 gramos de grasa y 23 gramos de azúcar, con 5.37 gramos de proteína y 5 gramos de fibra.

Una rebanada grande de pizza de queso, con corteza hecha a mano en Pizza Hut, te aportaría 290 calorías y 11 gramos de grasa, pero también te daría hasta 13 gramos de proteína y 3 gramos de fibra, asegura el sitio Web de la cadena.

Si bien Amer dice que tal vez la pizza no sea la peor opción, comparada con los cereales azucarados, Melissa Rifkin, dietista bariátrica del Centro Médico Montefiore, en Nueva York, considera que tampoco es una alternativa inteligente.

“Aun cuando la pizza puede ser una opción más saludable en sí, abrirías una ventana para que las personas aumenten su ingesta de sodio, carbohidratos y grasa a primera hora de la mañana, preparándolas para fracasar durante el resto del día”, previno a Newsweek en un correo electrónico.

Además, señala que muchas pizzas no son lo que se dice “carentes de azúcar”.

“Pizza Hut, en particular, aporta 8 gramos de azúcar y 490 miligramos de sodio por ración de salsa marinara”, escribió Rifkin.

Y según esta dietista, las pizzas congeladas tampoco salen mejor libradas. Rifkin revisó cinco marcas distintas y encontró que estaban repletas de ingredientes cuestionables, encima de la grasa y las calorías.

“También me horrorizó la lista enorme de ingredientes que contienen, incluidas algunas con jarabe de maíz de alta fructosa”, puntualizó.

Claro está, puedes preparar pizzas más saludables con menos queso, cortezas de trigo integral, y montones de verduras. O bien, Rifkin sugiere que la consumas como refrigerio, como suele hacerlo mucha gente, e iniciar el día con una primera comida más sensata, aunque menos divertida.

¿Sus propuestas? Tacos suaves de trigo integral con huevos revueltos, verduras y aguacate, para quienes prefieren un desayuno poco convencional. También puedes optar por una ración de Kashi Go Lean, el cual contiene menos azúcar que los cereales típicos, así como más proteína y fibra.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.