Now Reading:
El suicidio, ¿genético?
Full Article 3 minutes read

El suicidio, ¿genético?

Al grupo DHAM le interesa ayudar a familiares de personas que se han suicidado para informarles que, además de los factores sociales y psicológicos, hay también aspectos genéticos que influyen para que una persona se quite la vida, aseguró en entrevista Griselda Hernández Martínez, promotora de esta agrupación ciudadana enfocada a la disminución de las muertes por suicidio.

Si bien no todos los casos están fundados en una motivación genética, es necesario que todas las personas que hayan tenido la intención de suicidarse, tengan acceso a una serie de estudios que los ayuden a determinar si se trata de una relación biológica, o si se debe a algún problema mental.

Como promotora de la organización, Griselda Hernández ha estado formándose en temas vinculados con el suicidio para conocer más y generar a partir de este conocimiento líneas de acción a seguir.

Reconoció, al momento de presentar públicamente a la organización, que la falta de información fue algo que la limitó para tener herramientas que evitaran el suicidio de su hijo.

Además del desconocimiento que existe en torno a las posibilidades de los familiares para recibir terapia psicológica que los ayude a recuperarse de un hecho así, mismo que afecta de manera significativa a todos los que rodean a la persona que se quitó la vida.

A raíz de la información que ha ido recabando en torno a los factores que inciden en el suicidio, para Griselda Hernández el objetivo de la organización se modificó un poco, pues originalmente contemplaba sólo el aspecto social y psicológico, pero no el biológico.

“No soy ni psicóloga, ni especialista en salud mental como para saber qué era lo que tenía que hacer”, añadió.

Tras el acercamiento con otras personas, ya sea porque tienen algún familiar o porque alguna vez ellos mismos intentaron suicidarse, ubica al consumo de drogas como una situación recurrente.

“Hay un gran porcentaje de personas que lo toman como escape, como no saben lo que les está sucediendo, ni cómo resolver todos los conflictos que tienen a su alrededor casi siempre agarran un escape, ya sea tabaco, alcohol, marihuana y otras adicciones más fuertes como el cristal”.

Finalmente, comentó que hasta el momento la organización DHAM no tiene recursos propios suficientes para aterrizar sus proyectos, sin embargo, buscarán la forma de conseguir apoyos a través de donaciones, una vez conformados oficialmente como asociación civil.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.