El EI llama a atacar a quienes celebren Año Nuevo | Newsweek México


El EI llama a atacar a quienes celebren Año Nuevo



El afiliado somalí del grupo militante Estado Islámico (ISIS) publicó su primer video la noche del lunes, haciendo espantosas amenazas a quienes celebren las fiestas con borracheras.

El video de estreno –una grabación de casi ocho minutos y medio- inicia con la toma de un árbol de Navidad, champaña servida en una copa larga, y las voces de los asistentes haciendo la cuenta regresiva del Año Nuevo. Pero, en vez de “Feliz Año Nuevo”, después de “uno” aparece un hombre gritando “Allahu Akbar” [Dios es más grande] y los sonidos de violencia que han acompañado al grupo militante, inspirando temor en todo el mundo. A continuación, un narrador invita a los simpatizantes de ISIS a que se aprovechen de las personas intoxicadas y de las grandes reuniones por Navidad y Año Nuevo como “una nueva oportunidad” para perpetrar actos de muerte y destrucción.

“Este mensaje es para los hermanos que viven entre loskuffar [infieles]. ¿Acaso no sienten el dolor de los hermanos musulmanes que viven en Irak, Siria, Yemen, Somalia, Birmania [Myanmar] y Palestina? El profeta –salla Allahu ‘alayhi wa-sallam [las bendiciones y la paz de Dios sean con él]- prometió, ‘Elkafir [infiel] y su asesino jamás se unirán en el fuego del infierno’. Eso significa que matar a unkafir es tu boleto para salir deljahenim [infierno]”, dice a la cámara un hombre enmascarado no identificado, quien sostiene lo que parece un rifle de asalto Kalashinkov.

Un hombre armado y no identificado proclama formar parte de lo que ISIS denomina la red de apoyo global del grupo, y convoca a lanzar ataques mundiales contra quienes se oponen al grupo y su interpretación ultraconservadora y violenta del islam, en una imagen fija de lo que parece ser el primer video del afiliado somalí oficial de ISIS, compartido el 25 de diciembre de 2017. FOTO: ESPECIAL

“Y, por último, sepan esto: el Estado Islámico ha llegado para quedarse. Vamos a luchar y seguiremos luchando hasta gobernar el mundo entero por lasharia y por esta bandera negra dela ilaha illa Allah [no hay más Dios que Dios]. Nos levantaremos desde Washington hasta Moscú, desde Europa hasta China, y nada hay que pueda detenernos”, añadió, antes de citar un verso del Corán.

Con objeto de mofarse de las tradiciones alcohólicas de la vida nocturna de fin de año, ISIS tomó escenas de un video YouTube viral subido el año pasado por un portero canadiense, quien se puso una cámara GoPro en el pecho mientras lidiaba con hordas de parroquianos de Año Nuevo en The Gatsby Soundhouse and Bar en London, Ontario. El autor del video no estuvo disponible para comentarios cuando Newsweek intentó contactarlo.

En el clip de Somalia, ISIS se dirigió a su red global de apoyo reiterando, varias veces, la orden de “cazarlos”, para lo cual mostró una mira de rifle apuntando a religiosos cristianos, incluido el papa Francisco. También dio a sus espectadores la instrucción de “atacar sus iglesias en Oriente y Occidente”. Además, presentó escenas de un francotirador que montaba un rifle en un techo desde donde dominaba el centro de Denver, Colorado, así como escenas de la Ciudad de Nueva York donde, a principios de este mes, ocurrió el ataque más reciente inspirado por ISIS.

El sospechoso de 27 años, quien resultó herido junto con algunas personas al detonar una bomba de tubo en un andén subterráneo cerca de la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria –el centro de transportación más activo de la ciudad-, manifestó a las autoridades que concibió el complot al ver los carteles navideños y porque estaba furioso por el bombardeo estadounidense en el territorio controlado por ISIS, según informes deNBC News. Si bien el terrorista frustrado no causó lesiones graves, excepto a sí mismo, un ataque con camión inspirado en ISIS el Día de Brujas, ocurrido en el lado Oeste de Manhattan, cobró las vidas de ocho personas, convirtiéndose en el acto terrorista más mortífero registrado en la ciudad desde el 9/11.

En los días previos a la Navidad, ISIS y sus seguidores han lanzado numerosas amenazas contra las multitudes congregadas y los lugares de reunión populares, ninguna de las cuales se había llevado a cabo cuando la fiesta cristiana se celebró este lunes. Según informes, el FBI impidió que un ex marine bombardeara el famoso Muelle 39 de San Francisco en represalia por la decisión del presidente Donald Trump de mudar la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, medida que ha desatado la ira en todo Medio Oriente y el exterior en apoyo a los palestinos, quienes también reclaman la Ciudad Santa.

Si bien ISIS ha sido derrotado y expulsado de sus bastiones en Irak y Siria, se desconocen el destino y el paradero de su líder, Abu Bakr al-Baghdadi, y el grupo conserva su influencia en áreas controladas de otras regiones, como la Península Arábiga, el Cáucaso, Asia Central y del Sur, África del Norte y Subsahariana, y las Filipinas. Se cree que la emboscada de octubre en que murieron cuatro militares estadounidenses y cinco miembros del personal local de Níger fue perpetrada por un grupo afiliado con ISIS, mas sus nexos directos con los militantes han sido cuestionados por los expertos. E ISIS no se ha adjudicado la responsabilidad del mortífero ataque.

La policía de Nueva York hace guardia en una esquina de Times Square al día siguiente que un hombre detonara, prematuramente, una bomba suicida en la cercana Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria, el 12 de diciembre, en la Ciudad de Nueva York. El incidente puso de relieve la amenaza de los llamados ataques de “lobos solitarios” inspirados por ISIS, mientras la ciudad más poblada de Estados Unidos se preparaba para su celebración de Año Nuevo, mundialmente famosa. FOTO: GETTY

Mientras Trump escala las operaciones para combatir a ISIS y al poderoso afiliado local de al-Qaeda, conocido como Al Shabab, la historia sangrienta y controversial de Estados Unidos con Somalia vuelve a la luz. En 1993, meses después de un ataque aéreo estadounidense en el que perecieron docenas de civiles somalíes que se hallaban congregados en lo que el Ejército de Estados Unidos consideraba una casa militante segura, insurgentes somalíes derribaron dos helicópteros Black Hawk y mataron a 18 soldados estadounidense en la Batalla de Mogadiscio, relatada posteriormente en la novelaBlack Hawk Down, de 1999,y en la película del mismo nombre estrenada en 2001.

Al cabo de casi 24 años, Estados Unidos ha sufrido su primera baja en Somalia desde entonces: durante una redada emprendida en mayo contra un complejo de Al-Shabab.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.