Analiza INAH presencia de restos paleontológicos en Cobos | Newsweek México


Analiza INAH presencia de restos paleontológicos en Cobos



Durante la próxima semana, un equipo de paleontólogos de la oficina central del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) visitará el estado para llevar a cabo un estudio sobre hallazgos paleontológicos que pudieran encontrarse en la zona donde se pretende realizar un fraccionamiento en el Bosque de los Cobos.

Lo anterior lo informó el delegado del INAH en Aguascalientes, Héctor Castanedo Quirarte, quien señaló que desde el año pasado la empresa “Banco Interacciones S.A.” notificó su intención de construir un fraccionamiento en la zona y se mandó hacer el estudio respectivo, sin embargo, por los sismos ocurridos en la Ciudad de México en septiembre no se pudo concluir con el mismo.

“Tuvimos el problema de que se perdieron las oficinas centrales del Instituto, estructuralmente hubo diagnósticos que señalaron que ya no se podrían utilizar esas instalaciones y por ello hubo una dispersión de actividades que el área de Paleontología ya no le pudo dar seguimiento, por ello tuvimos contacto de nuevo con ellos y nos confirmaron que estarían por aquí a principios del mes de marzo”.

De acuerdo a los primeros acercamientos de la delegación del INAH, en el aspecto paleontológico se han ubicado fósiles de diversas especies de fauna en las colindancias del arroyo, pero dependiendo de la cantidad, la forma y el espacio en el que se encuentren se podrá determinar la viabilidad de desarrollar el proyecto de Banco Interacciones.

“Es muy difícil retirar los restos paleontológicos que se encuentren porque entonces no habría espacio físico suficiente para guardar todo ese patrimonio, además ya por norma el patrimonio debe conservarse en el sitio original porque si no tanto el patrimonio como el sitio original pierden su valor”, añadió.

Por otra parte, se descartó la presencia de vestigios arqueológicos en la zona, aunque en la zona correspondiente al otro lado del Arroyo de Cobos, se han ubicado restos de antiguas construcciones.

“Hay vestigios, no estamos todavía analizando a profundidad lo que existe pero lo que se ve en la superficie, ahí hay vestigios o arranques de antiguas construcciones que por el momento no podríamos identificar pero existen estos vestigios”.

El funcionario federal señaló que el Instituto no tiene facultad para emitir autorizaciones o permisos para el desarrollo de fraccionamientos, pero sí puede emitir observaciones o criterios para la realización de los mismos, por lo que al concluir el estudio harán llegar un dictamen al ayuntamiento de Aguascalientes y a la empresa promovente para señalar los alcances y condiciones que debería tener el proyecto en caso de detectarse algún riesgo para el patrimonio paleontológico.

“El dictamen final se entregará a la empresa para que ésta a su vez haga los trámites correspondientes y si hubiera alguna cuestión negativa o de conservación también nosotros se lo hacemos saber al municipio para decir ‘mira, todas estas hectáreas se pueden utilizar, pero existe un área que se debe conservar’”.

Cabe destacar que los estudios realizados por la delegación del INAH, no son vinculantes con los de carácter ambiental que tiene en su encargo la delegación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), por lo que podrían darse a conocer posterior a la resolución sobre la solicitud del impacto ambiental para el proyecto denominado “Fraccionamiento Los Cobos”.

“Cada quien está haciendo lo propio”, concluyó Castanedo Quirarte.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.