Las proyecciones 3D al estilo "Star Wars" están muy cerca


No es ficción: las proyecciones 3D al estilo “Star Wars” están más cerca de lo que pensabas

Star wars


Un grupo de físicos ha desarrollado un sistema láser y de partículas que produce imágenes tridimensionales en movimiento que parecen flotar en el aire. Los creadores de esta tecnología han aclarado que no se trata de un holograma ya que funciona con principios diferentes que pueden tener ventajas sobre los empleados en este tipo de proyecciones.

Daniel Smalley, el creador de estas proyecciones, explicó para un texto publicado en la revista Nature que siempre soñó con construir el tipo de hologramas 3D que inundan las películas de ciencia ficción. Sin embargo, confesó que cuando vio a Tony Stark empujar sus manos a través de la proyección de una armadura en 3D, en la película Iron Man de 2008, se dio cuenta de que nunca podría lograr eso usando holografía ya que la mano del Vengador bloquearía la fuente de luz del holograma.

“Eso me irritó”, explicó Smalley, un físico de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah. Sin embargo, en lugar de olvidar el tema trató de encontrar la forma de evitar eso.

El equipo de Smalley adoptó una técnica conocida como pantalla volumétrica, para crear imágenes en movimiento en 3D que los espectadores pueden ver desde cualquier ángulo.

Nature refiere que esta tecnología se acerca más que ninguna otra a la recreación de la proyección 3D de la llamada de ayuda de la Princesa Leia del episodio IV de Star Wars.

“Esto está haciendo algo que un holograma nunca puede hacer, ofreciéndote una vista completa, una pantalla estilo Princess Leia, porque no es un holograma”, dijo Miles Padgett, físico óptico de la Universidad de Glasgow, Reino Unido.

La publicación científica explica que esta técnica funciona más como un Telesketch de alta velocidad, ya que utiliza fuerzas transmitidas por un conjunto de rayos láser casi invisibles para atrapar una sola partícula -de una fibra vegetal llamada celulosa- y calentarla desigualmente. Eso les permite a los investigadores empujar y tirar de la celulosa. A la par que esto sucede, un segundo conjunto de láseres proyecta la luz visible -que puede ser de color roja, verde y azul- sobre la partícula, iluminándola a medida que se mueve a través del espacio.

“Los seres humanos no pueden discernir imágenes a velocidades superiores a 10 por segundo, por lo que si la partícula se mueve lo suficientemente rápido, su trayectoria aparece como una línea continua, como una bengala que se mueve en la oscuridad. Y si la imagen cambia lo suficientemente rápido, parece moverse. La pantalla puede superponerse en objetos reales y los espectadores pueden caminar alrededor de ella en el espacio real”, detalla Nature.

De momento, las imágenes creadas por esta técnica son pequeñas y  solo se pueden crear dibujos de líneas simples como una espiral en movimiento y el contorno estático de una mariposa.

William Wilson, investigador en nanotecnología de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, refirió que la tecnología necesita aún un desarrollo sustancial, reconoce que se trata de un diseño simple con un gran potencial de mejora.  “Es un triunfo tecnológico. Desearía que fuese mío.”

La publicación menciona que este enfoque tiene muchas ventajas sobre las técnicas de visualización en 3D existentes ya que mientras la tecnología Hologram crea imágenes 3D enviando luz a través de una pantalla 2D que contiene una red de difracción, las pantallas volumétricas recrean físicamente una imagen en el espacio 3D.

Pero para crear imágenes realistas, con imágenes móviles complejas y visualizaciones más grandes, los físicos necesitarán encontrar formas de acelerar el movimiento de las partículas y controlar varias de ellas a la vez.

Smalley dice que tiene ideas sobre cómo abordar estos dos problemas. “Si progresamos tanto en los próximos cuatro años como lo hicimos en el último, creo que tendremos éxito al mostrar un tamaño útil”, dice.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.