Qué revelaron unos mensajes privados de Puigdemont y por qué causaron un ‘terremoto’ en Cataluña


Qué revelaron unos mensajes privados de Puigdemont y por qué causaron un ‘terremoto’ en Cataluña

Puigdemont


El líder independentista Carles Puigdemont admitió haber tenido momentos de duda sobre su candidatura a presidir nuevamente Cataluña, que dice mantener, tras la difusión por una televisión española de una serie de mensajes privados en los que parecía tirar la toalla.

El espacio del canal privado Telecinco, “El Programa de Ana Rosa”, publicó los mensajes enviados por Puigdemont la noche del martes a Toni Comín, antiguo miembro de su gobierno independentista que fue destituido en bloque por Madrid tras la fallida declaración de independencia del 27 de octubre.  

Los mensajes, fotografiados por un periodista de Telecinco en la pantalla del teléfono móvil de Comin en Bélgica, revelan la frustración de Puigdemont tras la suspensión del pleno del Parlamento catalán. Foto vía Twitter.

En estos mensajes enviados a través de la aplicación de mensajería cifrada Signal, Carles Puigdemont asegura haber sido “sacrificado” y que el “plan de Moncloa”, la sede del gobierno español, para impedir su investidura ha triunfado.

A cambio, los independentistas actualmente en prisión preventiva podrían ser liberados, según deja intuir.

Puigdemont da por “acabado” el plan soberanista con el que abrió una crisis institucional sin precedentes en España, lo que causó un giro inesperado en la crisis independentista en Cataluña.

“Volvemos a ver los últimos días de la Cataluña republicana. El plan de Moncloa triunfa”, escribió Puigdemont este martes generando un terremoto de reacciones políticas en España.

El entorno independentista evitó confirmar los mensajes, pero el propio Puigdemont los asumió como propios. “Soy humano y hay veces que también dudo. También soy el president y no me arrugaré ni me echaré atrás, por respeto, aprecio y compromiso con los ciudadanos y el país. ¡Seguimos!”, escribió en Twitter.

La cadena obtuvo los mensajes filmando de escondidas la pantalla del teléfono de Comín, durante un acto del partido nacionalista flamenco N-VA en Bélgica, donde el ex ministro regional y Puigdemont se encuentran instalados esquivando una investigación en España por rebelión y sedición.

Al mismo tiempo que escribía estos mensajes, se publicó en las redes sociales de Puigdemont un vídeo donde aseguraba ser el único candidato posible a la investidura y pedía “unidad” al independentismo.

Juntos hasta la plenitud de nuestra libertad, dijo Puigdemont en un mensaje difundido en redes sociales previo a la filtración. 

 Los mensajes se habrían enviado horas después de que el presidente del Parlamento catalán, el independentista Roger Torrent, aplazara la sesión de investidura de Puigdemont programada para el martes.

Torrent estimó que debía posponerla para poder investir a Puigdemont con “garantías” de que la resolución no fuera suspendida por la justicia o él no fuera detenido si intentaba asistir al debate.

El anuncio sorprendió al grupo parlamentario de Puigdemont, Juntos por Cataluña, que lamentó no haber sido informado, y también la izquierda independentista radical CUP, que lo calificó de “grave error político”.

Puigdemont lleva tres meses prófugo en Bruselas y sería detenido si vuelve a España, donde es investigado por cinco delitos vinculados a su plan independentista.

Los mensajes filtrados generaron una ola de reacciones. Uno de los mensajes más duros fue el del portavoz del Partido Popular (PP) en el Congreso, Rafael Hernando, que tildó a Puigdemont de “zombi político”.

El líder del PP, Xavier García-Albiol, por su parte, ironizó sobre la filtración al decir que “por primera vez en mucho tiempo Puigdemont tiene razón en lo que dice. Ahora solo falta que él y el independentismo lo asuman lo antes posible y volvamos a la normalidad”.

En el mismo sentido se expresó la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría: “ha llegado el momento de que se asuma públicamente lo que se dice en privado”.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, señaló “Puigdemont está en una empresa personal” y dijo que “los intereses de una persona no pueden condicionar el futuro de un pueblo”.

(Con información de AFP) 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.