Rusia reconoce accidentalmente el matrimonio gay

Rusia reconoce accidentalmente el matrimonio gay

Rusia


Rusia reconoció accidentalmente el matrimonio homosexual por primera vez después de que una pareja de recién casados encontró una laguna legal en Moscú y la explotó.

Yevgeny Voytsekhovsky y Pavel Stotzko, se casaron en Copenhague, Dinamarca, a principios de este mes y al regresar a su país de origen, la pareja pidió a los funcionarios rusos que reconozcan su certificado de matrimonio.

Pero en lugar de rechazar su pedido, un trabajador oficial marcó la página de estado civil en sus pasaportes “sin ninguna pregunta”, informó The Moscow Times.

“Ni siquiera cambió su expresión”, dijo la pareja a Dozhd TV el jueves.

Aunque es ilegal registrar matrimonios del mismo sexo en Rusia, la ley establece que todos los matrimonios del extranjero serán reconocidos si se procesa legítimamente en el país en el que ocurrió.

Las excepciones son las uniones expresamente contrarias al Artículo 14 del Código de Familia, que prohíbe los matrimonios incestuosos y la bigamia, pero no excluye los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Pavel Stotsko compartió la foto de su pasaporte en Facebook el pasado viernes como prueba de que su unión con Voytsekhovsky fue inmortalizada en la documentación oficial. También afirma, en el post, que la laguna fue la razón por la que podrían convertirse en la primera pareja del mismo sexo en ser reconocida en Rusia.

Ese mismo día, Moscú negó el sellado de los pasaportes en un comunicado publicado en línea en el sitio web oficial del sector público.

“Los empleados de los centros de servicios estatales no sellan los pasaportes. Por lo tanto, la información indicada en las noticias es falsa”, decía la declaración, refutando las afirmaciones de la pareja que se emitieron en Rain TV.

Los diputados rusos dicen que la legislación debe hacerse para cerrar la laguna del matrimonio gay.

La homosexualidad en Rusia fue despenalizada en 1993, sin embargo, todavía se considera plagada de homofobia.

En 2013, el Kremlin aprobó una “ley de propaganda gay” que prohibía la distribución de “propaganda de relaciones no tradicionales” entre los menores de 18 años. Según los legisladores, la ley federal se aprobó para proteger a los niños de la exposición a los llamados “homonormatividad” ya que supuestamente contradijo los valores familiares tradicionales.

Las organizaciones civiles y especialistas han criticado la ley por perpetuar la violencia homofóbica y el estigma en Rusia.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.